El CITA estudia a los consumidores de carne de cordero en Aragón

29/06/2012

29 de junio de 2012

Investigadores de la Unidad de Producción Animal del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón han realizado un estudio para la segmentación de consumidores basada en la conveniencia (facilidad de compra, de cocinado y consumo) y la actitud de los mismos hacia la calidad de la carne de cordero.

Una de las principales tendencias en consumo de carne es la compra de alimentos por conveniencia, que está más asociada a la edad (jóvenes), lugar de residencia (ciudades grandes) y nivel de estudios (elevados) que al género o el nivel de ingresos.

El objetivo del trabajo ha sido identificar, caracterizar y comparar tipos de consumidores de ternasco de acuerdo a su predisposición a la conveniencia o facilidad de uso. Los tipos de consumidores identificados fueron cuatro, entre los que destacan tres denominados como “tradicionales”, “despreocupados” y “aventureros”. La preferencia por la comida innovadora o exótica versus la tradicional y la diversificación de las comidas fueron los factores más importantes que diferenciaron a estos tres tipos.

El estudio revela que la facilidad de cocinado es muy importante para los consumidores “despreocupados” y que en general, la presencia de una etiqueta de calidad, el origen local de la carne y la alimentación de los animales con pasto o forrajes en lugar de cereales son características altamente valoradas por la mayoría de los compradores.

En relación a la percepción de la calidad de la carne, los distintos consumidores le dieron importancia intermedia al contenido en grasa, más elevada a que fuera cordero ligero (tipo ternasco), y sobre todo a la apariencia de frescura. Los consumidores “tradicionales” se diferenciaron de los demás en la mayor importancia otorgada a la frescura y al color claro de la carne.

foto
En la foto, el investigador y doctor Guillermo Ripoll, coautor del trabajo, en el que también han participado los doctores Alberto Bernués y Begoña Panea, de la Unidad de Producción Animal del CITA.
Los patrones de consumo de alimentos y de carne en particular, varían constantemente y el consumo de carne de ternasco en Aragón está disminuyendo de forma continuada durante los últimos años. La identificación de diferentes consumidores en función de la conveniencia y sus percepciones de los atributos de calidad dan una oportunidad a la industria para segmentar más el mercado y desarrollar nuevos productos orientados al consumidor (consumer-led product development). Estas estrategias pueden ser especialmente relevantes en productos genéricos (con escasa diferenciación) como la carne de cordero aunque el posible sobre-precio no debiera ser muy elevado.

Para la realización del estudio se han realizado 350 encuestas postales en Aragón centradas en dos aspectos de los estilos de vida relacionados con la comida: hábitos de cocina y situaciones de consumo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS