Posicionamos su web SEO / SEM

Sika, S.A.U. - Otras estructuras y forjados

Sika CarboDur

Refuerzo estructural: con el Sistema de Composites

Foto de Refuerzo estructural
Los laminados pretensados combinan las ventajas de los pretensados convencionales y las de las láminas de fibra de carbono pegadas/adheridas.

La fibra de carbono pretensada sobreimpone un esfuerzo de compresión en la zona traccionada de la sección transversal, así se reduce la tensión en la armadura cuando entra en carga y por tanto el ancho de las fisuras y la flecha se reducirá.

Para el calculo de la capacidad portante la fuerza de tracción del pretensado se suma a la fuerza de tracción del acero de la armadura.

Ventajas de las láminas pretensadas de Sika CarboDur

Comparado con el acero pretensado.

- Fácil pretensado de la estructura existente.

- Bajo peso que favorece su fácil manejo.

- Poca pérdida de pretensado debido a la mayor tensión de tracción inicial.

- Delgada sección lo cual deriva en una estética compacta.

- El nivel de tensión de la fibra de los colaminados de fibra de carbono es comparable al de los pretensados de acero.

- No existe riesgo de fisuración por corrosión.

- Resistente a la corrosión.

- Se puede aplicar pegado o no pegado.

Comparado con las láminas de fibra de carbono no pretensadas

- Uso óptimo de la alta resistencia a tracción de los laminados Sika CarboDur.

- La cantidad de láminas necesarias se reduce entre un 30 y un 50%.

- Se optimiza la relación precio para el refuerzo de las estructuras de hormigón.

- Se incrementa la capacidad de servicio: reducción del ancho de las fisuras, tensión del acero y la corrosión.

- El efecto del refuerzo también es correcto/”apropiado” para las cargas permanentes y “muertas”.

- Se reduce el esfuerzo de tracción de las armaduras de aceros.

- Existe la posibilidad de realizar el refuerzo estructural sobre un soporte que este a bajas temperaturas y alta humedad sin tener que tomar precauciones especiales.

- El espesor de las láminas es de hasta 2.4 mm.

- Emplea pequeños anclajes al final de las láminas.



- Refuerzos estructurales de puentes tanto longitudinales como transversales.

- Refuerzo sísmico de muros tanto de mampostería como de hormigón.

- Refuerzo de edificios comerciales como de edificios industriales.

- Posibilidad de realizar el refuerzo con cualquier condición climática.

- Incremento de la durabilidad.