Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
La pionera de este impulso es la marca francesa Pink Lady

Las manzanas rosas se adueñan de los cestos de frutas europeos

Javier Montes de Oca Rodríguez14/01/2011

14 de enero de 2011

El fruto del ‘Malus domestica’ ahora añade una coloración atípica a los ya clásicos rojo, amarillo y verde, para tirar un poco más hacia el rosáceo de la mano de la firma gala Pink Lady que a pulso de campañas publicitarias agresivas lleva diez años posicionándose en el mercado europeo de diez países.
foto

Las manzanas han acompañado a la humanidad desde los albores de su existencia. No hay más que revisar los primeros pasajes de la Biblia para ya encontrarla como el fruto prohibido del Edén, el cual entregaría Eva tentada por la serpiente a Adán para condenar a la raza entera a la perdición. También fue la protagonista del brillante descubrimiento de la gravedad por parte del científico británico Isaac Newton, que según la anécdota le caería encima de la cabeza con lo que gestaría su famosa teoría de la gravedad, además de ser la mediadora del conflicto entre Caperucita y el Lobo, en el sempiterno cuento del fabulista francés Charles Pérrault.

Es por esto que en nuestros tiempos modernos, la manzana es fuente de inspiración y acompañante ideal en diversas ocasiones. Ahora un nuevo color de piel de esta fruta pomácea, hija predilecta del ‘Malus domestica’, viene a irrumpir en las ya clásicas rojas, verdes y amarillas. Se trata de la rosa, comercializada por la casa francesa Pink Lady.

foto

Particularidades de un fruto rosa

Esta compañía gala llegó al mercado hace diez años cuando cruzó una variedad de 'Lady Williams' con una 'Golden Delicious', marcando un hito en lo que a sabor y coloración de este fruto se refiere. Esta marca, que hoy comercializa cerca de 100.000 toneladas es una de las manzanas más importantes en el mercado europeo.

Esta manzana que se caracteriza por su piel de tonos suaves que oscilan del rosa al rojo plasmado sobre un fondo verde pálido, ostenta sensaciones gustativas interesantes como su crujido y ternura, así como instantes de delicadeza y sutilidad con aromas que recuerdan a la fresa y a la vainilla, con ligeros toques de litchi y rosa.

La Pink Lady cuenta con un “balance perfecto de azúcar y acidez, así como con un reconocido perfume”, según indica el responsable de prensa de esta compañía, Jean-Jacques Berton. Así también lo asevera el estudio europeo ‘Consumer’s preferente map of apple in Europe’ de la organización europea Isafruit llevado a cabo en el 2008 que citaba a esta variedad como la “preferida entre todas las categorías de consumidores del continente”.

Realizan cerca de 900 controles de calidad anuales a la fruta, los cuales son independientes y rigurosos asegurando así la perfecta trazabilidad del campo a los hogares

Meredith Stevens, también responsable de prensa de este grupo asegura que sus manzanas son seleccionadas cuidadosamente respondiendo a un pliego exigente de condiciones en lo referente a términos de índice de azúcar, firmeza y color, así como en el marco de una producción respetuosa del medio ambiente.

“Realizamos cerca de 900 controles de calidad anuales a nuestra fruta, los cuales son independientes y rigurosos y aseguran así la perfecta trazabilidad del campo a los hogares”, indica Berton.

Esta manzana rosácea desarrolla su sabor diferente gracias a los conocimientos de sus agroproductores, amén de beneficiarse de las condiciones privilegiadas de sus tierras de producción. Las mismas se reparten en un trío de regiones bendecidas para la horticultura como lo son el sureste, el suroeste y el Val-de-Loire en Francia, Emilia Romagna y el Sur Tirol en Italia y Cataluña ,en España.

La Pink Lady ha estado presente en los mercados y supermercados franceses desde el 2001, acentuando cada año su comercialización y divulgación en medios y publicidad desde entonces. En 2002 lanzan en la televisión gala su primer anuncio en televisión y para el 2004 promueven una campaña especial de recetas con manzana rosa en revistas de variada índole. Al año siguiente, incursionarían en publicidad ‘in situ’ acercándose así al distribuidor y al consumidor de a pie y para el 2006 se harían presentes en el día de los enamorados y en la misma Copa Mundial del Fútbol. En 2008 impregnarían asimismo los medios irlandeses durante la campaña de la San Valentín y en 2009 articulan todo un nuevo mensaje visual de comunicación que suma de color y modernidad el mundo ya colorido de por sí, de las manzanas.

La Pink Lady ha estado presente en los mercados y supermercados franceses desde el 2001, acentuando cada año su comercialización y divulgación a través de los medios
foto

El rosa se extiende por Europa

En estos momentos, la distribución de esta marca alcanza ya diez países de la Unión Europea: Francia, Alemania, Italia, Holanda, Bélgica, Noruega, Suecia, Portugal, Dinamarca y por supuesto España.

Esta fruta, a mediados de julio comienza a tomar forma, y a presentar en sus cultivos, por ejemplo en la ciudad francesa de Angers, el tamaño de una nuez gorda, retirándose a través del ‘raleo manual’ la fruta excedentaria. Tras realizarse esta labor, la manzana incipiente recibirá la suficiente luz para que su piel pueda coger el característico color rosa y se nutra de los elementos necesarios para desarrollar azúcares y aromas. De esta manera, lo más común es esperarla para el mes de noviembre en los puestos de frutas.

La Pink Lady ha sido asimismo, protagonista de exquisitas creaciones de reputados chefs gastronómicos, como cuenta Jean-Jacques Berton. Es así como Christian Peyre creó con esta manzana el 'Foie confitado con mermelada de tomate verde y manzana rosa' en la localidad gala de Domaine de Bournissac. De igual manera, el autor culinario Jérémy Bigou prepara compotas, sorbetes y turrones con ella en el restaurant ‘Ventre de l’architecte!’, ubicado en Marsella.

foto
La manzana incipiente recibirá la suficiente luz para que su piel pueda coger el característico color rosa y se nutra de los elementos necesarios para desarrollar azúcares y aromas

Igualmente, otra historia culinaria con manzanas Pink Lady, podemos encontrarla en el Boulevard Haussmann ,del octavo distrito de la capital francesa, en el restaurant ‘Pomze’, donde todos los platos se hacen a base de manzanas crudas, cocidas, como entrante o postre de la mano del jefe de cocina Daniel Dayan.

Por estas razones, a la hora de pensar en el color rosa en nuestras frutas y hortalizas podemos unir a las típicas imágenes de remolachas y rábanos que nos vienen a la cabeza, las de las manzanas Pink Lady.

foto