Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Alcampo y Carrefour prevén una ampliación de las zonas comerciales de sus hipermercados en Mallorca

14/02/2011

14 de febrero de 2011

Los centros comerciales de Carrefour Coll d'en Rabassa (Palma de Mallorca) y de Alcampo, en la localidad de Marratxí (Mallorca), estudian la ampliación de sus zonas comerciales. En concreto, la remodelación no afectaría al aumento de la superficie destinada a sus hipermercados, pero sí al espacio que ocupan las firmas instaladas en sus inmedidaciones. Así lo han expuesto ambas enseñas a los responsables de la conselleria de Comercio y del Consell de Mallorca.En el primer caso, el del complejo del Coll d'en Rabassa, se prevé ampliar el espacio comercial en el que se hallan tanto establecimientos minoristas como de restauración.En cuanto al segundo, donde se halla el hipermercado de Marratxí, se espera agrandar el volumen de alguno de los locales de marcas inauguradas junto al hipermercado.

En cuanto a la ronda de reuniones, la principal preocupación por parte de los responsables de estos complejos comerciales ante la Conselleria era que sus planes de expansión no fueran compatibles con la ley autonómica que regula este sector, aprobada hace un año, y que restringe la construcción de más superficies de gran tamaño. Por su parte, Pere Trias, director general de Comercio, ha confirmado que ambas ampliaciones se pueden llevar a cabo ya que se enmarcan dentro de la legalidad.En referencia al encuentro en la Dirección Insular de Carreteras, se trataba de establecer si las reformas a incorporar en los accesos a Carrefour y Alcampo dentro de la ampliación del segundo cinturón afectarían a sus planes de expansión. Finalmente, se llegó a un acuerdo para que esta modificación de las entradas no suponga un problema en el desarrollo de ambas zonas comerciales, de forma que éste último tampoco obstaculice la mejora de dicho eje viario. Sin embargo, ambas ampliaciones no se ejecutarán de forma inmediata. Fuentes de la Conselleria aseguraron que aún no se han empezado los trámites de la licencia autonómica necesaria para aquellos proyectos que atañen a establecimientos de una superficie por encima de los 700 metros cuadrados si tiene lugar en Mallorca.

La nueva ley de comercio es muy restrictiva cuando se trata de frenar la instalación de grandes superficies comerciales en el exterior de los núcleos urbanos, dificultando la apertura de grandes hipermercados y siendo más flexible con el modelo de grandes almacenes dentro de las ciudades. Aun así, la viabilidad de ambos proyectos ya mencionadods se basa en ampliaciones de instalaciones ya existentes sobre un suelo urbano de uso comercial consolidado.En consecuencia, los técnicos de la Conselleria no hallan trabas en la normativa autonómica para su consecución.