El EPS como residuo de construcción y demolición (RCD)

Asociación Nacional de Poliestireno Expandido (Anape)19/06/2012

19 de junio de 2012

En la actualidad, la producción de Residuos de Construcción y Demolición (RCD) es un pilar fundamental a regular por las administraciones en materia ambiental. Previo al Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de residuos de construcción y demolición, no existía un marco normativo concreto en la materia, siendo por tanto un gran volumen de residuos que no contaba con una regulación específica.
foto

Actualmente, la aplicación de las disposiciones de este real decreto fomentan una mayor valorización de los RCD al final de su vida útil, partiendo de una segregación en origen en función del Plan de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición presentado. En este documento se considera el tipo de residuos generados, la cantidad prevista y la gestión que se realizará de los mismos. Igualmente se deben identificar las medidas de prevención de cara a minimizar la producción de residuos en la obra.

Por otro lado, el Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR) 2008-2015, establece las pautas de actuación y objetivos de gestión de los diferentes tipos de residuos, entre los que se encuentran los RCD. Para ello, realiza un análisis pormenorizado de su situación actual y establece una serie de criterios de gestión y tratamiento de estos residuos.

Además de esta normativa estatal, los RCD también están regulados por normativa autonómica y local. En muchas Comunidades Autónomas ya se dispone de regulación específica, al igual que muchos ayuntamientos, los cuales tienen competencia sobre los RCD provenientes de la obra menor.

La Directiva Marco de Residuos Europea, de noviembre de 2008, transpuesta al ordenamiento español a través de la Ley 22/2011 es la base para toda la regulación y desarrollo de gestión en materia de residuos. Esta directiva establece unos principios básicos de actuación, priorizando una serie de actuaciones sobre otras dentro de la gestión de los residuos: en primer lugar deberá fomentarse la prevención y evitación de la generación de residuos, en segundo lugar se promoverá la reutilización de los mismos, a continuación se priorizarán las actuaciones de reciclado del residuo, si no es posible se ejecutarán acciones de valorización (incluida la energética) y como último recurso se efectuarán medidas de eliminación en vertedero.

Los productos de construcción no siempre pueden reciclarse o reutilizarse, dependerá de sus características y el uso dado en la edificación.

A pesar de que los residuos de construcción siempre se relacionan con materiales pesados (hormigón, ladrillo, piedra…) la naturaleza de los residuos puede ser muy variada. La utilización de los materiales plásticos en construcción y edificación cada vez es mayor, debido a sus numerosas propiedades los plásticos están presentes en los envases y embalajes de las piezas nuevas, en el material de las instalaciones, en el aislamiento, en la impermeabilización y un largo etc.

Al igual que otros materiales plásticos el EPS, tanto como material de embalaje como material aislante o aligerante, es una fracción más de los RCD generados en una obra y por tanto su residuo deberá regularse por la normativa vigente en la materia. La particularidad de este material estriba en su posibilidad de reciclado del 100% y la experiencia que ya se tiene en la gestión de sus residuos por ser un material usado tradicionalmente en otras aplicaciones ya reguladas como es el caso de los envases

Los residuos limpios de EPS, como por ejemplo las planchas de EPS provenientes de una obra de demolición, correctamente disgregadas del resto de RCD de una obra, pueden recuperarse de nuevo e incorporarse como producto reciclado al proceso productivo. Existen centros especializados, denominados centros ECO-EPS, capaces de incorporar nuevamente el residuo limpio a otros productos de construcción.

La parte de estos residuos que no esté limpia o no sea fácilmente reciclable mediante triturado y reincorporación a producción, puede seguir otros caminos como la reconversión en poliestireno rígido mediante su fusión o su valorización energética. Existen recicladores especialistas en plástico capaces de realizar todos estos tratamientos. Gracias a sus propiedades, el EPS dispone de la capacidad y el sistema para garantizar una correcta gestión del residuo una vez llega al final de su vida útil.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Nacional de Poliestireno Expandido

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de ZaragozaCevisama - Feria de Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS