Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

C.R.D.E. Espárrago Huétor-Tájar - Espárrago

Espárragos de Huétor-Tájar: también conocidos como espárragos verdes-morados, en la zona

Foto de Espárragos de Huétor-Tájar

El espárrago de Huétor -Tajar cuenta con Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) desde el año 1996 por la Junta de Andalucía, e inscrita en el Registro Comunitario de I.G.P. desde marzo del año 2000. Se trata de una variedad autóctona muy antigua de espárrago de tipo triguero. Su cultivo en las vegas de Huétor-Tájar (provincia de Granada) data de la década de 1930, iniciado por agricultores de esta localidad granadina a partir de la implantación de semillas de esparragueras silvestres.

El espárrago autóctono de Huétor-Tájar, conocido en la zona también como espárrago verde-morado, se comercializa en fresco y en conserva. Es un espárrago cultivado tipo triguero, similar al triguero silvestre, muy apreciado por su delicado sabor amargo y dulce así como por su profundo aroma. Otros espárragos verdes cultivados proceden de semillas de origen estadounidense.

Este espárrago presenta calibres de delgados a medios (4 a 12 mm), color del turión verde-morado, de cabeza acuminada o aguda, tallo recto y cilíndrico, sabor amargo-dulce e intenso aroma, así como textura carnosa y firme.

La marca con la cual se comercializan estos espárragos para su consumo en fresco se conoce como ‘Los Monteros’. Un espárrago que se presenta en manojos de 500 gramos, y en conserva (botes cilíndricos de 205 y 1.500 gramos escurridos). Desde la recogida de los espárragos trigueros hasta su expedición se tarda menos de 24 horas, lo que unido a unas condiciones de temperatura en el transporte entre 4 y 6 °C, hace que el espárrago fresco de Huétor -Tájar llegue a los mercados en excepcionales condiciones de frescura.

Actualmente se encuentra en un programa de selección y mejora vegetal, para obtener plantas homogéneas, y más productivas que las ya existentes. Una de las líneas de selección que se están desarrollando es potenciar el sabor amarguidulce propio de este espárrago, y que es debido a unas sustancias de naturaleza esteroide llamadas ‘sapogeninas’, las cuales además de ser las responsables del conocido efecto diurético en los espárragos se les atribuye propiedades antitumorales.

La zona de producción y elaboración de estos espárragos comprende la zona natural de la Vega de Granada, que abarca los términos municipales de Huétor-Tájar, Loja, Salar, Villanueva de Mesías, Salar, Moraleda de Zafayona e Illora, todos ellos de la provincia de Granada. En total 120 hectáreas inscritas, correspondientes a 140 agricultores, pertenecientes a cooperativa CESURCA de Huétor Tájar.