Reduce también los consumos de energía tanto en el manejo como en la fabricación

Imem Ascensores aprovecha las ventajas del acero avanzado de alta resistencia

Redacción MU15/06/2007
La compañía española Imem Ascensores ha desarrollado un ascensor más ligero que permite ahorrar espacio, a la vez que reduce el desgaste en el motor y las partes móviles. El ascensor está fabricado con acero avanzado de alta resistencia y está en el campo de los ascensores silenciosos de la compañía, habiendo despertado un imperante interés en el mercado.
foto
El uso de acero avanzado de alta resistencia reduce también los consumos de energía tanto en el manejo como en la fabricación, lo que al mismo tiempo disminuye el impacto ambiental. Teniendo la misma capacidad que un ascensor fabricado con materiales estándar, el nuevo ascensor ligero obtiene una mayor superficie útil en las caras zonas de las grandes ciudades. El proyecto del ascensor resultó nominado para el Premio Swedish Steel 2006.

La industria de los ascensores ha sufrido una especie de revolución en estos últimos años. Los cuartos de máquinas han desaparecido y los motores, componentes electrónicos, sistemas de control y elementos mecánicos, se instalan actualmente en el cuerpo del elevador. El incremento en el precio de los inmuebles es el principal motor de este desarrollo, que ha sido posible gracias a las nuevas tecnologías, motores mas eficientes y mejores materiales.

La compañía española Imem se halla muy adelantada en este aspecto y ha desarrollado el proyecto de ascensor fabricado en acero laminado en caliente de alta resistencia. El límite elástico mínimo de este acero es de 500 N/mm2 y sus propiedades son superiores a las del acero estructural corriente. Como resultado, el espesor de los materiales tanto del chasis como del marco del contrapeso se ha podido reducir. La disminución de espesor ha sido de 1,5 mm, pasando de 6 mm a 4,5 mm, lo que ha permitido reducir el peso del chasis del ascensor a menos de la mitad. Los proyectistas han conseguido aprovechar la resistencia de estos aceros para mejorar la eficiencia del diseño. A resultas de ello, se han acelerado en la actualidad diferentes pasos en la producción. Los nuevos ascensores, más ligeros, tienen la misma resistencia y capacidad que sus predecesores pero se ha disminuido el desgaste en las partes móviles y cables. El ascensor necesita al mismo tiempo una menor energía para operar y las operaciones de mantenimiento se han visto muy favorablemente afectadas.

Este nuevo ascensor ha levantado un gran interés entre los clientes de Imem, quienes aprecian los obvios beneficios de un ascensor más ligero. La posibilidad de incrementar el área restante en los edificios se está volviendo cada vez más importante y el acero de alta resistencia ofrece nuevas oportunidades a este respecto.

"El proyecto nos permite liberar superficie en el edificio sin que los usuarios encuentren desventajas, y cada metro cuadrado de superficie representa un beneficio para todos", declara Juan Gómez de Imem. "El acero de alta resistencia es por lo tanto un material muy interesante para este tipo de producto. Vamos a seguir considerando otras posibilidades en el futuro".

Además de los beneficios económicos obtenidos, principales impulsores de la utilización de aceros avanzados de alta resistencia en estos ascensores, el proyecto ofrece otras ventajas. El trabajo es mas fácil para los instaladores de Imem, ya que las distintas partes individuales son ahora más ligeras. La mejora en las condiciones de trabajo hace más sencillo conseguir el buen resultado final.

"Hay una alta presión en cuanto al tiempo en los trabajos de instalación y el espacio del que se dispone es muy reducido, por tanto, cuanto más ligeras sean las diferentes partes, mayor será la precisión", continúa Juan Gómez. "Además, varios de nuestros clientes nos presentan requisitos específicos los proyectos de nuestros ascensores están muchas veces hechos a medida. Como resultado, cada instalación es única y nos pide la máxima exactitud y el ajuste más perfecto siendo el bajo peso particularmente beneficioso.

El cambio al acero de alta resistencia se ha desarrollado sin problemas e Imem ha podido seguir utilizando la actual maquinaria de producción con solo unos pequeños ajustes.

"No hemos tenido problema alguno trabajando con acero de alta resistencia" nos dice Juan Gómez. "El suministrador del material nos ha ayudado con buenos consejos e ideas y nosotros estamos ya acostumbrados a continuos ajustes en nuestra producción con el fin de hacer frente a las necesidades de nuestros clientes y pedidos. Nuestros elementos de producción están trabajando perfectamente con el acero de alta resistencia".

Se ha realizado un gran esfuerzo en el desarrollo de nuevos modelos y la compañía ha obtenido un gran éxito en este aspecto. Imem es ahora uno de los mayores fabricantes españoles de ascensores y uno de los fabricantes líder en Europa, habiéndose especializado en ascensores " a medida" con un diseño atractivo y silenciosos.

"Estamos suministrando ascensores en mas de 50 países y nuestro promedio de crecimiento anual es del 30 por ciento" nos dice Juan Gómez "pero queremos seguir conservando nuestro perfil de empresa familiar, asegurando a nuestros clientes una alta calidad y un servicio personalizado. Los aceros avanzados de alta resistencia nos han facilitado nuevas oportunidades para desarrollar nuevos modelos que le den un valor añadido tanto a nuestros clientes como a los usuarios en todo el mundo"

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS