Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Mercado de la Boquería

Albert Esteves12/01/2011
foto

12 de enero de 2011

El mercado más emblemático de Barcelona está situado en plena Rambla. Lugar de visita obligada para los millones de turistas que visitan la ciudad es, a su vez, el mayor mercado municipal de España.
Su nombre oficial es el de Mercat Municipal de Sant Josep, pero todo el mundo lo conoce por el apelativo popular de la Boquería. Es sin duda el mercado más popular de Cataluña. Lo es por ser el más grande, por ser uno de los más antiguos, por su situación en el corazón de la Barcelona histórica, entre el Barrio Gótico y el Raval, con su entrada principal en la mismísima Rambla, la avenida más turística de la ciudad y probablemente de toda España. Pero lo es también por su especial vinculación con la alta gastronomía, no en vano es en la Boquería donde adquieren buena parte de sus productos frescos los restaurantes más acreditados de Barcelona.
La Boquería es el mercado más popular de Cataluña, y lo es por ser el más grande, por ser uno de los más antiguos, y por su situación en el corazón de la Barcelona histórica
La Boquería está, además, estrechamente unida a la historia y a la tradición. Ocupa el solar del antiguo convento de Sant Josep, desaparecido en 1835, situado extramuros muy cerca de las murallas que defendían la ciudad, pero su origen remoto hay que buscarlo en plena edad media, en los mercados al aire libre que flanqueaban las puertas de las villas amuralladas. El mercado actual se construyó en 1840 y desde entonces se han ido sucediendo diversas ampliaciones y remodelaciones, la más importante de ellas en 1913, cuando se proyectó la cubierta metálica que todavía hoy es motivo de admiración. Muchas de las paradas más populares del mercado son atendidas por profesionales que representan la tercera o la cuarta generación de vendedores. Todo eso se deja traslucir en el ambiente, una sinfonía de olores y colores siempre amenizada por la alegría de las dependientas y los puesteros, sus consejos a los clientes, sus comentarios y sus bromas, las caras de sorpresa de los turistas asombrados por la cantidad y calidad de los productos que se exhiben en las paradas, el bullicio de la Illa del Peix (la isla del pescado), que ocupa el centro del mercado y que fue equipada hace pocos años con las más modernas tecnologías. Y si a eso le añadimos la posibilidad de degustar los más variados productos en los diversos puestos donde sirven almuerzos, tapas o desayunos, podremos concluir que estamos ante uno de esos lugares tan especiales donde se puede gozar a la vez con los cinco sentidos.
foto

Un gran escaparate

La Boquería es un enorme escaparate donde se puede encontrar de todo, desde los productos más tradicionales de la cocina mediterránea hasta los más exóticos, venidos de los confines del mundo. Posee una superficie total de 6.089 m2 de los cuales 2.583 están destinados a superficie comercial, con más de 300 paradas donde se ofrece todo tipo de frutas y hortalizas; pescado y marisco fresco, pesca salada y conservas; un amplio surtido de carnicería, jamones y embutidos; aves, caza, y huevos; legumbres y cereales; herboristería y dietética; productos de panadería y confitería, congelados, especialidades, paradas de payeses, bares y restaurantes... En muchas paradas se ofrecen grandes vasos de zumo recién exprimido, raciones individuales de fruta o de coco para que el visitante pueda tomarse la compra con más tranquilidad.

La Boquería es también un crisol donde se funden razas y culturas, una radiografía de la Barcelona moderna. Catalanes de generaciones comparten puestos y mostradores con personas llegadas no hace mucho de Latinoamérica, de Asia o del norte de África. Un microcosmos multicolor y variopinto donde los turistas agotan las baterías de sus cámaras digitales.

foto

Aula Boquería

Sin dejar de ser un mercado tradicional, la Boquería es hoy un centro comercial moderno e innovador. En el marco de su proceso de adaptación a los nuevos tiempos destaca el Aula Boquería, una referencia mundial en el estudio, el intercambio de conocimientos y la divulgación en todo lo relacionado con la gastronomía y la cocina del producto fresco. En Aula Boquería se ofrecen cursos de cocina de mercado impartidos por chefs de reconocido prestigio internacional, menús degustación, talleres de cocina para niños, sesiones monográficas dedicadas a la gastronomía de países de todo el mundo o a productos concretos de temporada.
foto
El emblemático bar Pinotxo

No se puede hablar de la Boquería sin hacer referencia al Pinotxo, el diminuto bar que se encuentra a la entrada del mercado, regentado por el popular Joan Bayén –Juanitu–, uno de los personajes más populares del barrio. En su barra se han sentado los mejores cocineros, además de escritores, políticos e intelectuales.

foto
Joan Bayén, el popular Juanitu, en la barra del Pinotxo.