Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Distribución hortofrutícola

Mercadona impulsa la marca blanca y hace que sus proveedores inviertan 2.600 millones en 10 años

14/02/2011

14 de febrero de 2011

La cadena Mercadona ha contribuido a dinamizar la industria agroalimentaria. Para hacerse una idea, las empresas que fabrican para esta enseña comercial, a las que denomina interproveedores, han invertido más de 2.600 millones de euros en la mejora de sus infraestructuras, durante los últimos 10 años. En la actualidad, Mercadona trabaja con 103 fabricantes que producen sus marcas Hacendado, Bosque Verde y Deliplus.Las inversiones se han dedicado a la mejora de las plantas pero también al aumento de la producción fuera del canal doméstico, según fuentes del grupo valenciano, que no ha separado las partidas de sus fabricantes por países.Según un estudio realizado por el Institut Cerdà, el 91% de los proveedores de Mercadona realizaron mejoras en sus plantas, durante el año 2009, a espera de los datos del pasado ejercicio que se harán públicos durante el próximo mes de marzo.Casi la totalidad de sus interproveedores (101) producen los productos de esta enseña comercial. Por otra parte, la cadena dispone de un proveedor logístico y otro tecnológico.

Así pues, el grupo valenciano se ha consolidado como uno de los principales difusores de la marca del distribuidor en el país, a través de sus marcas propias, a pesar de las críticas de los fabricantes. La innovación constituye una de las claves del negocio de Mercadona, en varias áreas: producción de productos y procesos de fabricación. Así se desprende del informe del Institut Cerdà, ya que la inversión anual en innovación de sus interproveedores fue de 268 millones de euros durante el ejercicio 2009. El estudio destaca, por ende, que durante el periodo 2005-2009, el incremento anual de la inversión en I+D se situó en el 57%.Durante esos años, buena parte de los recursos en innovación se dedicaron no solo a la fabricación  de nuevos productos, sino también a la reducción de gastos, para así producir lo mismo pero a menor precio para así mantener, e incluso reducir, precios. Por ejemplo, hacer más fácil el almacenaje de botellas y envases o sustituir los de cristal por los de plástico.En consecuencia, el grupo valenciano y su industria auxiliar ahorraron 1.500 millones de euros durante el ejercicio 2009. Una estrategia que se prolongó durante el año pasado, ante la caída de la demanda y la virulencia de la crisis.