Jordi Mañé Vaqué, Gerente de Aseim

Redacción MU01/07/2008
Veo un presente 'normal' y un futuro 'brillante', en el sector de la deformación
foto
Desde hace bastante tiempo he venido observando que dentro del sector de la máquina-herramienta y especialmente en el campo de la deformación (obtención de productos con un porcentaje elevado de aprovechamiento de la materia prima) se han ido produciendo una serie de cambios que cada vez han hecho de esta, podemos decir especialidad, una actividad prioritaria en el sector de la construcción mecánica, que antes ostentaban los equipos que trabajaban por arranque de viruta (tornos, fresadoras, mandrinadoras, etc.). Lo que también ha conllevado una falta de profesionales en este sector, pasando de una necesidad de 'buenos artesanos' a necesitar ‘auténticos especialistas’. Antes torneros, fresadores, mandrinadores, y ahora se necesitan plegadores, punzonadores, especialistas en máquinas de corte térmico, etc. Lo que ha llevado a este sector a convertirse en un sector puntero en las construcciones mecánicas, como antes he dicho. Si bien esta falta de especialistas a llevado cada vez más a tener que suplirla por equipos altamente automatizados y capaces de trabajar “non stop” con una fiabilidad máxima.

Por otra parte, la debilidad en la inversión en bienes de equipo y especialmente la máquina- herramienta siempre ha sido unos de los primeros síntomas en todas las crisis económicas que por mi larga experiencia en el sector he visto. Creo sinceramente que en este momento, si hablamos de crisis, hemos de hablar de crisis sectoriales y más concretamente de ajustes, sobre todo en el sector de la construcción y más exactamente en el de la vivienda. Creo que esto es evidente y creado por una escalada de precios que ha sufrido este sector favorecido por un dinero fácil y barato y que el consumidor creía que siempre podría devolver fácilmente, aunque estaba pagando unos precios excesivos, y contando que partía ya de una base, que después se ha visto falsa, por la existencia de una vivienda anterior en muchos casos aún pendiente de liquidar.

Por lo expuesto creo que el sector de los bienes de equipo, en general el de la máquina-herramienta y concretamente lo relativo al sector de la deformación (obtención de productos con un porcentaje elevado de aprovechamiento de la materia prima) no tiene por qué sufrir ningún tipo de recesión, es más, yo diría que de esta situación saldrá fortalecido, encontrando nuevas fuentes de aplicación de los productos que con estos equipos se pueden obtener. Como resumen puedo decir que veo un presente 'normal' y un futuro 'brillante', en el sector de la deformación y especialmente en los equipos de alta tecnología o con soluciones imaginativas.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS