Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Grupo Niberma, S.L. - Cementos y otros aglomerantes

Microcemento: para aplicarlo en viviendas particulares, locales comerciales, oficinas o naves industriales

Foto de Microcemento
El microcemento es un revestimiento compuesto por una base cementicia de alta calidad mezclado con polímeros, fibras, áridos y pigmentos colorantes, de gran adherencia a todo tipo de superficies. El microcemento se extiende o proyecta en la superficie obteniendo como resultado un recrecido de 2 a 3 mm de gran originalidad, con unas características que lo hacen idóneo para recubrimiento de superficies de hormigón nuevo, DM, cristal, rehabilitación de pavimentos de hormigón viejo, gres, azulejos, yeso, pladur, metal, plástico, marmol etc.

El microcemento es la solución idónea ante una reforma o renovación de paredes o solados de grandes dimensiones de uso comercial o industrial. Con su acabado homogéneo, sin cortes y altamente resistente al agua y a temperaturas elevadas, hacen del microcemento la alternativa para la renovación de los mismos, obteniendo unos resultados óptimos ante un elevado tránsito y desgaste del microcemento.

Se aplica con efectividad en los siguientes espacios:

- En obra nueva directamente sobre el hormigón o cemento.

- Sobre cemento pulido, renovando la superficie en su totalidad y cerrando el poro del propio cemento.

- Sobre azulejos y baldosas sin necesidad de retirar el existente.

- En cocinas, incluyendo encimeras, suelos y paredes.

- En planchas de yeso o pladur, tanto en techos como en paredes.

- Sobre las superficies resultantes una vez quitada la tarima, moqueta o cualquier cubierta existente.

- Sobre platos de ducha y encimeras de lavabos.

- Sobre obras de DM, como por ejemplo armarios o puertas.

- En superficies de metal, como son los portones de entrada.

- Sobre aceras o zonas de alto transito ubicadas al aire libre.

- En piscinas, SPAS y zonas húmedas de exterior.

El microcemento también es ideal para las reformas y renovación de suelos, paredes y revestimientos domésticos. El ahorro tanto económico como la tediosa tarea de quitar los elementos ya existentes, es verdaderamente enorme. El microcemento resulta una solución práctica, limpia y con resultados sorprendentes. Con un tiempo de ejecución muy inferior al de una obra tradicional, el microcemento se perfila como una tendencia en los próximos años en el sector de la construcción.

Características técnicas del microcemento

- El grosor del microcemento es de 2 a 3 mm y permite su aplicación en espacios sin necesidad de quitar la superficie existente.

- El microcemento tiene gran versatilidad para aplicarlo en viviendas particulares, locales comerciales, oficinas o naves industriales.

- El microcemento permite la combinación entre pigmentos para la creación de miles de colores.

- El microcemento no modifica ni cotas ni altimetrías y el incremento de peso para el cálculo es estructuras es marginal.

- El microcemento tiene una elevada resistencia mecánica a la compresión, flexión y abrasión.

- El acabado del microcemento es totalmente impermeable, óptimo para las zonas húmedas y permite combinar materiales e insertar cualquier logotipo o grafismo.

- El plazo de ejecución de microcemento aproximado es de 45 m2 al día.

- El microcemento es una superficie continua que no contiene juntas.