Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Vahle España, S.A.U. - Estaciones de recarga de vehículos eléctricos

Vahle Park-N-Charge

Sistemas de carga inductivos: recarga sin cable

Foto de Sistemas de carga inductivos
La industria automovilística se encuentra ante grandes retos: los coches deben ser más respetuosos con el medio ambiente, más seguros y más económicos, todo ello manteniendo el placer de conducir.

Quien quiera conducir hoy un coche eléctrico, debe conectar un cable a la toma de corriente para cargar la batería y, sin más puntos de carga, la autonomía del acumulador limita el alcance del posible recorrido.

Mediante la estación de carga inductiva, Vahle proporciona una solución revolucionaria para superar estos retos y el Park-N’-Plug (Aparca y Conecta”) se convierte en Park-N’-Charge (“Aparca y Carga”).

La estación de carga inductiva emplea el sistema de electrificación sin contacto CPS de Vahle: esta tecnología se ha empleado en multitud de proyectos industriales, sobre todo en el sector de la automoción, donde desde 1998 ya se han desarrollado más de 500 proyectos con más de 1.000 vehículos de transporte. El Sistema CPS ofrece uso confortable, ahorro de tiempo y seguridad

Funcionamiento del sistema inductivo:

Las estaciones de carga para vehículos eléctricos, ya sean coches, autobuses o camiones, se pueden situar en aparcamientos y garajes. Basta aparcar el coche frente a la estación de carga inductiva para recargar, sin contacto, sus acumuladores, prescindiendo completamente de cables y conectores.

La transmisión de energía funciona por el principio de la inducción, de modo similar al de un transformador. La parte fija del sistema se compone de una bobina, situada en la estación de carga a la altura de la matrícula. Y en el vehículo, un captador, denominado pick-up, está situado detrás de la placa de matrícula. La corriente que circula por el primario genera un campo magnético que induce una corriente en el pick-up con la se carga la batería.

Mediante un equipo adicional es posible realizar una comunicación de datos continua entre la estación de carga y el vehículo, lo que puede ser de interés para la facturación del proceso de carga.

Los sistemas de electrificación sin contacto permiten, respecto de las actuales soluciones que emplean cables, una mayor comodidad a la hora de realizar el proceso de carga. El proceso de carga presenta varias ventajas ya que se realiza sin la participación del conductor y elimina los engorrosos procesos de conexión. Durante el proceso de carga no hay cables tirados por el suelo, lo que aumenta la seguridad frente a vandalismo y accidentes. Además, hace innecesario el llevar un cable de carga en el coche.

Ya que el proceso de carga se realiza sin conectores, se eliminan piezas consumibles, recambios, y roturas intencionadas.

El sistema es totalmente apto para el día a día ya que la transferencia de energía sólo tiene lugar cuando el vehículo está situado frente a la estación de carga.

La carga de corriente tiene lugar de modo totalmente automático, sin la participación del conductor, por ejemplo en garajes particulares, edificios de parking y aparcamientos al aire libre.

Ventajas del sistema:

- Proceso de carga sencillo, sin participación del conductor.

- Sin conectores. Inicio automático del proceso de carga.

- No hay cables molestos alrededor del coche. No hace falta llevar un cable de carga en el coche.

- Sistema antivandálico y a prueba de sabotajes.

- 100% seguro frente a contactos fortuitos, ya que todas las piezas están aisladas.

- Posible ayuda de posicionado del vehículo.

- Posible transferencia de datos entre estación de carga y vehículo.

- Posible personalización de la columna, con logo y color corporativo del cliente.

Datos técnicos de la estación de recarga:

- Potencia de salida: 3 kW.

- Rendimiento: >90%.

- Frecuencia de trabajo: 100 -140 kHz.

- Carga inductiva.

- Red de alimentación monofásica: Conexión (L, N, PE)

- Tensión de alimentación: 230 V.

- Intensidad: 16 A.

- Frecuencia: 50 Hz.

- Grado de protección IP 65.

- Tipo de protección Categoría 1.

- Peso: 140 kg (estación de carga).

- Normas aplicables: IEC 61439-7, ACSEV.