Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Trespa International - Fachadas ligeras y muros cortina

Trespa Meteon

Placas para fachadas: superando la prueba del tiempo

Foto de Placas para fachadas
La longevidad constituye un tema fundamental en la arquitectura de hoy. Un edificio que conserva su buen aspecto con el paso del tiempo sigue siendo igual de atractivo años más tarde. Además de las consideraciones estéticas, el aspecto económico también es importante: una menor necesidad de mantenimiento significa ahorros adicionales en costes de mano de obra y materiales de limpieza.

Los arquitectos que quieren crear fachadas impresionantes y muy singulares hace tiempo que descubrieron que Trespa Meteon es un material único que permite crear edificios llamativos. Por sus propiedades particulares, el material ha inspirado a arquitectos y diseñadores para crear edificios singulares e innovadores por todo el mundo.

Para demostrar la excepcional durabilidad de sus placas, Trespa visitó recientemente tres proyectos suyos realizados hace muchos años en Europa. Comparamos muestras de las fachadas originales con placas Trespa Meteon de reciente producción y los resultados revelaron que en estos proyectos Trespa Meteon mantuvo su magnífico aspecto a lo largo de los años.

Un proyecto clave es la Comisaría de Policía de Rótterdam, en Holanda, diseñado y construido en 1988. El administrador del edificio ha dicho que las comparaciones demostraron que los colores originales de la fachada casi no se habían deteriorado o cambiado. “El edificio está cerca de una importante carretera y de una estación de metro. Este tipo de ubicación resulta muy exigente con una fachada debido a que está expuesta a distintas formas de contaminación y a los efectos climáticos. En 1988 nos decantamos por el uso de placas Trespa, y cuando nos pusimos a ampliar el edificio en el año 2008 descubrimos que había sido la decisión adecuada, ya que después de veinte años las placas Trespa nuevas encajan perfectamente con las originales. En general, el aislamiento, la subestructura y las placas seguían en perfecto estado.”