Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El objetivo de un suministro energético sostenible es sustituir los combustibles finitos (petróleo, gas, uranio) por recursos renovables

Los datos sitúan a la industria del aislamiento a la cabeza de la revolución energética

Redacción Interempresas18/05/2012

18 de mayo de 2012

Como señala en este artículo Armacell, el fabricante de espumas técnicas referente mundial en el mercado de materiales de aislamiento térmico flexible, una de las medidas más sencillas, rentables y eficientes de ahorro de energía es el aislamiento óptimo de los equipos mecánicos, tanto en el sector de la construcción como en la industria.

La catástrofe del reactor de Fukushima ha destruido la confianza en la energía nuclear en todo el mundo, haciendo que muchos países se replantearan su política energética. Alemania parece marcar el camino de la comunidad internacional, comprometiéndose a eliminar progresivamente la energía nuclear para el año 2022 y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% para 2020 y en un 55% para 2030.

foto
Trabajos de aislamiento

La revolución energética es necesaria y tecnológicamente factible, según los expertos. Los depósitos de combustibles fósiles son finitos y se agotarán en un futuro previsible. El dióxido de carbono emitido cuando éstos se utilizan favorece el calentamiento global y conduce a cambios climáticos a nivel mundial. La energía nuclear no ha resultado ser una alternativa sostenible. Ésta comporta un riesgo incontrolable que se encuentra asociado a la tecnología y el almacenamiento de residuos radioactivos aún no ha sido resuelto. Por otro lado, la demanda energética sigue siendo alta en las naciones industrializadas occidentales y en aumento por parte de los países recientemente industrializados. El suministro de energía sostenible y viable en un futuro constituye uno de los retos sociales más importantes de nuestro tiempo. La revolución energética se basa en una mayor eficiencia energética y en el desarrollo de energías renovables. En este contexto, la protección climática, la seguridad en el suministro y la viabilidad económica deben reconciliarse entre sí. Un suministro seguro sólo puede garantizarse, por lo menos en las próximas décadas, mediante el uso paralelo de recursos energéticos convencionales.

Para el año 2020, la proporción de energía renovable en el consumo energético final de la Unión Europea debería cuantificarse en un 18%

Aumento de la eficiencia energética

Desde un punto de vista económico, los programas para aumentar la eficiencia energética son el camino más apropiado hacia una revolución energética, y desde el punto de vista energético, el uso de tecnologías eficientes puede salvar recursos valiosos (combustibles fósiles y electricidad procedente de energía nuclear). Los expertos creen que, al menos a corto plazo, se puede obtener el doble implementando medidas ahorradoras de energía que mediante el desarrollo de fuentes de energía renovables. Una de las medidas más sencillas, rentables y eficientes de ahorro de energía es el aislamiento óptimo del equipo mecánico, tanto en el sector de la construcción como en la industria. Un estudio reciente de Ecofys, consultor de referencia a nivel internacional en energía renovable y eficiencia energética, demuestra que el aislamiento de una planta industrial no está diseñado desde el punto de vista económico. El uso de sistemas de aislamiento optimizado permite ahorros de energía de hasta el 45%. En la industria, estas inversiones a menudo han sido amortizadas después de apenas unos cuantos meses. Contrariamente al caso de construcciones o transporte, aún no existe ningún programa de ahorro de energía para el sector industrial. En octubre de 2009, importantes fabricantes y contratistas del sector de los aislamientos fundaron la EiiF (European Industrial Insulation Foundation – Fundación Europea de Aislamiento Industrial) para llamar la atención sobre el enorme potencial de ahorro de energía y CO2 e implementar cambios en la industria.

foto

Desarrollo de energías renovables

El objetivo de un suministro energético sostenible es sustituir los combustibles finitos (petróleo, gas, uranio) por recursos renovables como la energía solar, la energía eólica, la energía geotérmica, la biomasa, la energía hidroeléctrica o la energía térmica oceánica. Las condiciones para las diversas energías difieren de unos países a otros, por lo que se recomiendan los conceptos internacionales que tienen en cuenta las fluctuaciones. En los últimos años, se han desarrollado tecnologías cada vez más eficientes para la generación de energía, pero existe una falta de tecnologías de almacenamiento rentables. El objetivo es vincular de forma inteligente la generación, el transporte y el almacenamiento de energías renovables. Evidentemente, el precepto de eficiencia energética también se aplica a las energías renovables. También en este caso, un aislamiento óptimo de las tuberías de sistemas térmicos solares, por ejemplo, juega un papel crucial en asegurar que se pierda el mínimo posible de la energía obtenida de fuentes solares

Garantía de la seguridad del suministro

Para el año 2020, la proporción de energía renovable en el consumo energético final de la Unión Europea debería cuantificarse en un 18%. Para el 2050, el 80% de la electricidad generada debería proceder de energías renovables. La garantía del suministro de energía se encuentra en el primer lugar de la agenda política de los estados miembro de la UE, con objeto de evitar que “las luces se apaguen” en toda Europa.

El gas natural tiene emisiones relativamente bajas, pero depende en gran medida de las importaciones y entraña riesgos en lo que se refiere a los precios. Para aumentar la garantía del suministro y reducir la dependencia de los principales proveedores de gas natural (mayoritariamente ex repúblicas soviéticas), el gas natural se almacena a gran escala en cuevas subterráneas, y el gas natural licuado (GNL) cada vez está adquiriendo más importancia. Mediante el enfriamiento del gas natural a -162 °C, el mismo se reduce a 1/600 parte de su volumen y puede ser transportado de forma económica en tanques de GNL. De esta forma, el gas natural puede ser suministrado por zonas geográficas que no están conectadas a Europa mediante tuberías, hecho que reduce la dependencia de países suministradores individuales y aumenta la garantía del suministro.

Empresas o entidades relacionadas

Armacell Iberia, S.L.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cevisama - Feria de ValenciaSMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS