Albaladejo Hermanos, S.A. (Salzones Diego) - Presentación

Datos de contacto


Los Sáez, s/n (Ctra. Cartagena)
30740 San pedro del pinatar (Murcia) España
Zona en la que se ubica Albaladejo Hermanos, S.A. (Salzones Diego) (Sólo APROXIMADA)

Presentación


Albaladejo Hermanos, S.A. (Salzones Diego)

La aventura del salazón

Hace cosa de siete décadas, en la España de los años treinta, el fundador de la empresa, Diego Albaladejo Egea, instala en unos elementales cobertizos edificados en el playazo de El Mojón -cuando éste era un lugar deshabitado y silencioso, sólo frecuentado por los pescadores de San Pedro del Pinatar que todavía entonces no contaban con el actual puerto pesquero- una rudimentaria y casi artesanal industria de salar el exceso cíe las capturas de la pequeña Ilota pesquera pinatarense.

Las instalaciones del salado eran primitivas, carentes de los medios materiales adecuados, mas, eso sí, eran las primeras que en litoral del Sureste se lanzaron a la vieja aventura de la salazón riel pescado, tan en boga en tiempos riel imperio romano. La principal producción del saladero era la sardina de bota, que la incipiente organización creada por Diego Albaladejo Egea distribuía por la comarca utilizando en un principio carros de mulas, que al correr del tiempo fueron reemplazados por furgonetas, hasta llegar a los gigantescos camiones frigoríficos de hoy di.
La pequeña empresa resiste la larga marcha que supuso la posguerra del 39 y los años siguientes. La desalentadora falta de medios técnicos y económicos convierten el saladero en algo duro de soportar, mas la tenacidad del fundador -al que se habían ido uniendo en las tareas, corno ramas nuevas y vigorosas, sus hijos- consigue realizar la difícil andadura hasta llegar a tiempos más esperanzadores.

Y así, de aquellas primitivas instalaciones de la playa de El Mojón, la empresa pasa a otras modernas y espaciosas, dotadas con los adelantos de la tecnología actual y adecuada a las exigencias del producto. Y, por supuesto, instalaciones mejor situadas y comunicadas, cerca de San Pedro del Pinatar, en el paraje de Los Sáez. Allí late el corazón vigoroso de una empresa original, que ocupa un puesto destacado no sólo en el panorama comercial de la Región de Murcia, sino también en el 1rankingu nacional de las industrias alimentarias.

Entre las labores de salazón que se elaboran en las factorías de “Salazones Diego” podemos citar las de la caballa, el bonito, la sardina, el estornino, el marrajo o tiburón mediterráneo, el atún y muy destacadamente las huevas de corvina, de merluza y de otras especies, entre cuyas especialidades destaca, con singular carácter de exclusiva mundial, la hueva de mujol, auténtica exquisitez levantina, de origen marmenoreño, que ya empieza a ser debidamente apreciada, corno excelente aperitivo, en las buenas mesas.

La red de distribución comercial de la empresa está ampliamente ramificada por todos los lugares de la geografía española y acerca a distantes mercados unos artículos disfrutados casi exclusivamente hasta ahora por levantinos y andaluces.