Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Deformación y chapa
Transfluid consigue que los robots diseñados como curvadoras de tubos sean más eficaces y más fáciles de usar

Llega la nueva generación de robots de curvado

Redacción Interempresas25/07/2019

Transfluid, firma representada en España por Curvaser, emplea en sus células de mecanizado, desde hace tiempo, robots que actúan como curvadoras procesando tubos con eficacia y flexibilidad. Estos sistemas de curvado han podido, desde un principio, aceptar datos isométricos sin necesidad de una programación separada y generar datos de curvado a partir de estos. Sin embargo, ahora el fabricante de máquinas de alta tecnología ha dado otro salto evolutivo mejorando una vez más sus robots curvadores.

Transfluid presenta una nueva generación de robots de curvado diseñados para que sean más eficaces y más fáciles de usar. “Para nosotros, lo importante es que la solución sea más fácil de usar si cabe. Y en este caso se trata de reducir al máximo o eliminar por completo la necesidad de programación”, explica la directora general de Transfluid, Stefanie Flaeper. “Al mismo tiempo, hemos conseguido incrementar la flexibilidad de las máquinas. Conseguir mejoras significativas en unos robots curvadores que ya trabajaban estupendamente suponía un verdadero desafío. Es por ello que estamos tan satisfechos al saber que nuestro equipo de expertos lo ha conseguido”.

foto
Los robots pueden posicionarse uno al lado del otro en un lugar definido. La instalación vuelve a desplazarse a la posición inicial presionando una tecla. Foto: Transfluid.

Sincronización y codificación

Las células de curvado de Transfluid, de eficacia demostrada, doblan ambos lados de los tubos largos por medio de dos robots. Para ello, los tubos pueden estar previamente equipados con conformados o sistemas de unión. No obstante, las máquinas de conformado permiten mecanizar considerablemente mejor los tubos rectos. “Ambos robots se sincronizan durante la aplicación. Los dispositivos adicionales como, por ejemplo, dispositivos portadores o de fijación se sincronizan automáticamente con el robot que lleve a cabo el curvado. A través de codificaciones en el componente, nuestros robots curvadores detectan el tubo, generan el impacto de curvado y también pueden seleccionar distintos radios y diámetros”, afirma Stefanie Flaeper. En total, pueden equiparse con hasta seis diámetros de tubo o radios distintos.

foto
El sistema permite trabajar tanto con datos de X, Y o Z así como con longitudes y ángulos de curvado. Foto: Transfluid.

Mecanizado ampliado, mayor volumen de producción

Gracias a los nuevos avances de Transfluid, una célula de mecanizado con dos robots a los lados no solo puede realizar el doblado del tubo por ambos lados, sino que cada robot curvador también puede mecanizar una geometría distinta. De esta forma, el sistema es eficiente y fácil de usar y ofrece un volumen de producción considerablemente mayor. “A través del software específico que hemos desarrollado hemos logrado que los procesos resulten considerablemente más sencillos. Podemos crear datos de doblado a partir de coordenadas sin necesidad de una programación compleja”, resume Stefanie Flaeper.

foto
A través de codificaciones en el componente, los robots curvadores detectan el tubo, generan el impacto de curvado y también pueden seleccionar distintos radios y diámetros. Foto: Transfluid.

Curvado y manejo sin necesidad de una programación compleja

Asimismo, la nueva generación de robots curvadores ofrece un manejo todavía más seguro: a partir de valores preprogramados pueden obtenerse la posición desde la que se agarra el tubo presente en el cargador y la posición desde la que se agarra el tubo para depositarlo. Eso significa que para el usuario no es necesaria prácticamente ninguna programación del programa de doblado o de los procesos de manejo. Simplemente se accede a datos ya consignados. También en aquellos casos en que las longitudes grandes de lado del ángulo puedan causar colisiones se puede mecanizar sin problemas un componente curvado y depositado por el robot; puesto que la última curva es desplazable en el tubo ‘suspendido’ directamente sobre la posición de colocación. A través de un sistema de control de la curvadora se opera la instalación completa. La ventaja de este sistema es que se puede trabajar tanto con datos de x, y o z, como con longitudes y ángulos de curvado, tal como hacen las curvadoras convencionales. Para ello no es necesario disponer de conocimientos sobre programación de robots. A fin de mantener los tiempos de preparación lo más breves posibles, los robots, incluidos los ejes adicionales, cuentan con una posición de preparación preajustada. Esta permite a los usuarios llevar a cabo los procesos de preparación con gran rapidez. Los robots pueden posicionarse uno al lado del otro en un lugar definido. La instalación vuelve a desplazarse a la posición inicial presionando una tecla. Con esta nueva generación de robots curvadores, Transfluid ha ampliado una vez más y hecho más eficaces las posibilidades del procesado de tubos.

foto
Con los avances introducidor, una célula de mecanizado con dos robots a los lados dobla el tubo por ambos lados, pero, además, cada robot curvador también puede mecanizar una geometría distinta. Foto: Transfluid.

Empresas o entidades relacionadas

Maquinaria Curvaser, S.L

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS