Posicionamos su web SEO / SEM
“La elección de utillajes y herramientas es vital para beneficiarse de las ventajas que ofrecen las máquinas de alta tecnología”

Entrevista a Francisco J. Tudurí, director general de Mecos Ibérica

Esther Güell10/06/2013
Mecos es una empresa dedicada al sector de la deformación metálica entre cuyos productos destacan los utillajes de alto rendimiento para punzonadoras y plegadoras, consumibles para láser, máquinas de desbarbado y pulido de chapa junto a una extensa gama de maquinaria de punzonado, plegado y láser, además de maquinaria auxiliar para trabajos de deformación. Francisco J. Tudurí, su director general, conoce a la perfección este exigente sector y lleva más de 25 años ayudando a sus clientes a fabricar piezas metálicas de la manera más eficiente y productiva posible.

Como distribuidor de soluciones para la deformación metálica, ¿cuáles son las principales máquinas más demandadas en estos momentos?

Debido a la coyuntura actual del mercado, realmente no hay una demanda concreta de maquinaria nueva. Lamentablemente son muchas las empresas que han cesado en su actividad, por lo cual sí que se detecta la aparición de un mercado del usado. De todas maneras y debido a la situación mencionada, esas máquinas se están derivando principalmente a mercados externos que tienen, al menos, el potencial suficiente de poder invertir en maquinaria en buen estado pero a precios mucho más económicos. Se trata de maquinaria con pocos años de trabajo, fruto de las facilidades que nos encontramos para obtener financiación bancaria y que muchos clientes adquirieron al no contemplar la posibilidad de una situación de crisis tan próxima, tan fuerte y sobre todo, duradera.

foto
Mecos se centra actualmente en “ofrecer todo su potencial al servicio de los clientes e incluso competencia, asesorar y mejorar producciones, reducción de costes y aumento de calidad, a través de nuestra línea de productos e ingeniería”.

En ese caso, ¿Mecos ha tomado alguna determinación al respecto?

En el verano de 2007 y tras ciertas intervenciones en Estados Unidos, ya se valoró una posible perspectiva negativa de los mercados en un futuro cercano. En efecto, en la segunda mitad de 2008 se truncó de una manera radical y, aunque ese año nos deparó unos números muy positivos, debido a los pedidos cerrados con anterioridad y a la inercia del mercado, ese estancamiento era totalmente real.
En ese caso, la primera determinación que debíamos tomar era valorar de nuevo el modelo que estábamos siguiendo, continuar compaginando la venta de maquinaria de producción específica de deformación o, por otra parte, reforzar las secciones de máquinas para procesos especiales en las empresas, así como del utillaje.

Tras una valoración exhaustiva, y evaluando también las perspectivas y formas de trabajar de nuestra representada de maquinaria de deformación, se tomó la determinación de prescindir de dicha línea de maquinaria.
Es decir, un retorno al ‘statu quo’ anterior y poder ofrecer todo nuestro potencial al servicio de nuestros clientes e incluso competencia, asesorar y mejorar producciones, reducción de costes y aumento de calidad, a través de nuestra línea de productos e ingeniería.

¿Qué puede aportar a las empresas ese tipo de maquinaria?

Entendemos que las empresas del sector de deformación, y creo poder extrapolar a otros sectores, no iban a tener precisamente un problema propio de producción, pues las exigencias a ese nivel, debido a la disminución de pedidos, no eran ni son las más acuciantes. Por ese motivo nuestros clientes no tenían casi necesidades de incrementar su producción pero sí de reducir tanto los costes como los plazos de entrega y ofreciendo mayor calidad. En definitiva, destacarse de su competencia.

La única manera de conseguirlo es adquiriendo maquinaria que realice funciones determinadas o especiales, que permita eliminar o al menos disminuir los errores humanos, también que agilice dichos procesos y, finalmente y creo muy importante, que aporte un plus de calidad.

Pero es importante saber que cuando me refiero a ese tipo de maquinaria no debemos incluirla en el aparatado de especial; en muchos casos sólo me refiero a un tipo de máquinas que están sobradamente implementadas en los países más industrializados de Europa, Asia y Estados Unidos.

Viajamos y visitamos continuamente empresas, situadas en esas áreas geográficas, para poder aprender e intentar transmitir esos conocimientos a nuestros clientes. Naturalmente en los casos donde se quiera, y yo diría que en estos momentos en los que es obligado intentar exportar, la manera de poder competir es, cuando menos, contar con los elementos tecnológicos necesarios e imprescindibles.

Por ejemplo, una de las fases de producción que vemos muy importante y que en España todavía estamos en fase de implantación, es todo lo referente al Desbarbado y Pulido de chapa; todavía las calidades finales ofrecidas pueden mejorarse, y sobre todo reducir los costes de manera exponencial, lo que nos lleva a poder ser competitivos, sea en nuestro país o en el exterior.

Otro ejemplo debe ser cambiar las filosofías de cierto tipo de trabajos, como inserciones de pernos o tuercas, que actualmente se sueldan; pero claro, un cliente del extranjero no acepta ese tipo de proceso, por lo cual debemos intentar de nuevo equiparnos con máquinas que nos permitan cambiar los procesos y adaptarnos a una realidad que ya es actual.

Y en referencia a la otra línea que propone, el conocimiento en utillaje, ¿en qué puede ayudar a la industria?

Todos conocemos máquinas de deformación metálica como puede ser una prensa plegadora, una punzonadora o una máquina de corte por láser. En realidad se trata de maquinaria, hoy en día de alta tecnología, y que se diferencian entre ellas en cuanto a las velocidades que pueden alcanzar, su nivel de sofisticación para poder realizar unas u otras operaciones, la precisión y, naturalmente, la fiabilidad del buen funcionamiento y un servicio post-venta adecuado.

Pero la realidad es que, independientemente de que todo ello es muy importante, la elección de los utillajes y herramientas es primordial para poder beneficiarse de todas las ventajas y características potenciales que nos ofrecen esas máquinas.

De la misma manera que en la F-1, la elección de unas ruedas determinadas, el incorporar un tipo de alerón, el conocimiento del circuito y otros muchos factores que no son inherentes al propio motor, permiten que los rendimientos sean más o menos eficientes. Y por qué no, también nos puede valer el tópico “Un Ferrari NO puede equiparse con ruedas de madera”.

foto
Para Francisco J. Tudurí, “la diferenciación se logra adquiriendo maquinaria que realice funciones determinadas o especiales, que permita eliminar o disminuir los errores humanos, que agilice los procesos y, muy importante, que aporte un plus de calidad”.

Entonces, ¿cómo puede la industria mejorar sus procesos?

En nuestro caso, tenemos muchos clientes a los que conocemos bien, y ellos a nosotros; me refiero a que, en primer lugar por una relación en los años y además, de manera continua, sea a través de nuestros técnicos como a través de e-mailings, web, youtube o canales sociales, les mantenemos documentados de todas las novedades en Utillaje que vamos presentando, con la colaboración de nuestros departamentos de Investigación e Ingeniería de Procesos.

Por otra parte, a los clientes con los que todavía no tenemos una estrecha relación, les queremos proponer una auditoría de sus procesos, visitando la fábrica, analizar sus medios de producción y el tipo de producto que realizan. De esa manera podemos estudiar soluciones y proponer las mejoras que creemos convenientes para aumentar la eficiencia, alcanzar una calidad óptima y reducir los procesos de fabricación.

¿Nos puede dar algunos ejemplos de cómo mejorar e incrementar la producción?

Para empezar, intentamos, a través de seminarios personalizados, dar una serie de consejos importantes para la conservación y mantenimiento de sus máquinas y sus herramientas. Entonces y en función del producto, ofrecemos herramientas, que aunque la lista es interminable, puedo citar algún ejemplo: Utillaje para desbarbar durante el proceso de punzonado, eliminando operaciones posteriores; utillaje para marcar por grabado o con tinta indeleble para marcar la trazabilidad o destino del producto; utillajes de cambio rápido en punzonadora; también amarres automáticos para plegadora y para poder disminuir drásticamente los Set-Up y muchísimos más.

¿Hacia qué industrias está más enfocada la gama de máquinas y utillajes de Mecos?

En general a toda la industria del metal, y entre muchos productos, las dedicadas a la fabricación de ascensores, mobiliario metálico y urbano, aeronáutica, aire acondicionado, la hostelería y fabricación con inoxidable en general, electrónica, y naturalmente a las empresas especializadas en subcontratación de piezas metálicas.

En general, ¿qué soluciones requiere el sector de la deformación en estos momentos?

Intentar aplicar los conceptos que he analizado anteriormente, entre otros muchos, pues naturalmente esta entrevista no nos permite valorarlos en toda su dimensión. Y para ello es necesaria una estrecha colaboración entre las empresas de producción y una empresa de nuestras características; no tener miedo a beneficiarse de nuestra experiencia y, estar abiertos a estudiar puntos de vista objetivos; en definitiva, utilizar todas las armas al alcance para poder mejorar la calidad, reducir los costes e implementar nuevos sistemas y soluciones; y de esa manera destacar entre la competencia.

foto
El director general de Mecos se muestra optimisma respecto al futuro y afirma que “la situación hoy no es la deseable pero los indicadores anuncian, si no en breve sí a corto plazo, una ligera mejoría. En un futuro cercano, nos encontraremos con una nueva apertura de empresas medianas y pequeñas”.

¿En qué situación se encuentra el mercado español en estos momentos? ¿Y el internacional?

Lamentablemente no es la deseable pero los indicadores anuncian, si no en breve sí a corto plazo, una ligera mejoría. En un futuro cercano, nos encontraremos con una nueva apertura de empresas medianas y pequeñas, herencia de los cierres acontecidos en estos tiempos pasados de otras más grandes. En estos momentos existen muchos proyectos de creación, personas con conocimientos amplios en el sector de la deformación metálica, con muchas ganas y potencial técnico más que suficiente, pero que por circunstancias, principalmente económicas, no encuentran todavía la manera de poder dar salida a dicho proyecto. No cabe duda que cuando el Gobierno y el Banco de España puedan garantizar en mayor medida a la Banca, y así poder disminuir su riesgo crediticio, ésta última abrirá los cauces para poder dar créditos a las empresas actuales y de nueva creación. Tengo la esperanza de que así suceda, con la única salvedad a mi deseo, del plazo en que ocurra. Esperemos todos que sea lo antes posible.

A nivel internacional, la situación es, en comparación, bastante mejor. Hay países en Europa con un crecimiento, aunque no óptimo, sí sostenido, que permite encarar el futuro y las inversiones de otra manera.

En Asia, aunque en ciertos países muy potentes el PIB se ha reducido, sigue siendo excepcional.

Y para finalizar, Latinoamérica, mercado donde precisamente estamos presentando nuestros productos y trabajando muy fuerte desde hace 3 años. En general, la situación es muy buena, con trabajo y muchas expectativas. Sólo con el consumo interno ya pueden afrontar grandes proyectos. Son países donde todavía hay mucho que hacer. Y esto pienso que es muy importante para que España, por nuestra similitud de idioma y cultura, lo aproveche y siente lazos de cooperación en esa área.

Empresas o entidades relacionadas

Mecos Ibérica, S.L.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS