Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La cebolla tiene una composición nutritiva similar a otras hortalizas: alto contenido de agua y poco porcentaje de materia seca, carbohidratos, proteínas y lípidos

Cebollas de España, diferenciación por calidad

Eva Carreño16/01/2012
La cebolla es la parte subterránea en forma de bulbo de una pequeña planta, la cual tiene sus verdes ramas huecas por dentro que no suelen superar el metro de altura. Este bulbo que se forma en la raíz de la planta es una deliciosa hortaliza que se ha convertido en un pilar fundamental para la dieta mediterránea.
foto
Cebollas de la Mancha.
La cebolla es una hortaliza sana y nutritiva que esconde, tras sus capas, numerosas propiedades medicinales, además de ser un alimento muy versátil en la cocina.  Tanto cruda como cocinada, su sabor y su olor son inconfundibles debido a sus compuestos azufrados.

La cebolla es uno de los condimentos más empleados en la cultura gastronómica mediterránea, convirtiéndose en un alimento imprescindible en la cocina. Esta planta originaria de Asia es un alimento muy jugoso que permite cocinarse con poco aceite y agua.

El cultivo de la cebolla está muy extendido por todo el mundo. Hay un gran número de cultivares con climatologías muy diferentes, algo que influye en su resultado final, existiendo cebollas muy distintas entre ellas.
La cebolla es un producto que se comercializa durante los doce meses del año. Existe un amplio abanico de variedades. En España las denominaciones de Spring, Babosa, Liria, Medio Grano y Grano, son las que sirven como guía para clasificar comercialmente la mayoría de variedades, agrupándolas según sus características y periodos de siembra y recolección. Aparte de las ya citadas, existen otras variedades específicas que se producen en zonas muy determinadas y que se comercializan en su mayor parte en su zona de influencia, como la cebolla tierna de garba en Valencia, la cebolla chata en Galicia, la blanca en Castilla-León o la morada de Figueres en Cataluña.

Muchas de las empresas comercializadoras de cebollas (muchas de ellas a su vez productoras) están agrupadas en la Asociación Española de Cosecheros-Exportadores de Cebolla. La Asociación forma parte de FEPEX (Federación Española de Asociaciones de Productores y Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas), y constituye junto con el  resto de asociaciones pertenecientes al sector (como PROCECAM, CEBACAT y ACEPA) el Comité Nacional de Cebollas.

Las exportaciones de cebolla en España disminuyen lentamente año tras año. Según datos de la Asociación Española de Cosecheros - Exportadores de Cebolla, las exportaciones de enero a septiembre del año 2011 fueron de 179.857 toneladas. El país al que más exporta España es Alemania, con un total de 59.037 toneladas de cebollas; seguido por el Reino Unido, al que se exportan 51.954 toneladas. Mientras que en el año 2008 se alcanzaron las 266.137 toneladas de cebollas exportadas, éstas han disminuido a partir de ese momento, con  263.466 toneladas en el año 2009 y 224.022 toneladas de cebollas en el año 2010.

Las importaciones también han descendido poco a poco. De enero a septiembre del año 2011, España ha recibido 50.329 toneladas de cebollas (15.424 de Países Bajos y 9.856 toneladas de Francia).

foto
Exportaciones de cebollas de enero a septiembre del año 2011.
Durante los últimos años, la cebolla española ha experimentado un periodo de comercialización muy difícil. Estas dificultades vividas son fruto de la actual situación económica así como la apertura constante de los mercados europeos a mercancía procedente de terceros países mediante acuerdos, como los casos de Egipto, Marruecos e Israel, con unos costes de producción mucho menores que los españoles.

Ante la difícil situación que se ha venido desarrollando en los últimos años en el sector cebollero español, donde se ha producido un importante aumento de los costes de producción y un notable descenso de los precios percibidos por los productores, la cebolla española se ha visto obligada a diferenciarse por su calidad.

Prueba de ello es que España cuenta con tres distinciones de calidad en relación a sus cebollas: I.G.P. Calçots de Valls, D.O.P. Cebolla Fuentes de Ebro y la Cebolla de la Mancha.

Proyecto Cebollas de la Mancha

La Comisión Europea establece estrictos requisitos a la hora de conceder una I.G.P. Debido a la falta de conocimiento del nombre de las cebollas bajo la denominación La Mancha, la Cebolla de la Mancha no tiene actualmente la I.G.P. Por este motivo, en el año 2005 nació la Asociación de Productores de Cebolla de Castilla-La Mancha, (PROCECAM), con el objetivo de defender los intereses de los productores de esta cebolla.
Durante los últimos años, la región de Castilla-La Mancha se ha convertido en un referente, tanto a nivel nacional como europeo, en el cultivo de la cebolla
foto
Cebollas tipo recas de la Mancha.
PROCECAM, con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ha impulsado la creación del sello de calidad diferenciada Indicación Geográfica Protegida 'Cebolla de la Mancha'. Actualmente, la Cebolla de la Mancha ya ha puesto en marcha el proyecto con el objetivo de subsanar las observaciones presentadas por la Comisión Europea.

Con este proyecto se pretende mejorar los procesos de cultivo de la cebolla para conseguir una producción óptima en términos de calidad, en lugar de una producción óptima en términos de cantidad.

Además, la obtención de una marca de calidad que ponga en valor las cualidades y las calidades de la cebolla producida bajo el amparo de este sello, mejorará la comercialización en los distintos mercados nacionales e internacionales donde está presente la cebolla manchega, mediante la diferenciación y la distinción de calidad.

Cebollas Fuentes de Ebro, ni pican ni repiten

Después de 15 años de duro esfuerzo, desde Aragón, la cebolla con Denominación de Origen Fuentes de Ebro está a punto de celebrar su primer aniversario como D.O.P., aunque tan solo hace medio año que se pusieron a la venta bajo el paraguas de la denominación.

Estas cebollas se caracterizan por su sabor suave, su escaso picor y la ausencia de un regusto desagradable en la boca. Además, tienen un alto contenido en agua, algo que hace que sean digestivas y con unas capas interiores tiernas y muy suculentas.

Para poder diferenciar estas cebollas de otras sin D.O.P. siempre irán con su logotipo correspondiente, marca que garantiza su procedencia y asegura que han pasado todos los controles y que, como consecuencia, no pican y tampoco repiten.

La cebolla de Fuentes de Ebro es un producto fresco y perecedero, que vincula la producción al territorio. La zona de elaboración, almacenamiento y envasado coincide con la zona de producción de las cebollas. La zona de producción tiene unos suelos con una presencia abundante de yeso y carbonato cálcico, sumado al clima característico de la zona, consigue sus bajos niveles de picor. La misma variedad plantada en otros territorios no conseguiría el mismo producto final.

foto
Cebollas Fuentes de Ebro.
La innovación en el sector de la cebolla

La Asociación de Productores de Cebolla de Castilla-La Mancha, PROCECAM, ha firmado un convenio de colaboración con la empresa de software empresarial Isagri con el objetivo de poner a disposición de los productores de cebollas todas las herramientas necesarias para establecer una frontera de rentabilidad clara del cultivo, que les permita conocer en todo momento la evolución de los costes, y gracias a ello ser capaces de optimizar los recursos de los que disponen.

foto
Siembra de cebolla.