Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Distribución hortofrutícola
La producción media anual de la cereza alicantina oscila entre los 1,5 y los 4 millones de kilos

Cerezas de la Montaña de Alicante, el placer hecho fruta

David Pozo24/01/2011

24 de enero de 2010

La Montaña de Alicante lleva décadas identificándose con el cerezo, que se ha convertido en un cultivo que ha jugado un papel dinamizador en el desarrollo socioeconómico de la comarca. Además de su rentabilidad agrícola, la cereza alicantina sigue siendo motor a día de hoy de múltiples actividades turísticas, paisajísticas y medioambientales. Actualmente se encuentran inscritos en la IGP alrededor de 650 socios y existen unas 1.200 hectáreas destinadas a este cultivo.
La Indicación Geográfica Protegida ‘Cerezas de la Montaña de Alicante’ tiene su principal zona de producción en el interior de la provincia, concretamente en la zona de la Montaña. La especial calidad y características (sabor, firmeza, textura, etc.) de las cerezas cultivadas se deben a que la zona dispone de un microclima y un suelo óptimos para su cultivo, favoreciendo a la vez el desarrollo y vigor de las plantaciones. Se trata de una zona de secano, con una mínima incidencia en plagas y enfermedades.

La zona de producción está compuesta por los siguientes municipios de la provincia de Alicante: Vall d’Alcalá, Almudaina, Vall de Gallinera, Vall de Laguar, Benimarfull, Lorcha, Planes, Vall d’Ebo, Beniarrés, Ibi, Alcoy, Jijona, Biar, Villena y Confrides; y de la provincia de Valencia: Ontinyent y Bocairent.

foto

Una producción oscilante

La producción media anual de la cereza oscila entre los 1,5 y los 4 millones de kilos, aunque existen grandes variaciones debido a las inclemencias climatológicas. Una de ellas es la falta de frío invernal, puesto que el cerezo necesita determinadas horas de frío durante el invierno, dependiendo de la variedades, considerándose frío de calidad por debajo de los 5-6 °C, y que se produce durante los meses de noviembre, diciembre y hasta mediados de enero.

Otra merma importante de producción son las heladas cuando el árbol se encuentra ya en flor o la cereza es muy pequeña. La última inclemencia que suele afectar a la producción es la lluvia. Raro es el año en el que no aparecen precepitaciones durante la temporada de recolección. Cuando la cereza se encuentra madurando o con un color entre blanco y rosado es cuando mas vulnerable es al 'cráquing', debido a la dureza de su pulpa y piel, la cual aun no tiene la flexibilidad que alcanza cuando ya está madura.

foto
Las variedades predominantes amparadas por el Consejo Regulador son Burlat, como variedad precoz, y Stark Hardy Geant como variedad de mediana estación
La fecha aproximada de recolección se encuentra entre primeros de abril a finales de julio, aunque esta fecha varía dependiendo de la climatología. La campaña de cereza de la Montaña de Alicante suele ser bastante extensa, ya que existen diferentes zonas muy dispares entre ellas en cuanto a climatología se refiere, siendo la Vall de Gallinera la zona mas precoz, y la zona de Ibi y Villena la mas tardía.

Las variedades predominantes amparadas por el Consejo Regulador son Burlat, como variedad precoz, y Stark Hardy Geant como variedad de mediana estación. Una parte de la cereza que se produce en la IGP se exporta, dependiendo la cantidad de la coyuntura anual.

Dulzura y un manipulado artesanal

La excepcionalidad de la cereza de la Montaña de Alicante viene dada por las características excepcionales de la zona de producción; y por el tipo de cultivo, ya que se trata de un cultivo tradicional, y no de cultivo masivo, ni alterado.

Otra de las características que otorga un gran prestigio a la cereza alicantino es su manipulado artesanal, realizándose su recolección y su posterior clasificación de forma manual, por categorías, atendiendo a su calibre, color, azúcar, dureza, etc.

foto
Entrevista a Marcos Simón, presidente del Consejo Regulador de la IGP Cerezas de la Montaña de Alicante

- En estos momentos Alicante es la primera provincia productora de cerezas de España. ¿Este dominio representa una satisfacción o un reto?

Ambas cosas. Por el hecho que nuestra posición nos obliga a superarnos al mismo tiempo que nos satisface, teniendo en cuenta que, para alcanzar las metas que nos propusimos desde este consejo, es imprescindible no recrearse en lo ya conseguido, sino que lo mas importante es seguir promocionando el cultivo a fin de conseguir en la medida de lo posible la cantidad y la calidad de nuestras cerezas.

- En estos momentos, ¿cuál es el principal competidor a nivel nacional para la IGP que usted preside?

En este momento son todas las zonas productoras, sin predominio de una contra la otra. Porque todas ellas cuentan con variedades similares y todos tenemos acceso a los mismos mercados, por lo que cada vez es más complicado marcar diferencias con respecto a precocidad, calibre, etc.

- La ‘IGP Cerezas de la Montaña de Alicante’ lleva más de 20 años como sello de referencia de la cereza. ¿Qué diferencia esta cereza de otras que podemos encontrar en nuestro mercado?

La diferencia viene dada, entre otras cosas, por ser un cultivo de montaña, con un sistema no intensivo, que junto al microclima de nuestra zona consigue unas características organolépticas muy definidas que marcan la diferencia, todas ellas muy apreciadas por el consumidor.

- El pasado año se creó la Agrupación de Interés Económico Cerezas de Alicante. ¿Eso significa que los productores alicantinos están unidos y hay IGP para mucho tiempo?

Éste es el propósito para lo que se creó, por lo que nos sentimos muy satisfechos. Evidentemente estamos unidos y lo estaremos más si cabe, porque desde la IGP estamos convencidos de que la unión hace la fuerza. Con ella conseguimos una mejor posición, lo que se traduce a su vez en una mayor rentabilidad, que es al fin y al cabo, lo que necesitan nuestros agricultores. Desde esta perspectiva la IGP se ve fortalecida y motivada para seguir adelante.

- Defina una cereza de las montañas de Alicante…

Interesante, generosa, perfecta, completa, maravillosa y auténtica.

foto
Marcos Simón, presidente del Consejo Regulador de la IGP Cerezas de la Montaña de Alicante.

Empresas o entidades relacionadas

C.R.I.G.P. Cerezas de La Montaña de Alicante