Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Visión general de la normativa y requisitos aplicables a los distintos tipos de cascos de protección

¡Cuidado con la cabeza!

Asepal, Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual

05/02/2018
La cabeza encierra y protege el órgano más importante de todo el organismo: el cerebro. La necesidad de proteger este órgano vital debería ser algo más que obvio; sin embargo, los datos sobre accidentabilidad en el trabajo del Ministerio de Empleo y Seguridad social del año 2016 arrojan un total de 14.610 accidentes ocurridos en la cabeza por choque o caída de objetos, lo cual hace desconfiar de que esa necesidad obvia de proteger la cabeza, sea tan obvia para muchos trabajadores.
foto
Si bien los Equipos de Protección Individual (EPI) son un recurso de protección al que se debe llegar únicamente cuando se han tomado en consideración el resto de las medidas preventivas contempladas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Su uso correcto supone en muchos casos, una medida preventiva crucial para la correcta protección de los trabajadores. Para su uso correcto, se deben seguir las indicaciones del RD 773/1997 sobre selección y uso de los EPI por parte de los trabajadores. Uno de los pasos que se debe tener en cuenta en este proceso de selección es el de saber la normativa aplicable a los equipos que deberemos utilizar con el fin de conocer los niveles de prestación del EPI y así poder proporcionar al trabajador el tipo y nivel de protección necesaria.

Principales riesgos a cubrir

Los cascos de protección están destinados a proteger el cráneo de agresiones tales como: caída de objetos, choques contra objetos inmóviles, aplastamiento lateral, contactos eléctricos, calor, llamas, etc. En la tabla 1 se puede ver una relación no exhaustiva de los principales riesgos que deben cubrirse en la cabeza son los siguientes:

Tabla 1: Relación no exhaustiva de riesgos a cubrir por los cascos de protección

Riesgos

Origen y forma

Factores que deben tenerse en cuenta desde el punto de vista de la seguridad para la elección y elección del equipo

Acciones mecánicas

Caídas de objetos, choques

Capacidad de amortiguación a los choques

Resistencia a la perforación

Aplastamiento lateral

Rigidez lateral

Puntas de pistola para soldar plásticos

Resistencia a los tiros

Acciones eléctricas

Baja tensión eléctrica

Aislamiento eléctrico

Acciones térmicas

Frío o calor

Mantenimiento de las funciones de protección a bajas y altas temperaturas

Proyección de metal en fusión

Resistencia a las proyecciones de metales en fusión

Falta de visibilidad

Percepción insuficiente

Color de señalización/retrorreflexión

 

Normativa aplicable a los cascos de protección

La función primaria de un casco es proteger el cráneo frente a la caída de objetos y otros riesgos que puedan amenazar la parte superior del cráneo, como contactos eléctricos, calor y llamas, etc. En la tabla 2 se hace una rápida descripción de la normativa aplicable a los cascos de protección.

Tabla 2: Normativa aplicable a los cascos de protección

Norma

Descripción

EN 397:2012+A1:2012

Cascos industriales de seguridad. Protegen al usuario de caídas de objetos en la parte superior de la cabeza.

EN 812:2012

Cascos contra golpes para la industria. Ofrecen protección a la cabeza contra golpes contra objetos inmóviles. Este tipo de cascos no están destinados a proteger contra la caída de objetos.

EN 14052:2012+A1:2012

Cascos de altas prestaciones para la industria.  Ofrecen una protección superior contra la caída de objetos e impactos fuera de la parte superior de la cabeza que los cascos industriales de seguridad.

EN 12492:2012

Cascos para montañeros. Van equipados obligatoriamente con un sistema de sujeción para mantener el casco en su sitio.

EN 50365:2002

Cascos eléctricamente aislantes para uso en baja. Se usan en trabajos en tensión o en la proximidad a partes en tensión en instalaciones de hasta 1000 V en corriente alterna o 1500 V en corriente continua.

EN 443:2008

Cascos para la lucha contra el fuego en los edificios y otras estructuras.

Protegen de los riesgos derivados de la lucha contra incendios.

EN 16471:2014

Cascos de protección para bomberos forestales

EN 16473:2014

Cascos de protección para rescate técnico

Requisitos adiciones de los cascos de uso industrial

Cuando la evaluación de riesgos determina que se necesitan requerimientos de protección adicionales, puede ser necesario que el casco ofrezca protección reúna alguna de las siguientes propiedades, que en la mayoría de los casos son opcionales a los requisitos establecidos en las normas correspondientes (véase tabla 2):

  • Barboquejo: cinta que se coloca bajo la mandíbula que ayuda a mantener el casco en su sitio. En determinadas situaciones, como en trabajos en altura, es necesario el poder mantener el casco en su posición. Normas como la EN 397 incorporan este requisito como opcional, fijando también que este sistema de sujeción se libere al aplicar una fuerza de entre 150 y 250 N con el fin de evitar posibles estrangulamientos. Otras normas, sin embargo, priman que el casco se mantenga en su sitio al aplicar una fuerza determinada. Como siempre, la prestación a elegir dependerá del análisis minucioso de las condiciones particulares y casi siempre únicas del entorno de trabajo.
  • Resistencia a muy baja temperatura: supone el superar los requisitos de absorción de impactos y resistencia a la penetración a -20 °C, -30 °C o -40 °C (éste último sólo para cascos industriales de altas prestaciones).
  • Resistencia a muy alta temperatura: al igual que en el caso de baja temperatura, este requisito prueba la capacidad del casco para la absorción de impactos y resistencia a la penetración a 150 °C.
  • Resistencia a la llama: tras una aplicación de 10 s de una llama de propano el material no arde después de 5 s tras haber retirado ésta.
  • Resistencia al calor radiante: absorción de impactos, resistencia a la penetración e incremento limitado de la temperatura en el interior del casco tras exposición a fuente de calor radiante.
  • Propiedades eléctricas: protección limitada frente a contactos accidentales y de corta duración con elementos conductores con voltaje de hasta 440 V. No confundir con aislamiento eléctrico según EN 50365:2002.
  • Deformación lateral: resistencia a la deformación provocada por una fuerza lateral.
  • Salpicaduras de metal fundido: las salpicaduras de metal fundido no deben perforar el casco, deformarlo ni hacer que éste arda después de 5 segundos tras la aplicación del metal fundido.
foto

Tabla 3: Obligatoriedad de requisitos para cascos de uso industrial

Requisito

Norma

EN 397

EN 14052

EN 812

EN 50365 y EN 397

Absorción de impactos

X

X

X

X

Resistencia a la penetración

X

X

X

X

Resistencia a la llama

X

X

O

X

Puntos de anclaje para barboquejo

X

X

X

X

Resistencia a muy bajas temperaturas

O

O

O

O

Resistencia a muy altas temperaturas

O

O

-

O

Resistencia a calor radiante

-

O

-

-

Propiedades eléctricas

O

O

O

X

Resistencia a deformación lateral

O

-

-

O

Resistencia a salpicaduras de metal fundido

O

O

-

O

X: Requisito obligatorio

O: Requisito opcional

-: Requisito no aplicable

Aunque las normas no definen unos requisitos mínimos de prestación para la capacidad de ventilación de los cascos, la mayoría de los cascos pueden presentar adicionalmente orificios en su casquete que permiten aumentar el confort del usuario. Cuestión nada baladí ya que en determinadas circunstancias, el disconfort térmico puede hacer caer en la tentación al usuario de retirarse momentáneamente el EPI, exponiéndolo así al peligro. Como siempre, una adecuada evaluación de las condiciones en las que se desarrollará la tarea constituye un elemento fundamental para la selección adecuada del EPI.

Para finalizar, no se debe olvidar que en el ámbito privado también penden riesgos sobre la cabeza que pueden tener serias consecuencias para nuestra salud y seguridad. Sólo la correcta selección y el uso adecuado de EPI debidamente certificados podrá proveer de una protección sólida y consistente que salvaguarde nuestra salud y seguridad de los riesgos que la amenazan.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación de Empresas de Equipos de Protección Personal