Entrevista a Ignasi Creus, administrador de Lluís Creus, S.L.

Nerea Gorriti15/02/2006

“El sector empieza a darse cuenta del valor añadido que ofrece un fuelle a la máquina-herramienta”

La empresa familiar Lluís Creus puede presumir de ser una de las más longevas en la fabricación de fuelles y tratamiento de cuero de Cataluña y España. Hasta cinco generaciones han marcado la trayectoria de la compañía que ha visto desde su creación en 1876 cómo ha evolucionado el sector, sabiendo adaptarse a los cambios. Precisamente, esa capacidad de respuesta es la que ha llevado a la dirección de la compañía a apostar por un cambio de instalaciones, un nuevo emplazamiento con una infraestructura más moderna, accesible y preparada para resultar aún más competitiva. La empresa fabrica fuelles, trabaja el cuero curtido y ofrece servicios de corte por agua al mercado. ¿Una clave de su éxito? Ser una de las pocas empresas que ha sabido mantenerse en activo en España durante tantos años y con un alto índice de actividad. En parte, ha sido gracias a la satisfacción de sus clientes a los que siempre ha proporcionado una atención personalizada, podría decirse que tanta como el concepto de la empresa, ofreciendo un trato “familiar”.
foto
Fachada de las nuevas instalaciones de Lluis Creus.
En 2003 Ignasi Creus, hijo de Lluis Creus recogió el testigo que su padre y propietario de la compañía le cedió para asumir la dirección de la empresa hace seis meses. Sobre estos tres años al frente de la firma, las novedades y proyectos que vendrán con la nueva etapa que ha emprendido la compañía y las razones que les llevaron a dar el salto a las nuevas instalaciones, los dos Creus, padre e hijo, hablaron con MetalUnivers.

Ignasi, químico y con una amplia formación y dedicación al área del medio ambiente y a la prevención de riesgos, sabe lo importante que es la prevención de riesgos del operario y de la propia máquina. Por ello, es un buen comercial de su producto, el fuelle, que permite preservar la máquina y al trabajador.

¿Cómo fueron los inicios de la compañía?

* Lluís Creus: La empresa empezó con el cuero, guarniciones para caballos y correas para motores. Después, trabajamos para la industria textil. Cuando mi padre empezó a trabajar había 27 fabricantes de correas, hoy queda sólo una en toda Cataluña. Visité Francia y Alemania, y empecé a fabricar fuelles. Hoy somos sólo tres fabricantes en España.

¿ Qué aplicaciones tienen los fuelles en la industria metalmecánica?

* Ignasi Creus: Principalmente son dos nuestros principales clientes. Por un lado, quienes incorporan el fuelle a su producto y por otro, aquellos que necesitan el fuelle para sus máquinas pero que fabrican otros productos.

En 2005 decidimos, para ser realmente competitivos, dar un salto de calidad en el campo de los fuelles. Nuestro producto era de alta calidad pero nuestro proceso de fabricación era lento por lo que decidimos invertir en una máquina de corte por agua. También fue ésta una de las razones del cambio de instalaciones. Las dimensiones de la máquina nos obligaron de alguna forma, a abandonar nuestro taller ubicado en Pueblo Nuevo (Barcelona), donde trabajamos durante más de noventa años. También hay que tener en cuenta que había vecinos en la zona y que las instalaciones no facilitaban la carga y descarga de mercancías.

foto
Lluis Creus e Ignasi Creus durante la entrevista.

¿Qué aporta un fuelle a la maquinaria o al robot?

* Ignasi Creus: En un periodo en el que las empresas deben potenciar la competitividad, el fuelle ofrece un valor añadido a la máquina.

Nuestros clientes más representativos son los fabricantes de maquinaria porque suelen adquirir series grandes, un área donde somos realmente competitivos. Pueden demandar fuelles de hasta 75 metros de largo, muy anchos, fuelles altos… Pero antes eran más caros porque toda la producción era manual. Sin embargo ahora, con series grandes de cien o doscientos fuelles por ejemplo, en un corte optimizas todo.

¿Para qué tipo de máquinas es mayor la demanda industrial de fuelles?

* Ignasi Creus: Para todo tipo de máquinas, existen muchos tipos. El fuelle básicamente tiene dos funciones: proteger la máquina y al trabajador. En la máquina existen zonas delicadas y sensibles que no pueden estar en contacto con el aceite, con las taladrinas, las virutas, el polvo que hay que proteger, aunque también se demandan por cuestiones estéticas. Otra razón es la de cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, protegiendo al operario para que no pueda dañarse con las partes móviles de la máquinas, ya sea introducir la mano, o caerse y golpearse. La actual Ley de Prevención de Riesgos Laborales exige que todas las máquinas protejan a sus operarios, por lo que la instalación de fuelles es la solución.

La gente está entendiendo que con el precio de un fuelle se añade mucho valor añadido a la máquina y al mismo tiempo se evita tener una guía desprotegida que se deteriorará y deberá cambiar en vez de poner un fuelle, obviamente a un precio mucho más reducido. Actualmente, el mercado está valorando mucho más esta opción.

* Lluís Creus: El mejor mantenimiento de una máquina es el mantenimiento preventivo. Por ello, la protección de los componentes más sensibles de su máquina (guías, pistones, ejes, etc. ) es una necesidad en un mundo tan competitivo.

foto

Cada fuelle deberá ser diferente en función de la máquina, ¿trabajan exclusivamente bajo demanda?

* Ignasi Creus: Siempre. En nuestra actividad el estándar no funciona porque cada cliente necesita un producto adaptado a su necesidad. La mayor parte de los clientes necesita perfiles muy adaptados y para nosotros es casi lo mismo fabricar en plazos de entrega de quince días. Hoy en día te envían planos y fotos por correo electrónicos y sin ningún problema. Trabajamos fuelles avanzados.

¿Qué cambios aportarán las nuevas instalaciones a la compañía?

* Ignasi Creus: Las nuevas instalaciones, de 1.000 metros cuadrados y una inversión de casi dos millones de euros, nos ha permitido instalar la nueva máquina Waterjet en condiciones y tener más espacio en general, sobre todo, para el trabajo con cuero que es la zona que ocupa un mayor espacio. Además nos permite disponer de un almacén y en definitiva más comodidad con los accesos, por ejemplo.

La nave se encuentra situada en medio de una zona industrial que también genera muchas sinergias. Por ejemplo, los primeros clientes que hemos tenido para el corte por agua han sido los propios vecinos quienes antes, se debían desplazar hasta 50 km para cortar dos piezas, ahora lo hacen aquí al lado.

¿ Ofrecen entonces un servicio de corte por agua?

* Ignasi Creus: A priori, hemos adquirido la Waterjet para producción propia, pero además, también puede dar servicio a nuestros clientes. Nada más comenzar se ha disparado la actividad, tanto, que estamos pensando incluso en programar otro turno.

Entonces, ¿podría decirse que hay una escasez de medios para contratar este servicio?

* Ignasi Creus: Es cierto que existe una necesidad de dar servicio de corte de agua pero ya existen empresas cuya principal actividad es precisamente esa, mientras nosotros hacemos pequeños servicios, de tres piezas, por ejemplo.

De hecho, el segundo día de actividad de nuestra página web recibimos llamadas desde Cáceres para realizar un servicio, e incluso desde Chile. En este sentido, estamos muy satisfechos.

No obstante, como he comentado antes, la producción es para uso propio, aunque a un cliente nunca le diremos que no.

¿Cómo ha mejorado la producción desde la adquisición de la máquina?

* Ignasi Creus: La máquina Waterjet la integramos en nuestro parque de máquinas desde el mes de octubre. Estamos aún en fase de ajuste pero en cuanto a la rapidez, ésta se ha visto incrementada diez veces. Algunas de las ventajas son la rapidez, la repetitividad y la precisión. Requieren un operario muy especializado, hemos recibido formación con el proveedor, cursos de ampliación de AutoCAD del control de la máquina, etc. Estamos muy satisfechos.

La Waterjet trabaja con un chorro de 1 mm de grosor que sale a unos 4.000 bares, añadido con abrasivo. Nos permite cortarlo absolutamente todo. Hay que tener en cuenta que el láser tiene su sector, el hierro y el acero. Incluso hemos cortado cobre de 20 mm y mármol de 25 mm. También he visto muestras de cortes de de hierro de hasta 180 mm de hierro, de papel, de madera, de cerámica, e incluso los pasteles del Corte Inglés.

¿Podría llegar a ser una de las principales actividades de la empresa?

* Ignasi Creus: Estamos saturados de trabajo –también el traslado es una causa– y ahora tenemos la máquina en funcionamiento quince horas. De alguna forma estamos empezando a plantearnos el corte por agua como otra línea de trabajo, pero continuaremos con nuestra principal actividad, desarrollando fuelles y elementos de protección para maquinaria y robótica, correas y cuero técnico industrial.

* Lluís Creus: Frecuentemente, hay piezas para cortar que, por el material o por la forma, no son fáciles por métodos tradicionales. Por eso ofrecemos este servicio. La tecnología Waterjet de corte por agua nos permite hacer cortes en el que ni el material, ni el grosor, ni la forma son impedimentos para cortar con calidad, desde una sola pieza a series grandes.

¿Piensan también dirigirse a nuevos mercados?

* Ignasi Creus: Hemos entrado en el mercado portugués a través de la Feria de Oporto con proyectos realmente interesantes. También hemos llevado a cabo algún proyecto en Sudamérica, pero son temas puntuales. Mercados como el francés, el italiano o el francés no son para nosotros porque ellos ya cuentan con sus propios fabricantes, en cambio aquí no hay.

Las nuevas instalaciones les permitirán crecer.. ¿ pretenden potenciar algún área o el personal?

* Ignasi Creus: Tenemos espacio para crecer y tenemos proyectos. Pretendemos potenciar la producción del fuelle y además de los doce empleados que somos, a este ritmo, incorporemos nuevo personal para el área comercial.

¿Pueden sustituirse el cuero de las correas por otros materiales?

* Ignasi Creus: Se pueden sustituir por algunos materiales y nylons, pero el resultado no es el mismo. A diferencia del cuero, los materiales se desgastan y no se adaptan. Para aplicaciones industriales es evidente que los materiales más baratos proceden de la inyección porque los procesos de manipulación del cuero son manuales, sin embargo, son mucho más efectivos y proporcionan una calidad muy superior.

* Lluis Creus: El cuero, obtenido del tratamiento de piel vacuna de la mejor raza, es un producto natural con muchas aplicaciones a nivel industrial. El hecho de que sea un material “vivo” le proporciona unas características adicionales que no se pueden encontrar en otros materiales sintéticos, como el plástico y los cauchos.

¡A lo largo de los años, el trabajo del curtidor habrá cambiado mucho..

* Lluís Creus Como el mercado. Antiguamente se requerían fuelles para el sector ferroviario de donde recibíamos grandes pedidos. También fabricábamos guarniciones, correas para motores y embarrados para máquinas tejedoras, un espectro muy amplio de aplicaciones. Pero hoy el mercado ha cambiado, aquella situación no se volverá a dar. Antes eran 25 personas dedicadas al cuero, ahora tenemos sólo tres trabajadores.

* Ignasi Creus: Pero sigue funcionando, para nosotros esta actividad representa entre un 30 y un 40 por ciento de la facturación de la empresa, el resto es el fuelle.

foto

¿Creen que el cuero no se utiliza lo suficiente en aplicaciones industriales?

* Ignasi Creus: El cuero aporta unos beneficios únicos pero es cierto que existe un cierto desconocimiento sobre este gran material. Precisamente, ahora estamos trabajando con la Escuela Técnica de los Salesianos de Sarriá (Barcelona) para que mi padre imparta conferencias y charlas sobre el cuero para informar a los más jóvenes que, una vez entren en el mercado laboral piensen en el cuero como un posible material para aplicar a sus procesos en vez de recurrir a kevlar y otros materiales técnicos modernos cuando una empresa dedicada al cuero lo podría solucionar problemas que se presentan. Contactamos con la escuela en Maquitec, donde comprobamos cómo los jóvenes desconocen las bonanzas del material.

* Lluís Creus: Ellos conocen el cinturón, la cartera, las chaquetas, y eso es precisamente lo que nosotros no tratamos. Antes había muchos fabricantes de cuero, pero hoy en día no hay escuelas de formación ni en cuero ni en fuelles .

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS