Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

La D.O.P. Cebolla Fuentes de Ebro permitirá “dar un impulso a la exportación de este producto”

01/02/2011

1 de febrero de 2011

La Cebolla Fuentes de Ebro se convierte en la primera en España con Denominación de Origen Protegiga. La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Eva Almunia, y el consejero de Agricultura y Alimentación, Gonzalo Arguilé, presentaron en el municipio zaragozano de Fuentes la nueva marca de calidad, que, en opinión de Eva Almunia, va a permitir dar un impulso a la exportación de este producto. En el acto también participaron la alcaldesa de Fuentes, María Pilar Palacín; el vicepresidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Martín Llanas, y el presidente provisional de la D.O.P., Ricardo Revilla.

La consejera de Presidencia recordó que la Denominación de Origen conlleva la introducción de criterios empresariales en la producción. La D.O.P. nos va a permitir profundizar y trabajar más en el paso de la agricultura a la nueva situación del mercado, ha subrayado, al tiempo que ha hecho hincapié en que la marca de calidad va a suponer un impulso importante en lo que se refiere a la exportación de la Cebolla Fuentes de Ebro.

foto
Los consejeros Eva Almunia y Gonzalo Arguilé durante la presentación de la nueva D.O.P. Cebolla Fuentes de Ebro.
La consejera valoró especialmente el esfuerzo y la iniciativa de los agricultores y de las cooperativas para impulsar esta marca de calidad, “un proyecto que apoyamos, respaldamos e impulsamos desde el Gobierno de Aragón”. Un esfuerzo que también destacó Gonzalo Arguilé. “Este es un paso que vais a dar y que os va a exigir ofrecer al mercado una calidad que no tiene parangón en el mundo hortofrutícola”, comentó el consejero, que ha recordó que “la Cebolla de Fuentes es una de las pocas hortalizas que se consumen en fresco, que cuentan con un marchamo de calidad”. Actualmente existen 11, la mayoría indicaciones geográficas protegidas (IGP).

Su principal diferenciación es su escaso picor (muy valorado por el consumidor) y un sabor suave ligeramente dulzón, y con capas interiores suaves y suculentas. Además, se trata de uno de los mejores ejemplos de vinculación entre territorio y diferenciación del producto (área geográfica y calidad del producto). Se han realizado estudios con el material genético de esta cebolla fuera del ámbito geográfico de la zona de cultivo delimitada y se ha observado que se incrementa el picor que caracteriza a la misma.