Ailimpo se reúne con Miguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura

02/02/2012

02 de febrero de 2012

Ailimpo mantuvo el martes una reunión de trabajo con Miguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura, en la que se hizo un repaso a la situación del sector de limón y pomelo español, informando de la situación crítica de esta campaña, con perdida de competitividad y precios por debajo de los costes en la producción y comercialización.

Desde Ailimpo se insistió en la necesidad de reequilibrar el reparto de rentas en la cadena de valor: producción-comercio-distribución y se solicitó la puesta en marcha de iniciativas legislativas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria con el fin de conseguir un mayor equilibrio en las relaciones comerciales. En esa misma línea de trabajo, se planteó la necesidad de modificar la legislación de interprofesionales a nivel comunitario y nivel nacional con el fin de poder disponer de los adecuados mecanismos que permitan la autorregulación del sector, clarificar la aplicación de las normas de competencia al sector agrario, y poder promover acciones de gestión de crisis de mercado en el marco de la Reforma de la PAC.

En relación con la Protección Fitosanitaria, se coincidió en la importancia de activar mecanismos que permitan mejorar los controles de entrada a las producciones de terceros países tanto a nivel nacional como comunitario con el fin de dar cumplimiento al principio de preferencia comunitaria, así como la necesidad de trabajar para modificar los protocolos de exportación para poder acceder a nuevos mercados y diversificar nuestras exportaciones, fomentando el uso de la marca España.

Así mismo, el Ministro mostró su colaboración y apoyo para revisar la situación de competencia desleal del limón y pomelo turco en la UE, al beneficiarse de ayudas a la exportación encubiertas y gozar de exención de pago de aranceles.

Otras cuestiones que se trataron fueron la necesidad de revisar la estadística oficial de limón y pomelo y ajustarla a la realidad productiva, así como la reivindicación de un Plan Hidrológico Nacional que permita garantizar el suministro de agua.