Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
TruPunch 1000, ideal para introducirse en el segmento del punzonado profesional

Una máquina que crece con cada tarea

Redacción Interempresas08/03/2017

Con la TruPunch 1000 Trumpf ha desarrollado una punzonadora para el segmento de entrada al mercado que puede irse ampliando poco a poco hasta convertirse en una máquina combinada. El resultado de esta evolución es la TruMatic 1000 fiber, una máquina láser equipada con un gran número de innovaciones, que punzona, dobla cubrejuntas y moldea roscas.

foto
TruPunch 1000: una punzonadora económica, compacta y automatizable que crece con el volumen del negocio. Foto: Trumpf.
Una punzonadora que crezca a medida que se le suministre volumen de actividad, volviéndose así más económica, compacta y automatizable. Estos son los deseos de muchos de los clientes de Trumpf. Con la TruPunch 1000, Trumpf presenta en la Euroblech de este año una maquina básica muy compacta, que los fabricantes de chapas metálicas podrán ir ampliando en función del desarrollo de su negocio hasta convertirla en la también sumamente compacta punzonadora láser TruMatic 1000 fiber.

Metamorfosis con láseres de cuerpo sólido TruDisk de 3 kilovatios

La TruPunch 1000, que permite una ampliación de funciones, es la opción ideal para introducirse en el segmento del punzonado profesional. Esta máquina procesa chapas con un grosor de hasta 6,4 milímetros con una frecuencia de hasta 600 carreras por minuto, lo que la convierte en todo un prodigio capaz de ahorrar el máximo de espacio. Con una superficie de instalación de apenas 6,5 por 4,9 metros, la TruPunch 1000 es, dada su condición de máquina autónoma, alrededor de un 15% más compacta que el modelo precedente. Thomas Herberger, director de Herberger Metallwaren GmbH+Co. KG y cliente de prueba de Trumpf nos comenta: “Nuestras capacidades de espacio son limitadas. Con la TruPunch 1000 compacta, que ahora ocupa el segmento de la anterior TruMatic 200, podemos trabajar por primera vez también con formatos medios sin necesidad de realizar ningún reposicionamiento, lo que claramente agiliza los procesos de producción”.

Si un fabricante de chapas metálicas desea aprovechar la mayor variedad de piezas fabricable con la técnica combinada más adelante, ya no tendrá que comprarse una segunda máquina. Gracias al nuevo sistema modular podrá incorporar a posteriori un sistema de corte por láser, un sistema de aspiración y una protección para el haz láser a su TruPunch1000.

Mediante la instalación de un TruDisk láser de cuerpo sólido de 3 kilovatios la punzonadora TruPunch 1000 se convierte en una máquina punzonadora láser. Esta configuración coincide de forma exacta con la segunda novedad de Trumpf: la TruMatic 1000 fiber. Con esta máquina Trumpf ofrece por primera vez una máquina combinada en el segmento básico que permite a sus usuarios pasar de trabajar con láser únicamente en 2D a una tecnología de punzado láser. En caso de que se dispusiera de un láser de cuerpo sólido TruDisk, sería posible accionar la TruMatic 1000 fiber también a través de la red láser de Trumpf. Además, su atractivo precio no implica en ningún caso un menor rendimiento, de hecho, los datos de rendimiento de la TruMatic 1000 fiber se corresponden con los de la antigua TruMatic 3000 fiber.

foto
La TruMatic 1000 fiber es más compacta que cualquier otra máquina comparable del mercado. Foto: Trumpf.

Un cabezal de punzonado volador

Este concepto modular funciona gracias al novedoso accionamiento que poseen los dos nuevos modelos de la serie 1000. Se trata del ‘Delta Drive’. Este accionamiento patentado aporta, literalmente hablando, movimiento al mundo de la técnica de punzonado industrial. Los desarrolladores de Trumpf concibieron este accionamiento tan especial pensando en la construcción de máquinas más pequeñas y con el fin de encontrar más posibilidades de manejo de los distintos materiales. La clave está en que el Delta Drive hace innecesario el movimiento habitual de la chapa y la mesa de apoyo por el eje Y, al permitir por primera vez que el cabezal de punzonado prácticamente ‘vuele’ en esa dirección.

Esto es posible gracias a un sofisticado sistema de accionamiento que se pone en marcha mediante dos servomotores. Si los servomotores se mueven en la misma dirección, el cabezal de punzonado se puede mover en el eje Y en ambos sentidos. Mediante un movimiento giratorio en dirección contraria de los husillos se activa la carrera de punzonado. Dado que el accionamiento de punzonado también se aprovecha para el movimiento de la operación y no hay que mover ni la chapa ni la mesa de apoyo, el eje Y se puede acelerar mucho más. Esto hace que el proceso de punzonado sea más dinámico y que la máquina trabaje de forma más productiva. Debido al reducido movimiento relativo entre el soporte de la chapa y la chapa también se reduce el riesgo de enganches, lo que hace el que el proceso sea más seguro. En último lugar cabe resaltar que las mesas de apoyo fijas reducen considerablemente el espacio que ocupan las máquinas.

foto
Mediante un cabezal de corte por láser, un sistema de aspiración del láser y una protección del haz, la TruPunch 1000 se convierte en una TruMatic 1000 fiber. Foto: Trumpf.

Clasificación automática

Tanto la TruPunch 1000 como la TruMatic 1000 fiber tienen capacidad para clasificar las piezas fabricadas hasta un tamaño de 180 × 180 mm de forma automática. Las piezas aptas acceden por una rampa a un dispositivo de clasificación móvil. Este las ordena en una hilera de hasta cuatro cajas distintas de 400 x 300 mm. Las cajas se encuentran por debajo de la máquina y pueden ser extraídas con facilidad por el operario. El movimiento del cabezal de la punzonadora también permite otras posibilidades para una extracción parcial. Trumpf ofrece con la TruPunch 1000 opcionalmente y con la TruMatic 1000 fiber de forma estándar una trampilla de gran tamaño que posibilita la descarga de piezas de hasta 400 × 600 mm. Esta puede además ser provista de un sensor que reconoce si todas las piezas han sido extraídas mediante un mecanizado seguro de la estación de trabajo de la máquina. Mediante esta trampilla para piezas comparativamente grande también se pueden extraer piezas largas y anchas procesadas mediante láser o punzonado a contenedores, europalés o cintas transportadoras. Thomas Herberger comenta: “A menudo ocupábamos planchas con tan sólo cuatro o seis piezas que hasta ese momento se clasificaban a mano. Con la TruPunch 1000 ya nadie tiene que ”pringar“dado que expulsa las piezas por su gran trampilla y las coloca directamente en la caja”.

Seguridad en un espacio mínimo

En el caso de la TruMatic 1000 fiber la consigna a seguir fue la mismo, es decir, que fuera lo más compacta posible. Por este motivo Trumpf ha desarrollado para el sistema modular una protección del haz que ocupa un espacio mínimo. Este cercado de protección está concebido como un delantal que se encuentra directamente ajustado a la mesa de la máquina. Durante el transcurso del punzonado se desplaza hacia abajo permitiendo al operario una visión directa y sin obstáculos del proceso. En cuanto comienza el mecanizado con láser estando el programa en marcha, el cercado vuelve a subir y una cubierta se sitúa por encima del Delta Drive, donde se encuentra sujeta a la unidad de trabajo láser.

La ínfima radiación difusa que puede producir durante el proceso de fabricación en un ángulo plano por debajo de los cepillos de la mesa de trabajo es atrapada por los delantales ahora levantados. Dos pantallas protectoras contra la luz láser permiten un control visual directo del proceso en marcha.

foto
Gracias al nuevo accionamiento patentado “Delta Drive”, el movimiento de la chapa y la mesa de apoyo por el eje Y resulta innecesario, ya que mueve el propio cabezal de punzonado por dicho eje. Foto: Trumpf.

Automatización y dirección inteligente

También en su versión automatizada los dos modelos 1000 son más compactos que todas las demás máquinas comparables del mercado. En ambos se puede fijar adicionalmente el SheetMaster Compact de nuevo desarrollo. Este carga las chapas y los recortes de formato medio y descarga planchas microjoint y rejillas residuales de forma segura y prácticamente simultánea gracias a los ciclos de carga optimizados. De conformidad con las exigencias de los usuarios, es posible manejar ambas máquinas intuitivamente a través de su pantalla táctil. La MobileControl App permite un manejo móvil mediante la tablet Para su programación se requiere el software TruTops Boost Punch. La licencia, así como el contrato de mantenimiento vienen ya incluidos en el suministro de la máquina.

Empresas o entidades relacionadas

TRUMPF Maquinaria, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS