Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Grupo Niberma, S.L. - Hormigones

Hormigón poroso: cumplen todos los ensayos de calidad

Foto de Hormigón poroso
Niberma tiene equipos altamente cualificado en la ejecución de cualquier tipo de solera Hormigón poroso cumpliendo todos los parámetros de la norma EHE, los productos cumplen todos los ensayos de calidad.

La principal ventaja que presentan los pavimentos porosos, es que reducen el flujo superficial proveniente de lluvias torrenciales mediante la infiltración, al evitar que la zona pavimentada sea totalmente impermeable. Además pueden remover elementos contaminantes del agua, tales como metales, aceites, grasas y sólidos suspendidos, al filtrarlos a través de las capas de arena y grava, ubicadas bajo la capa de terminación.

Para utilizar pavimentos porosos de hormigón como solución para problemas de aguas lluvias, se debe enfocar los esfuerzos en tres aspectos fundamentales: un correcto dimensionamiento de la estructura para satisfacer requerimientos estructurales e hidráulicos y que incluya un adecuado diseño de la mezcla, un correcto proceso constructivo, un buen plan de mantenimiento que evite la colmatación y que comience desde el momento de la construcción.

Para el dimensionamiento es necesario conocerla capacidad de infiltración del terreno y el periodo de retorno del diseño, para determinar los volúmenes de agua máximos con los que se va a trabajar. Durante la construcción, se debe cuidar que el proceso sea continuo y organizado, características que deben cumplirse al construir cualquier pavimento, pero que en este caso se ven resaltados aún más por la alta velocidad de fraguado de este tipo de mezclas.

Si se quiere conservar adecuadamente la permeabilidad de los pavimentos y realizar un seguimiento correcto, se debe diseñar con contenidos de huecos elevados, pavimentar los accesos inmediatos y las zonas aledañas, pavimentar una vez que hayan finalizado las obras de urbanización y cuando no queden movimientos de tierras que realizar y limpiar los pavimentos periódicamente con máquinas adecuadas, debiendo iniciarse ésta a más tardar al año de la construcción.