Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Igus, S.L.U - Canales y sus accesorios; portacables fijos y móviles

Igus

Cadenas portacables: amplían las posibilidades de realizar movimientos circulares

Foto de Cadenas portacables
Para los usuarios que buscan cadenas portacables para espacios reducidos o desean soluciones más duraderas que enrolladores de cables, Igus cuenta con la “e-spool”. El sistema combina dos tipos diferentes de cadenas portacables: Una cadena portacables estándar de las series E2 o E4 es conducida por un carrete y asegura con ayuda de un muelle recuperador que lleva integrado que en todo momento la cadena tenga la longitud y tensión exacta. En la posición de partida, la cadena está completamente enrollada para ahorrar espacio. El twisterband une el rodillo con el soporte del eje que actúa como punto de intersección con los cables que están fijos. En los “clásicos” enrolladores de cables, esta tarea la suelen asumir los contactos deslizantes. El concepto “e-spool” destaca por ser mucho más flexible, ya que a diferencia de los contactos deslizantes permite conectar también cables para datos, aire y líquidos de forma ininterrumpida y, lo que es más, permite recambiarlos o modificarlos en cualquier momento. La twisterband TB 30 dispone de suficiente espacio para diámetros de cable de hasta 16 mm. Si se requiere más espacio, el twisterband también puede acercar los cables por ambos lados a la bobina de la cadena.

Las cadenas portacables estándar pueden emplearse para realizar movimientos circulares gracias al llamado radio de flexión posterior (RBR). Colocadas en posición lateral y guiadas a través de carriles con una estructura especial dividida se pueden conseguir movimientos circulares de hasta 600 grados. Aquí, los extremos de la cadena portacables están fijados, respectivamente, al anillo interior y exterior. Opcionalmente, uno de los anillos puede estar fijo, mientras que el otro rota. Para realizar ángulos de giro aún más grandes, los ingenieros de igus han diseñado el nuevo producto MRM (módulos de rotación múltiple) que permite llevar a cabo movimientos de rotación mucho más grandes sobre la base de cadenas portacables estándar con radio de flexión posterior y los carriles de guiado divididos correspondientes.

La idea subyacente es similar a una pila de monedas, o sea, un sistema en el que varios subsistemas se superponen y unen formando un sistema completo. La rotación máxima de los diferentes niveles se va sumando. De esta forma, se consiguen movimientos giratorios de hasta 900 grados y más. El principio de funcionamiento es muy simple: En cuanto se alcanza el ángulo de giro definido del anillo inferior, el módulo inmediatamente superior es arrastrado mediante un sencillo sistema de topes. Gracias a este truco, el sistema completo necesita un solo control. Su estructura reduce posibles fuentes de fallos. Con ello, el sistema MRM es ideal para aplicaciones giratorias en las que son frecuentes las grandes cargas y entornos con condiciones ambientales difíciles.

La “c-chain” de Igus abastece, girando de forma continua y sin viajes de ida y vuelta innecesarios, pinzas, sensores y otras unidades que transportan energía, datos y medios. Introducida hace casi dos años, los especialistas en polímeros de igus han adquirido entretanto mucha experiencia con aplicaciones en las que se utiliza la “cadena portacables e-chain”.

El objetivo es facilitar a los ingenieros la construcción de las soluciones individuales más diversas utilizando el número más reducido posible de componentes. Además, la modularización permite un montaje y una remodelación rápida y, por consiguiente, económica. El elemento central de la “c-chain” son las estables cadenas portacables de plástico de la serie E4.1 con una altura interior de 21, 28, 32, 42, 56 u 80 mm. Un sistema especial de carriles de guiado compuestas de uno (versión horizontal) o dos (versión vertical) perfiles en U puede adquirirse con una longitud de 0,5 m, 1 m y 2 m. El sistema lo completan piezas terminales correspondientes que varían en función del tamaño y del radio del sistema, y perfiles especiales de aluminio facilitan a los usuarios la fijación de la unidad completa.

La cadena portacables termina en uno de los extremos en un arrastrador que establece la conexión con las unidades rotatorias. La energía, los datos y los medios acceden al sistema a través de un paso giratorio. Este paso giratorio, con el brazo de conducción incluido, se elige de forma individual dependiendo de la combinación de las líneas de alimentación requeridas. En el caso especial de grandes tramos suspendidos, los usuarios pueden elegir entre un soporte de deslizamiento integrado que sirve de apoyo al ramal superior y el sistema de guiado horizontal “guidelok” de probada eficacia. Actualmente, el trayecto máximo de desplazamiento de la “c-chain” es de 50 m en aplicaciones horizontales y de 30 m en aplicaciones laterales verticales alcanzándose una velocidad de hasta 3 m/s y una aceleración de hasta 30 m/s2. Las posibilidades de aplicación son igual de variadas que en el caso del sistema modular: desde el sistemas de manipulado, pasando por dispositivos de llenado y extracción, alimentadores y pick & place hasta sistemas unidos, portales, cintas transportadoras inteligentes y sistemas de transporte.

El sistema modular para movimientos circulares de Igus lo completan las series twisterband existentes para movimientos giratorios de hasta 7000 grados en espacios mínimos y el amplio programa twisterchain “desde almacén” (que permite ángulos de giro de hasta 540 grados) y los módulos RBR monocapa.