Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Uno de nuestros puntos fuertes es la mejora de las condiciones y el entorno de trabajo”

Entrevista a Isidoro Pedro Gómez, director comercial de Suplimed

Nina Jareño08/04/2014

Suplimed, empresa especializada en soluciones industriales, presentó recientemente Irmco, la nueva gama de lubricantes ecológicos para deformación de metales, cualquier tipo de hierro, acero, aluminio, cobre o titanio. Irmco es una empresa radicada en EE UU que lleva 100 años fabricando lubricantes especiales con tecnología de polímeros vegetales. La principal diferencia de estos lubricantes con los convencionales es que no contienen grasas, siliconas, derivados del petróleo o cloros, con todas las ventajas medioambientales y de salud que ello supone. Isidoro Pedro Gómez, director comercial de Suplimed, explica en esta entrevista las características de la nueva gama de lubricantes Irmco.

foto

Isidoro Pedro Gómez, director comercial de Suplimed.

En el sector de la producción industrial, el ahorro energético y la reducción de residuos afectan muy directamente a la cuenta de resultados de las empresas. Entre las estrategias a seguir, se encuentra la apuesta por aceites y grasas menos contaminantes. ¿Qué aportan los lubricantes Irmco en este sentido?

En primer lugar mencionar los procesos para los que están diseñados nuestros lubricantes, estos son: estampación, ligera y severa, curvado y corte de tubo, roscado, hidroforming, antiproyecciones de soldadura y desengrasado y en general cualquier proceso de deformación de cualquier tipo de metales. En nuestra compañía las palabras ‘aceites’ y ‘grasas’ están prohibidas en nuestro vocabulario, nuestros productos no contienen estas sustancias ni otras tóxicas como derivados del petróleo, siliconas, cloros, etc. Nuestra gama de lubricantes aporta, sobre todo, productividad y respeto con el medio ambiente, además de una mejora importantísima de las condiciones y el entorno de trabajo.

En cuanto al ahorro energético, también aportamos importantes valores añadidos ya que nuestros productos no necesitan ser lavados para procesos posteriores de soldadura o pintura reduciendo al 100% el consumo de agua y residuos. Según un estudio de uno de los principales fabricantes de vehículos, a nivel mundial se fabrican 15 millones de vehículos cada año, esto significa el consumo de más de 37.000 millones de litros de agua. Todo el mundo habla sobre el petróleo y el gas, pero el agua, que es el bien más preciado, a menudo es pasado por alto, este fabricante implanto una agresiva estrategia de ahorro de agua con un objetivo de reducción del 30% por vehículo en 2015. Entre 2000 y 2010, se redujo su consumo mundial en un 62%, o lo que es lo mismo, se dejó de consumir 10,5 millones de litros de agua. Por cada vehículo fabricado, el uso del agua disminuyo un 49% en este periodo.

La reglamentación europea va, precisamente, en esta línea. ¿Qué penetración tienen este tipo de lubricantes actualmente en las empresas metalúrgicas?

Hace dos años que comenzamos la distribución de lubricantes Irmco en exclusiva para España y Portugal y aun con los tiempos de crisis que hemos sufrido no hemos dejado de crecer en un sector tan competitivo como el de los lubricantes, y la penetración en el mercado está siendo mucho mejor de lo esperado por lo que estamos en pleno proceso de aumento de nuestros medios tanto comerciales como logísticos.

foto
Lubricantes Irmco.

¿En qué sectores podemos encontrar principalmente este producto? ¿Son estos sectores más ‘conscientes’ de la responsabilidad medioambiental o van a remolque de las normativas?

Nuestros principales clientes forman parte de sectores como el automovilístico (TIER 1 y 2), aeronáutico, electrodomésticos, mueble... Este tipo de industria está muy sensibilizada con las normativas vigentes en cada país y con la responsabilidad medioambiental, todas tienen su departamento de seguridad e higiene, que previamente valora la ficha técnica y de seguridad de nuestros productos, certifican que cumplen con la normativa vigente y autorizan las pruebas previas a la introducción en producción.

Nuestros lubricantes cuentan también con la aprobación del reglamento REACH europeo, un reglamento que regula el registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y los preparados químicos, con el objetivo de garantizar un elevado nivel de protección de la salud humana y del medio ambiente, así como la libre circulación de sustancias en el mercado interior, reglamento que muchos lubricantes derivados del petróleo no cumplen. En mi opinión, creo que estos sectores no van a remolque de las normativas, sino todo lo contrario, van por delante y con un estricto cumplimiento de las mismas.

En este sentido, ¿suponen también una ventaja para los usuarios/trabajadores? ¿Por qué?

Es uno de nuestros puntos fuertes, la mejora de las condiciones y el entorno de trabajo es increíble, hay que imaginarse una prensa o una maquina de curvado de tubo impregnadas de aceites o grasas que contaminan las piezas, el suelo, la máquina, y la propia indumentaria del operario. Todo esto genera unos gastos de limpieza enormes y un consumo de epis muy elevado. Nuestro sistema de aplicación del producto es pulverizado, lo que nosotros denominamos ‘Thin film’, una finísima capa en los puntos críticos de la deformación. De esta manera conseguimos una lubricación perfecta, aumentamos la durabilidad del utillaje y nos permite acelerar el tiempo ciclo, el consumo de producto respecto a un aceite o grasa convencional se reduce sobre un 40% manteniendo siempre el entorno de trabajo en un estado de limpieza y salubridad impensable con otro tipo de producto oleoso, lo que obviamente redunda en una ventaja muy importante para los usuarios/trabajadores.

foto
La gama Irmco incorpora, entre otros, geles y fluidos.

En los últimos años se está apostando fuerte por el llamado ‘residuo cero’. ¿Son el objetivo de este tipo de lubricantes?

Los envases de nuestros productos no necesitan ser reciclados o tratados como residuos peligrosos según el código LER 12.01.99. Aquí también se producen importantes ahorros, contribuyendo al respeto del medio ambiente que comentábamos anteriormente.

Para la fabricación de sus productos, ¿cuál es el proceso de obtención a partir de polímeros vegetales?

Nuestros lubricantes se fabrican en Illinois (EE UU), llegan a Europa a través de Holanda y de aquí son enviados a los distintos distribuidores de cada país. Efectivamente la base de nuestros lubricantes son polímetros vegetales. Sobre el proceso de fabricación no puedo dar más datos por un tema obvio de confidencialidad lo que sí puedo añadir es que este mismo año Irmco cumple 100 años fabricando estos productos.

Para finalizar, ¿qué evolución prevé para este tipo de productos en los próximos años? ¿Cuentan con el respaldo de las legislaciones de cada país para incentivar el uso de lubricantes menos contaminantes?

La evolución que prevemos para los dos próximos años es duplicar las ventas, los sectores en los que nos movemos están experimentando una sensible mejoría que nos hacer augurar un exitoso futuro.

foto
La diferencia de resultados en la utilización los lubricantes Irmco en comparación con otros aceites convencionales es notoria.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS