Nuevos estuches de jamón ibérico cortado a cuchillo de Beher

06/02/2012

6 de febrero de 2012

Beher, fabricante de jamones y embutidos ibéricos de Guijuelo (Salamanca), acaba de sacar al mercado sus estuches de jamón de bellota, calidad 'Oro' y 'Único', cortados a cuchillo. El original envasado permite disfrutar de todos los aromas del jamón con su auténtico sabor y jugosidad.

Los jamones de Bernardo Hernández llegan ahora al consumidor cortados a mano para conseguir la textura, tamaño y grasa ideal. Anselmo Pérez, galardonado con once premios nacionales y creador de una escuela y estilo en España, dirige un equipo de cortadores manuales. Su estudio en el corte hace que el resultado sea excelente: las finas lonchas saben a recién cortadas.

El proceso se realiza de forma artesanal y manual, con cada una de las piezas. Con su experiencia y además, con mimo y cuidado, consigue sacar con cada loncha, los mejores secretos del jamón.

El producto se presenta en dos estuches, de 90 y 50 gramos (este último apto para una degustación). Además, hay una presentación en un estuche de diseño especial, idóneo para regalos. En este caso, el jamón se muestra cortado en pequeñas y finas lonchas, puestas de forma circular sobre una base que se asemeja a un plato y que facilita su servicio en la mesa, en un envase de diseño atractivo. Para hostelería, el jamón se presenta en bolsas.

El envasado es hermético. Antes de abrirlo, el sobre se debe pasar por debajo del agua caliente, durante 15-30 segundos. Una vez abierto se debe dejar reposar 15 minutos para que el jamón recupere toda su jugosidad. Posteriormente, se sirve a temperatura ambiente.

foto
En la foto, los estuches de jamón ibérico Beher, en sus diversas presentaciones.

Para hostelería, se han desarrollado unos envases profesionales, aptos para restaurantes, cafeterías y bares que no tienen cortadores, ni consumo suficiente como para terminar una pieza en un plazo de 1-3 días que es lo ideal. El sobre les permite conocer el costo real aplicando su margen de beneficio y eliminando pérdidas y mermas. Se aconseja una rotación entre 15-30 días aunque la caducidad es mucho mayor.

En suma, cada pieza de jamón que llega cortada en estos nuevos envases, ha pasado por un riguroso y delicado proceso que garantiza la más alta calidad del producto. Los cerdos se crían en las fincas 'Los Jarales' y 'Los Valhondos', ambas protegidas bajo el título de 'Granja de Protección Sanitaria Especial'.

Posteriormente en seleccionadas montaneras, el cerdo ibérico puro se engorda en libertad alimentándose con los mejores pastos y bellotas.

El proceso de elaboración y selección, mantiene el mismo esmero y carácter artesanal que se ha transmitido a lo largo de las tres generaciones de la empresa. La curación del producto durante más de 36 meses bajo el clima único de Guijuelo, garantiza que estamos ante un producto único en el mundo, por su delicioso sabor y exquisito aroma.

En cuanto a las presentaciones, la 'Oro' es la más alta calidad de bellota con un sabor de gran intensidad y una curación de 40 meses. La calidad 'Único' corresponde a un jamón de cerdo ibérico puro criado en libertad con una relación calidad/precio excelente y un sabor más suave. La curación es de más de 30 meses. Ambos destacan por su dulzura y su atractivo color rojo cereza.

foto
Jamón envasado, como acabado de cortar.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS