El precio de las frutas y hortalizas frescas se clasifica como el criterio primordial de decisión de compra

Es hora de poner el precio de las frutas y hortalizas en perspectiva

Fuente: Freshfel Europe07/04/2011

7 de abril de 2011

Si bien los consumidores dedican una cantidad limitada de su gasto total en consumo y alimentación a las frutas y hortalizas frescas, el precio de las mismas es uno de los criterios de compra primordiales. Sin embargo, las observaciones de mercado indican que las frutas y hortalizas no son caras o más caras con el paso del tiempo en comparación con otros productos alimenticios, sino que es más bien una cuestión de percepción. El debate sobre los precios se debe poner en perspectiva con otros productos alimenticios, así como con los diversos valores y beneficios que acompañan la compra de frutas y hortalizas frescas.
Freshfel Europe analiza como de acuerdo con diferentes encuestas hechas a los consumidores en toda Europa (por ejemplo, Amárach Research (IRL), Credoc (F)), el precio de las frutas y hortalizas frescas se clasifica como el criterio primordial de decisión de compra. Sin embargo, el gasto de los hogares en frutas y hortalizas es mínimo en comparación con otros alimentos y con el gasto total del consumidor. Informes de varios países europeos sobre el coste de la vida (por ejemplo, la Oficina Nacional de Estadísticas de Reino Unido, el francés 'Institut National de la Statistique et des études économiques', el español 'Boletín Mensual de Estadística del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino') muestran que, del gasto semanal medio por hogar, alrededor del 15% (por ejemplo, el Reino Unido: 11,5%, Alemania: 12-15%, España: 14,4%, Francia: 19,8%) se utiliza en alimentos y bebidas no alcohólicas, con sólo alrededor del 1,5% (Francia: 1.37%, el Reino Unido: 1,5%, España: 2,3%) del gasto total semanal, empleado en frutas y hortalizas frescas. Luc Clerx, presidente del Comité de Promoción, Comunicación e Imagen de Freshfel, comentó: “Las frutas y hortalizas representan sólo alrededor del 1,5% del gasto total de los hogares y el 15% del gasto en alimentos. Esto demuestra claramente que los productos frescos no son en absoluto una categoría que debería estar en el punto de mira si los consumidores desean ahorrar dinero en la compra. Ofrecen, por el contrario, una gran cantidad de beneficios en la dieta diaria con respecto a la nutrición y la salud, el medio ambiente, la sostenibilidad, etc., y deberían valorarse desde esta perspectiva”.
foto
Observaciones de precios a nivel europeo realizados por Eurostat (la oficina estadística de la Unión Europea) durante un período de 10 años (1996-2006) han demostrado que en promedio en la UE el precio relativo de la fruta se redujo un 3,3% y la de hortalizas un 1,6% en relación a los aumentos de precios observados para todos los productos. Estas cifras también muestran que existen diferencias entre los Estados miembros, con incrementos de precios superiores a la media en algunos países y disminuciones bruscas de los precios en otros. Ramón Rey, Presidente de Freshfel Europe, declaró: “Es obvio que, debido a diversas circunstancias, por ejemplo, la situación del suministro, las condiciones del mercado y mecanismos, los precios en la UE no evolucionan de la misma manera en todas partes. Sin embargo, si nos fijamos en todos los alimentos durante un periodo de dos años, las observaciones de mercado muestran que los precios son en general más estables, con determinadas frutas y hortalizas que incluso se llegan a vender al mismo precio durante ese periodo, a pesar de la inflación. El debate en torno a los precios de las frutas y hortalizas es simplemente irrelevante si se pone en perspectiva”.
Observaciones de precios a nivel europeo realizados por Eurostat durante un período de 10 años (1996-2006) han demostrado que en promedio en la UE el precio relativo de la fruta se redujo un 3,3% y la de hortalizas un 1,6% en relación a los aumentos de precios observados para todos los productos
En términos generales, 1 kg de frutas y hortalizas podría costar entre 1-2 euros, mientras que el precio de la carne podría ser alrededor de 9-10 euros o el del pescado alrededor de 11-12 euros. Dependiendo de la categoría de frutas y hortalizas, comer los recomendados '5 al día' (unos 600 gr) podría costar tan sólo entre 0,5 euros y 2 euros por día. Luc Clerx resume: “Si se pueden comprar varias piñas por el precio de un paquete de cigarrillos o por lo menos dos manzanas por el precio de una chocolatina, depende de cada uno el decidir si el precio debería ser una razón para no elegir las frutas y hortalizas. Las estadísticas demuestran que es un debate erróneo sostener que el consumo de frutas y hortalizas frescas se ve obstaculizado por su elevado precio y su situación en el gasto de los hogares. Frutas y hortalizas son una de las categorías más baratas y también más saludables, que encajan perfectamente en el desayuno, almuerzo, cena o como merienda. Teniendo en cuenta sus beneficios medio ambientales y de salud, los aspectos económicos de su precio y el presupuesto de los consumidores, éstos deberían en todo caso considerar la posibilidad de incluir más frutas y hortalizas en sus dietas”.