Pabellón 7, stand D65

Aqualife sigue innovando en el reto de mantener los alimentos frescos durante más tiempo

Redacción Interempresas16/03/2012

16 de marzo de 2012

Alimentaria es un escenario perfecto para llegar a supermercados y grandes superficies que desde hace años tienen el reto que los alimentos se mantengan frescos durante más tiempo en los lineales de sus secciones de frutas y verduras o pescadería. Los nebulizadores de Aqualife facilitan esa dosis extra de humedad que precisa cada sección y producto, desde la poscosecha a la exposición en el establecimiento, sean cuáles fueren las características de este último. Únicamente así, los alimentos frescos mantienen sus características organolépticas (olor, color, sabor,...) durante más tiempo.
Los sistemas de humidificación Aqualife, que se pueden ver in situ en el stand de la empresa en Alimentaria, nebulizan pequeñas partículas de agua, filtrada e higienizada, en la cantidad e intervalo necesario para cada instalación. Los nebulizadores solo usan agua, sin aditivos químicos, que se regula de manera personalizada, en función de los productos, temperatura, exposición, almacenaje, etc. Una tecnología que alarga la vida útil de los alimentos de forma natural, sin añadir conservantes ni utilizar un exceso de frío que generaría una inversión económica costosa y poco respetuosa con el medio ambiente. Aunque lo más notable es el hecho que los alimentos sigan intactos, gracias al aporte de humedad que reciben. Y es que un producto que pierde parte de su agua encoge. Con la nebulización se evitan pérdidas de peso y mermas de producto, tal y como apuntan fuentes de la compañía.
foto
Los sistemas de humidificación Aqualife nebulizan pequeñas partículas de agua, filtrada e higienizada, en la cantidad e intervalo necesarios para cada instalación.
A grandes rasgos, los nebulizadores Aqualife filtran, higienizan, enfrían a dos grados centígrados y, por último, nebulizan el agua de la red sobre el producto fresco, a través de temporizadores o sensores de humedad relativa. El sistema se programa según la aplicación, con puntos de control predefinidos de fábrica. Además, esta tecnología cuenta con un sistema de alertas (saturación de filtros, falta de presión, temperatura adecuada, por ejemplo) que facilitan información al usuario. Los equipos se instalan tras un proyecto previo a cargo del departamento técnico de Aqualife, y una vez acomodados en el establecimiento, pasan prácticamente inadvertidos para el público comprador.
Recientemente, la marca presentaba también su sistema mixto de humectación-nebulización, ya instalado en algunos supermercados. Se trata de combinar el sistema de humectación, un proceso prácticamente continuo, con la nebulización, que se programa con intervalos más largos. El objetivo es que la nube de agua con partículas de 40 micras se extienda por donde haya hoja verde, y esto mantenga la humedad que se le da. De esta forma, se evita que la humedad se evapore a causa del aire acondicionado o de la potente iluminación que suele haber en las zonas de frutas y verduras de los supermercados.
foto
El sistema mixto de humectación y nebulización combina ambos procesos con el objetivo que la humedad no se evapore.

Empresas o entidades relacionadas

Aqualife