Posicionamos su web SEO / SEM

Fluke Ibérica, S.L. - Medidores de resistencia de ‘tierra’

Fluke 1623-2 y 1625-2

Medidores de resistencia a tierra: verificaciones rápidas de puesta a tierra de los equipos eléctricos

Foto de Medidores de resistencia a tierra
Fluke presenta los medidores de resistencia a tierra 1623-2 y 1625-2 con funciones y accesorios mejorados que aceleran la verificación de la conexión de puesta a tierra de los sistemas eléctricos, lo que ayuda a resolver problemas de calidad de eléctrica y reducen el riesgo de electrocución para los usuarios.

Los estudios han demostrado que hasta un 15% de los problemas de la calidad eléctrica están relacionados con una mala puesta a tierra. Los medidores de resistencia de puesta a tierra de Fluke permiten identificar puestas a tierra deficientes, ayudando a aumentar el tiempo de actividad.

Los comprobadores de puesta a tierra de Fluke ayudan a los ingenieros y electricistas a cumplir con la normativa eléctrica, requerimientos de ingeniería y reglamentos locales para garantizar que, en caso de caída de rayos o sobretensiones en las redes eléctricas, la corriente encuentra un camino seguro a tierra. Llevan a cabo los cuatro tipos de medidas de resistencia a tierra típicos: caída de potencial a 3 y 4 polos, resistividad del terreno a 4 polos, medida selectiva sin desconexión de la puesta a tierra del sistema y la prueba sin picas.

Los comprobadores cuentan con memoria interna y conectividad USB para un fácil almacenamiento de hasta 1.500 registros con fecha y hora, y la descarga rápida de las mediciones a un ordenador, lo que elimina la necesidad de transferir los datos manualmente. Adicionalmente, se ha aumentado el tamaño de la pantalla para que sea más fácil la lectura de las medidas en cualquier entorno.

Los accesorios incluyen carretes de cable de fácil uso, robustas picas que se clavan con facilidad incluso en los terrenos más duros, cables codificados con colores y un maletín de transporte muy práctico y duradero. Todo ello para hacer que las pruebas sean más rápidas y obtener mejores resultados.

El modelo 1625-2 ofrece funciones avanzadas como el control automático de frecuencia (AFC), que identifica la existencia de interferencias en el terreno y selecciona la frecuencia de medida más adecuada para proporcionar valores más exactos; o la medida de R* para calcular la impedancia de puesta a tierra a 55 Hz y mostrar así, con mayor precisión, la resistencia que se experimentaría ante una falta a tierra. También dispone de límites ajustables para poder realizar así pruebas más rápidas e indicación en pantalla de la autonomía de la batería.

Los medidores de resistencia de puesta a tierra 1623-2 y 1625-2 se pueden comprar en versiones básicas o en kits que incluyen además del medidor, cables de prueba, pinzas, batería, picas, carretes de cable y maletín. Como accesorio opcional está disponible un transformador de núcleo partido de 320 mm (12,7 pulgadas) para la realización de las pruebas selectivas en las bases individuales de las torres eléctricas de media y alta tensión.