IBC Solar - Inversores para energía solar

Inversores solares: existen cerca de 150 clases de inversores en el mercado

Foto de Inversores solares
Los inversores transforman la corriente continua generada por los módulos solares en corriente alterna (230V) que se usa para alimentar los dispositivos eléctricos.

Existen diferentes tipos de inversores con diferentes topologías.

Los inversores de conexión a red se utilizan en plantas generadores de energía que vierten la energía generada directamente a la red eléctrica.

Todos los inversores de conexión a red pueden ser clasificados como inversores string cuando son monofásicos, y como inversores centrales cuando son trifásicos.

Dentro de los inversores de conexión a red podemos encontrar inversores con transformador, que proporcionan aislamiento galvánico a la instalación y aumentan así la seguridad eléctrica. Estos inversores se pueden utilizar con cualquier tipo de módulo.

Además, existen inversores sin transformador (TL), que utilizan un sistema alternativo para proporcionar aislamiento galvánico y no pueden ser utilizados con módulos de capa fina. Estos inversores tienen como principal ventaja una mayor eficiencia que los inversores con transformador y un peso más reducido.

Los inversores de sistemas back-up aseguran el suministro ininterrumpido de corriente mediante su arranque inmediato en caso de fallo de suministro por parte de la compañía eléctrica.

Existen cerca de 150 clases de inversores en el mercado.

El equipo de IBC Solar conoce las diferencias y puede asesorar sobre qué inversor se adapta mejor a su aplicación, en función de las características específicas de cada proyecto.

Es imprescindible asegurarse siempre de que los inversores se instalan en un lugar adecuado. La ubicación ideal es un lugar fresco, como un sótano. En los lugares en los que se alcanzan temperaturas altas, se recomienda montar el inversor con un sistema de ventilación forzada para protegerlo del sobrecalentamiento.