FEPEX considera que el Acuerdo UE-Marruecos agravará la crisis y la pérdida de empleo en España

20/02/2012

20 de febrero de 2012

La ilusión de una primavera política árabe, las expectativas de apertura del mercado marroquí a los excedentes comunitarios de cereales y productos lácteos y la presión marroquí, han sido determinantes para que el Parlamento Europeo votase a favor de ratificar el Acuerdo entre la UE y Marruecos, con 369 votos a favor, 225 en contra y 31 abstenciones, último paso para que dicho acuerdo entrase en vigor. La ratificación provoca una gran desolación en el sector hortofrutícola porque las consecuencias agravarán la pérdida de empleo y la crisis en España.

Para FEPEX, el Parlamento Europeo no ha tenido en cuenta las graves consecuencias que el actual acuerdo ya tiene en las zonas de producción españolas. Sólo en el sector de tomate y en el último año, el acuerdo en vigor ha provocado la destrucción de 12.500 empleos en comunidades autónomas como Andalucía, Canarias, Valencia o Murcia, con tasas de paro superiores al 30%. Y esta situación se extrapolará a otras producciones hortofrutícolas y a otras comunidades, puesto que el nuevo acuerdo prevé la liberalización del comercio de prácticamente todas las frutas y hortalizas con Marruecos. Los europarlamentarios no han tenido en cuenta las diferencias productivas, medioambientales y las abismales diferencias en los costes salariales existentes entre Marruecos y la UE y se exige que se compita en igualdad de condiciones.

El Parlamento Europeo, y previamente la Comisión Europea y el Consejo que firmaron el acuerdo en diciembre de 2010, tampoco han tenido en cuenta los reiterados incumplimientos del protocolo en vigor por parte de Marruecos, incumplimientos confirmados por la Oficina de Lucha Contra el Fraude de la UE (OLAF), y que no han sido objeto de ninguna actuación por parte de la Comisión Europea.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas