Asaja Málaga muestra su desconcierto ante la evolución de la campaña de limón en la zona

06/07/2012

6 de julio de 2012

Málaga está ya en plena temporada de limón Verna, una campaña que, en estos momentos, tiene unos resultados bastante interesantes en comparación a los obtenidos con el Fino. Los precios han mejorado, a medida que pasan los días, y ya alcanzan niveles superiores a los 30 céntimos por kg, según pone de manifiesto el responsable de Frutas y Hortalizas Benjamín Faulí.

Este dato contrasta con lo que ha sucedido en la campaña de limón Fino, que arrancó en septiembre del año 2011 hasta el pasado mes de abril cuando se hizo el cambio al limón Verna. En todos estos meses las cotizaciones han sido ruinosas. Un año más, los citricultores malagueños han percibido precios ridículos por sus producciones, cotizaciones que no han cubierto ni los costes de producción. Desde Asaja Málaga han expresado su desconcierto ante esta situación, ya que aseguran, este año no ha habido un exceso de cosecha, y las cifras de exportación han sido positivas. Ahora, a falta de poco más de un mes para finalizar la temporada, se están registrando precios interesantes, justo cuando se ha cambiado de variedad. Este mes de mayo va a ser el mejor en cuanto a exportación de los últimos 10 años, matiza Faulí.

Con el Verna, los productores están un poco más animados, quizá alguna de las respuestas al porqué de ese cambio de tendencia la tenga el hecho de que Argentina esté en sus primeros compases y esté más centrada ahora mismo en el mercado ruso y el norte de Europa. A pesar del retraso en la campaña, el ritmo de exportación semanal se mantiene bajo, lo que alimenta la tensión en el mercado ante la perspectiva de llegadas pausadas a finales de junio-principios de julio. En el total de la campaña se han exportado desde Argentina un 34% menos que el año pasado. El incremento de los costes laborales en ese país puede haber afectado a sus cifras de exportación, puesto que tienen que garantizarse unos retornos interesantes. El destino a la industria en Argentina tiene unos precios interesantes, lo cual también influye para que no se sature el mercado europeo y no haya presión a la baja de precios.
foto
Foto: Fran Linden.
El otro competidor en el mercado, explica Benjamín Faulí, es Sudáfrica, encantado con la situación. El limón sudafricano está cotizando también a buenos precios en Europa aunque se estima que las exportaciones caigan en un 10% esta temporada debido al menor tamaño de la fruta, que presenta una muy buena calidad. Lo más importante es que, pese a todo, los exportadores sudafricanos califican el mercado como inestable. En naranja siguen la misma tónica y se espera que sus envíos a Oriente Medio aumenten a un 46% del total, esta temporada en comparación al 36% de la campaña anterior, sobre todo porque ofrece precios más estables. Consideran que Europa quiere calidad a precios muy bajos.

El cultivo del limón en la provincia de Málaga ocupa alrededor de 4.000 hectáreas y su producción ronda entre las 80.000 y 85.000 toneladas, mientras que el total en cítricos se cifra en unas 200.000 toneladas.

El limón Fino supone unas 30.000 toneladas y el Verna, unas 50.000. Un 60% de la producción es de Verna. Se va a dar la circunstancia, aun con datos muy provisionales de que el 40% de la producción que representa el Fino solo represente el 16% de la facturación total de campaña. Si todo sigue por los mismos derroteros, de una facturación posible de 18 millones de euros, el Fino solo va a representar un valor de tres millones de euros.