Hortyfruta estima que los productores andaluces dejarán de ingresar más de 120 millones de euros con el nuevo acuerdo UE – Marruecos

16/11/2011

16 de noviembre de 2011

Según Hortyfruta, el Gobierno Español y la Comisión Europea no han valorado ni analizado las consecuencias que puede ocasionar el acuerdo UE – Marruecos sobre el sector hortofrutícola andaluz. Hortyfruta asegura que el sector se encutra sumergido en una profunda crisis económica y de consumo que está lastrando la rentabilidad de los agricultores y el futuro del sector. Los beneficios de los agricultores han bajado un 36% y el nuevo acuerdo provocará la destrucción de miles de empleos en agricultura. El 23 de noviembre está prevista una tercera audición pública en el marco de la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo. Posteriormente la Comisión presentará su proyecto de informe sobre el acuerdo. La votación definitiva del acuerdo en el pleno del Parlamento Europeo se llevará a cabo en enero o febrero de 2012.

La producción hortofrutícola andaluza destaca por su orientación a los mercados exteriores, principalmente dentro de los países de la UE. El nuevo Acuerdo de Asociación UE-Marruecos afectará negativamente en las exportaciones y facturaciones de las empresas hortofrutícolas andaluzas.

Los productos que se enfrentan a una mayor y más dura competencia son el tomate, el calabacín y la judía. Cabe destacar que en la última campaña las exportaciones españolas de tomate han descendido un 9% y los precios de exportación se han mantenido.

La progresiva pérdida de cuota de mercado de Andalucía en los mercados europeos se ha venido produciendo durante las últimas campañas como consecuencia directa del aumento del volumen de la producción marroquí. El exceso de la entrada de tomate marroquí en la Unión Europea tiene efectos muy negativos, como: la sustitución de la producción con origen España (Andalucía), el descenso de los precios, como consecuencia de la entrada masiva de tomate, y el exceso de oferta en los mercados. Con esta tendencia, habrá una desaparición de las explotaciones de tomate como ocurrió en su día con el caso de la judía verde.

Hortyfruta ha realizado una estimación sobre las consecuencias que el efecto sustitución provocaría en los productores andaluces, y han llegado a la conclusión de que dejarían de ingresar aproximadamente más de 120 millones de euros. Extrapolando esta cifra, se podría hablar de que cada comercializadora perdería más de un millón de euros y cada agricultor entre 8.000 y 10.000 euros por campaña como consecuencia del Acuerdo de Asociación con Marruecos.