Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

JCB Maquinaria, S.A. - Excavadoras de ruedas

JCB Hydradig

Máquina de excavación, elevación, carga y portaimplementos: para la construcción urbana, el mantenimiento de autopistas y los servicios municipales

Foto de Máquina de excavación, elevación, carga y portaimplementos
JCB históricamente se ha caracterizado por lanzar al mercado productos innovadores que marcaban un hito de diseño e ingeniería con aplicaciones directas en el sector de Reciclaje.

La primera minicargadora de un solo brazo, puerta lateral y brazo telescópico (JCB Teleskid) o la primera carretilla industrial telescópica (JCB Teletruk) son buenos ejemplos de ello.

JCB ha vuelto a sorprender al mundo al lanzar la Hydradig 110W, la excavadora de ruedas con motor y depósitos incorporados al chasis inferior de la máquina, dejando únicamente en la estructura superior un inigualable puesto de operador.

El desarrollo de este equipo sin duda ha tenido parte de su evolución en la experiencia de JCB como fabricante de manipuladores telescópicos y excavadoras sobre neumáticos.

El resultado es un revolucionario producto, que eleva los estándares de trabajo hasta límites antes no imaginados.

Las virtudes y ventajas en el mundo de manipulación de residuos de este equipo radican en 5 argumentos:

Visibilidad: La posición del operador, en una estructura superior sin motor ni depósitos, facilita ver entre otras cosas ver el trazado de las cuatro ruedas, esencial en entornos con materiales cortantes que pueden dañar las cubiertas.

El voladizo no es reducido, simplemente, no existe.

Estabilidad: Las leyes de la física establecen que cuanto más bajo es el centro de gravedad de un cuerpo menor disposición de este al vuelco. Esa teoría aplicada a nuestro equipo al llevar motor y depósitos a la parte inferior, hace del mismo, la excavadora de 11 toneladas con mayor capacidad de elevación (+25% de media) en todas las posiciones: lineal y perpendicular al chasis. Con el volumen propio de un equipo de 11 Ton, pero la capacidad de elevación de uno de 15 Ton , manejaremos más kilos en espacios más confinados, algo esencial en todas las plantas de reciclaje.

Mobilidad: La transmisión hidrostática de 40 km/h hace que los desplazamientos sean rápidos y seguros, dada la increíble estabilidad del equipo, con métodos heredados de la automoción y la F1, donde cuanta mayor masa cerca del firme asegura mayor estabilidad. Si ello incorporamos las prestaciones del punto homologado de remolcado de 3,5 Tn , podremos cambiar de campa de recepción de material de manera autónoma, sin necesidad de vehículos de transporte.

Maniobravilidad: El chasis inferior además de sus reducidas dimensiones dispone de un exclusivo sistema de dirección con opción de eje direccional delantero, trasero o ambos.

Esta tecnología propia de manipuladores industriales, hace que le radio de giro del vehículo sea inferior a los 4 metros, facilitando el giro en un solo carril, algo impensable para un equipo de 11 toneladas.

Fácil mantenimiento: Por último, los chequeos diarios, se realizarán todos cómodamente para el operador desde el nivel del suelo. Se han instalado casquillos de bajo manteamiento que llevan las rutinas de engrase de las actuales 50 h en todas las máquinas de su rango hasta las 500 h. El motor JCB con mantenimientos cada 500 h ayuda a que el tiempo de parada no productivo de este equipo sea mínimo.