La I.G.P. lechazo de Castilla y León multiplica por 2,4 la producción de carne

13/02/2012

13 de febrero de 2012

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado hoy, 13 de febrero, la orden por la que se aprueba el reglamento de la Indicación Geográfica Protegida Lechazo de Castilla y León. Ello redundará en un mayor potencial de comercialización de carne de lechazo, por encima de los 1,75 millones de ejemplares amparados bajo la marca de la I.G.P. Durante el pasado ejercicio, se sacrificaron 736.000 animales, bajo la tutela de dos marcas de calidad, que convivían hasta ahora –I.G.P. Lechazo de Castilla y León, y la marca colectiva Lechazo de la Meseta Castellano Leonesa–.

Según fuentes de la Consejería de Agricultura, el pliego de condiciones de la I.G.P. incluye como novedad, el considerar  producto amparado, además de las canales de lechazo de las razas castellana, churra y ojalada ya protegidas, las canales de lechazo puro de raza assaf española y sus cruces con las anteriores, siempre que procedan de ganaderías en régimen de producción extensivo, semiextensivo y semiintensivo.

Durante los últimos 20 años, la cabaña ganadera de ovino regional ha pasado de estar formada básicamente por animales de razas rústicas de poca especialización productiva y bajo número de cabezas por rebaño al predominio de razas especializadas en producción de leche como la assaf.

En virtud de ello, desde el Consejo Regulador de la I.G.P. se impulsó la modificación del Reglamento, una vez realizados los estudios técnicos pertinentes, para aprovechar semejante potencial. 

foto
Foto: www.lechazodecastillayleon.es
Como consecuencia del mayor número de lechazos amparados por la I.G.P., se multiplicará por 2,4 el potencial productivo de carne de calidad de lechazo de Castilla y León. De ahí, se generará un encarecimiento de los precios en origen lo que permitirá a los ganaderos rentabilizar sus explotaciones. Igualmente, la modificación en el Reglamento agilizará el acceso de las nuevas ganaderías inscritas a las ayudas de pagos directos contempladas en la PAC para la mejora de la calidad de las producciones de ovino y caprino.

Otra ventaja será la ampliación del área geográfica de producción hasta cubrir toda la Comunidad de Castilla y León, lo que dará entrada a zonas cerealistas de la provincia de Soria anteriormente excluidas.

Por último, la modificación aprobada por la I.G.P. hará posible que el consumidor final disponga de mayor garantía acerca de aquello que consume, ya que se introducirá una identificación detallada del origen del lechazo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS