Pilz Industrieelektronik, S.L. - Safe Automation - Interruptores, pulsadores, selectores y pilotos

Pilz PSEN 2.2

Interruptor de seguridad: magnético y a distancia

Foto de Interruptor de seguridad
Con PSEN 2.2, Pilz saca al mercado un interruptor de seguridad caracterizado por tener forma redonda, cilíndrica, y por un intervalo de conmutación grande de 8 a 16 milímetros. El interruptor de seguridad magnético, sin contacto, sirve para supervisar las posiciones y las puertas protectoras. Pilz amplía de esta forma la oferta en el área de los sensores seguros.

Las ventajas del amplio intervalo de conmutación de PSEN 2.2 son un significativo desplazamiento lateral, con la consecuencia de medidas de montaje más tolerantes, y la insensibilidad a las vibraciones y la oscilación de las puertas protectoras.

Con el PSEN 2.2, Pilz ofrece, además de la variante angular PSEN 2.1, un interruptor de seguridad redondo adecuado para cada requerimiento de instalación. La construcción pequeña y compacta del sensor PSEN 2.2 permite integrarlo óptimamente en el entorno de trabajo existente.

El PSEN 2.2 representa una solución completa y segura en combinación con las unidades de evaluación siguientes: los dispositivos de seguridad PNOZelog y PNOZmulti, los sistemas programables de seguridad PSS y el sistema de bus seguro SafetyBUS p.

La solución completa tiene una homologación BG según EN 60 947-5-3 para aplicaciones hasta la categoría 4 según EN 954-1.

PSEN 2.2 ofrece además seguridad de manipulación mediante una protección codificada según VDE 0660. Otras ventajas son la insensibilidad a golpes y vibraciones, la larga vida útil del producto gracias a la ausencia de desgaste mecánico y la facilidad y comodidad de conexión mediante cables enchufables. La hermeticidad al agua y al polvo conforme al tipo de protección IP67 permiten utilizar el interruptor de seguridad PSEN 2.2 en ámbitos muy variados: de la construcción de máquinas e instalaciones clásica a la industria alimentaria, de embalajes y farmacéutica, caracterizadas por los rigurosos requerimientos aplicados en materia de higiene.