Posicionamos su web SEO / SEM
Procedimiento para garantizar un correcto funcionamiento de los recubrimientos cerámicos en situaciones extremas y sobre soportes críticos

Patologías en la colocación de recubrimientos cerámicos

11 de abril de 2012

La colocación de cerámica es una ciencia que no la inventamos nosotros. Los primeros trabajos de colocación de cerámica conocidos datan del año 4000 a.C, y hoy en día todavía podemos contemplar en catedrales y palacios trabajos realizados hace cientos de años, que en muchas ocasiones todavía están en buen estado y que no se han desprendido de su soporte. Sin embargo sabemos, que la realidad del siglo XXI es otra.

A diario nos encontramos con patologías en recubrimientos cerámicos, aunque las técnicas y materiales para su colocación se han desarrollado y mejorado enormemente en los últimos 15 años. Disponemos de una amplia gama de materiales de colocación para cada tipo de baldosa cerámica y soporte en función de su absorción de agua y textura superficial, pero todavía nos podemos encontrar con deterioros en los recubrimientos cerámicos a pesar del correcto uso de los materiales de colocación.

foto
Cada material usado en la construcción tiene un coeficiente de dilatación distinto.

Analizando los distintos métodos de colocación y la evolución de los materiales de construcción en los últimos 6000 años, evidentemente podemos detectar fácilmente unos cambios enormes, tanto en las características de las baldosas cerámicas, como en la construcción y preparación de los soportes. Pero parece, que nos queremos olvidar de un factor, que ya hace miles de años los maestros de obra tenían en cuenta, que precisamente son los movimientos del soporte. Hace siglos era habitual la colocación de las baldosas cerámicas sobre una capa de arena, que cumplía la función de amortiguador entre el soporte y el recubrimiento final. Los colocadores más experimentados nos pueden confirmar, que hasta hace poco se aplicaba esta capa para desolidarizar los recubrimientos del soporte, mientras en la actualidad es más habitual la colocación monolítica de los recubrimientos al soporte.

Sabemos, que todos los soportes se mueven y además de una forma distinta a los recubrimientos cerámicos. Existen cuatro distintos motivos para los movimientos del soporte:

1. Movimientos por retracción

2. Movimientos por humedad

3. Movimientos por dilatación térmica

4. Movimientos por curvatura

En cualquiera de los casos un pequeño movimiento del soporte puede causar el desprendimiento del recubrimiento de su soporte de colocación o la aparición de fisuras en el mismo. Por ejemplo, la suma entre las retracciones por pérdida de agua y las retracciones químicas en los soportes en base cemento (soleras de hormigón, recrecidos de mortero) puede ser hasta 1 mm en 1 m. Este movimiento nos puede parecer insignificante, pero si se mueve el soporte solo 1 mm en 2 m, se levanta el recubrimiento rígido colocado sobre este soporte hasta 2 cm en su centro. También los soportes sensibles a la humedad y las colocaciones de cerámica en zonas con humedad permanente cuentan con la misma problemática. Sobre todo los soportes sensibles a la humedad (derivados de la madera, yeso y anhidrita) aumentan drásticamente de volumen en contacto con agua, lo que provoca el desprendimiento de los recubrimientos cerámicos. Pero también se debe tener en cuenta, que el cambio del grado de humedad en soportes cementosos, como por ejemplo, en vasos de piscinas y exteriores en general, puede ser la causa de movimientos importantes en el soporte. Además es frecuente la presencia de agua en los soportes jóvenes, que llega a través de los capilares a la superficie y rompe la unión entre el adhesivo y el recubrimiento, por lo que es imprescindible la aplicación de una impermeabilización en cualquier aplicación de cerámica en zonas con presencia de agua.

Coeficiente de dilatación

La mayor causa de patologías por movimientos en la colocación de baldosas cerámicas está representada por los movimientos por dilatación térmica en exteriores. Cada material usado en la construcción tiene un coeficiente de dilatación distinto. Mientras las baldosas cerámicas habitualmente tienen un coeficiente de dilatación alrededor de 0,007, el coeficiente para la mayoría de los soportes en base cemento es superior (0,012). Para el cálculo de la dilatación de un material por cada metro, se debe multiplicar el cambio de temperatura en Kelvin por el coeficiente de dilatación. Si, por ejemplo, nos imaginamos una terraza con baldosas cerámicas a pleno sol en el mes de agosto, sabemos que la cerámica puede alcanzar en su superficie una temperatura de 80°C. Durante la noche o bajo una tormenta, esta temperatura puede bajar en poco tiempo a 10°C, lo que conlleva un cambio de temperatura de 70°C. Si multiplicamos estos 70°C con el coeficiente de dilatación de la cerámica (0,007), resulta un movimiento de 0,49 mm/m. Del mismo cálculo para el soporte resulta un movimiento de 0,84 mm/m. El soporte se mueve 0,35 mm/m más que las baldosas cerámicas. Parece poco, pero esto significa, que en 5 m un soporte se mueve 1,75 mm más que las baldosas cerámicas colocadas encima. De esta forma se crean tensiones muy importantes en la zona de unión entre el soporte y el recubrimiento, que deben causar fisuras en las baldosas colocadas, si están correctamente adheridas al soporte. Si al contrario la adherencia de las baldosas al soporte es insuficiente, está programado el levantamiento de las mismas.

Como último tipo de movimiento nos podemos encontrar con la curvatura de los soportes. Este fenómeno es habitual en la colocación de baldosas cerámicas sobre forjados, que durante su vida sufren flechas. También en este caso se crea una fuerza transversal entre el reverso de las baldosas y la superficie de colocación, que solo puede quedar compensada mediante una lámina de desolidarización.

Esta claro, que en muchas ocasiones se debe desolidarizar el recubrimiento cerámico del soporte, para evitar que los movimientos del soporte se transmitan a la cerámica, o viceversa. Además es importante una correcta impermeabilización del soporte en zonas con humedad permanente o en el caso de trabajar con soportes sensibles a la humedad.

Por ello Schlüter-Systems ha desarrollado la lámina de impermeabilización y desolidarización Schlüter-DITRA, que cumple estas funciones y que garantiza un correcto funcionamiento de los recubrimientos cerámicos en situaciones extremas y sobre soportes críticos. Porque no hay soportes inadecuados, sino solo métodos de colocación inapropiados.

foto
Colocación de Schlüter-DITRA.

Definición de la lámina Schlüter-DITRA

Schlüter-DITRA es una lámina de polietileno con un dibujo cuadriculado en relieve con forma de cola de milano. El reverso de la lámina está recubierto por un geotextil. Utilizada conjuntamente con revestimientos cerámicos, Schlüter-DITRA actúa como lámina de impermeabilización, lámina de desolidarización sobre soportes críticos y compensa la presión de vapor en el caso de aparezca humedad en el soporte.

Posibles aplicaciones

a) Impermeabilización

Schlüter-DITRA es una lámina de polietileno impermeable con una densidad de difusión de vapor de agua relativamente alta. La lámina Schlüter-DITRA, colocada adecuadamente en la unión entre láminas, así como en las zonas de entrega de paredes u otras estructuras verticales con suelos, actúa como lámina de impermeabilización. De esta forma, Schlüter-DITRA protege el soporte de la humedad o de la filtración de sustancias que lo puedan dañar.

b) Desolidarización

Schlüter-DITRA desolidariza el recubrimiento del soporte y neutraliza las tensiones que se producen entre el soporte y el revestimiento cerámico derivadas de los movimientos diferentes. La lámina también absorbe fisuras del soporte y evita su transmisión al recubrimiento cerámico.

c) Compensación de la presión del vapor

Gracias a los canales de aire abiertos que se encuentran en la parte inferior de la lámina, Schlüter-DITRA compensa la presión del vapor de agua en el caso de presencia de humedad en el soporte.

d) Distribución de carga

Schlüter-DITRA transmite al soporte las cargas a que se ve sometido el recubrimiento cerámico como resultado del tránsito a través de los huecos cuadriculados con forma de cola de milano de su parte superior cubiertos por una capa fina de adhesivo. Esto aumenta la resistencia de las baldosas cerámicas colocadas sobre Schlüter-DITRA.

Puesta en obra

1. El soporte ha de estar nivelado, ser suficientemente resistente y no contener elementos que pudieran dificultar la adherencia de la lámina. Medidas de nivelación del soporte se deben realizar previa colocación de la lámina Schlüter-DITRA.

2. La elección del adhesivo con que se ha de colocar Schlüter-DITRA dependerá del tipo de soporte. El adhesivo se debe adherir al soporte y anclar mecánicamente al geotextil de la parte inferior de la lámina Schlüter-DITRA. Sobre la mayoría de los soportes se puede aplicar adhesivos hidráulicos de capa fina. No obstante, será conveniente comprobar que los materiales escogidos se pueden utilizar conjuntamente.

3. El adhesivo se aplicará sobre el soporte con una llana dentada de 3 x 3 ó 4 x 4 mm.

4. La lámina Schlüter-DITRA previamente cortada a medida se colocará con el geotextil inmediatamente en la capa de adhesivo aplicada y se presionará sobre la misma con un fratás o rodillo de presión siguiendo la misma dirección. Se debe respetar el tiempo abierto del adhesivo. Durante la colocación de la lámina Schlüter-DITRA, ésta deberá alinearse correctamente. Así mismo, es conveniente que la colocación de la lámina sea realizada por dos personas de forma que se puedan ayudar. Las láminas se colocarán a testa.

Nota: Si la lámina Schlüter-DITRA se coloca como capa de desolidarización, las zonas de unión y de entrega no deberán cubrirse con la banda Schlüter-KERDI-Band. Si se coloca como capa de impermeabilización, se deberán seguir las recomendaciones indicadas en el apartado correspondiente.

5. Para evitar que la lámina Schlüter-DITRA colocada sufra daños o se despegue del soporte se recomienda, por ejemplo, colocar tablones de madera (sobre todo, en aquellos lugares donde se transporten materiales). Estos tablones evitarán que la lámina sea sometida a cargas excesivas. Otras recomendaciones son, por ejemplo, evitar su exposición prolongada a la radiación solar o a las precipitaciones cuando se coloque en zonas exteriores. Así mismo, previa aplicación del adhesivo, se deberá eliminar cualquier acumulación de agua en los dibujos cuadriculados.

6. Las baldosas cerámicas se pueden colocar inmediatamente después de la aplicación de la lámina con un adhesivo adecuado para el tipo de baldosa cerámica que se quiera colocar. Es recomendable rellenar primero las cavidades de los dibujos cuadriculados con el adhesivo y a continuación aplicar más adhesivo con la llana dentada. A continuación se colocarán las baldosas sin dejar huecos en su reverso. Sobre todo si se colocan baldosas en pavimentos con una agresión mecánica alta y en zonas exteriores, se deberán evitar estos huecos en el reverso y se debe seguir las recomendaciones de colocación. El tamaño de los dientes de la llana debe adecuarse al formato de la baldosa cerámica. Se debe tener en cuenta el tiempo abierto del adhesivo.

Impermeabilización con Schlüter-DITRA

En combinación con recubrimientos cerámicos se puede utilizar la lámina Schlüter-DITRA como impermeabilización, si se impermeabiliza adecuadamente las uniones entre láminas y entregas a otros elementos de construcción. Para la realización de impermeabilizaciones en piscinas, baños y zonas húmedas en interiores recomendamos la utilización de nuestra lámina de impermeabilización Schlüter-KERDI.

Schlüter-DITRA protege así el soporte frente a filtraciones de humedad o de sustancias agresivas. En las uniones entre láminas se debe aplicar el adhesivo impermeable Schlüter-KERDI-COLL y se coloca la banda Schlüter-KERDI-Band de 12,5 cm de ancho. Para la impermeabilización de las zonas de entrega entre suelos y paredes se colocará en el suelo la lámina Schlüter-KERDI-Band sobre la lámina Schlüter-DITRA, mientras que en las paredes, Schlüter-KERDI-Band se adherirá directamente al soporte. El solape de las bandas impermeables debe ser de aprox. 5 cm. Con alta presencia de agua se debe aplicar las bandas impermeables con Schlüter-KERDI-FIX.

La colocación de Schlüter-KERDI-Band también es recomendable en las zonas de entrega con estructuras fijas, tales como puertas, ventanas o cerramientos de metal, madera o plástico. Para la colocación de la banda se debe aplicar primero Schlüter-KERDI-FIX sobre la estructura. La parte restante de la banda se colocará a la lámina Schlüter-DITRA con el adhesivo impermeable Schlüter-KERDI-COLL.

Se recomienda comprobar en todos casos la compatibilidad de Schlüter-KERDI-FIX con los distintos materiales de construcción.

Ventajas y Experiencias

La lámina Schlüter-DITRA fue desarrollada en el año 1987 y durante el año 2009 la empresa Schlüter-Systems suministró aproximadamente 250.000 m² a través de su red de distribuidores de cerámica y almacenes de materiales de construcción en toda España.

El primer campo de aplicación es la impermeabilización en la rehabilitación de terrazas y azoteas de viviendas, aunque también está aumentando el uso de la lámina Schlüter-DITRA en la construcción de edificios nuevos.

La ventaja de la lámina Schlüter-DITRA en la rehabilitación de viviendas es su posible colocación sobre soportes de cerámica antigua, como, por ejemplo, azoteas con rasillas o baldosines catalanes agrietados y/o deteriorados. En este caso la lámina Schlüter-DITRA no solo impermeabiliza superficies con problemas de filtración de agua, sino también evita que las grietas del soporte se transmitan al recubrimiento nuevo. Además se evitan escombros y montajes especiales, que sobre todo en los centros de ciudades pueden ser costosos.

Frente a impermeabilizaciones convencionales mediante láminas asfálticas o de PVC destacan además las siguientes ventajas:

- La humedad en la capa de mortero de compresión o reparto de cargas entre láminas convencionales y el recubrimiento provoca eflorescencias y roturas por heladas en los recubrimientos. Schlüter-DITRA evita estos fenómenos, ya que la impermeabilización se encuentra justo por debajo de los recubrimientos.

- Ideal para su aplicación con problemas de altura, ya que se colocan las baldosas directamente sobre la lámina Schlüter-DITRA de solo 3 mm.

- Ideal para rehabilitaciones, ya que se puede colocar directamente sobre recubrimientos antiguos.

- No solo impermeabiliza con garantía zonas en exteriores, sino también evita roturas en las baldosas por los movimientos de dilatación con cambios de temperatura.

- Eficaz también para la impermeabilización de suelos y paredes interiores con humedad.

Por ello la lámina Schlüter-DITRA es la solución ideal para evitar patologías en la colocación de recubrimientos cerámicos en interiores y exteriores.

Empresas o entidades relacionadas

Schlüter Systems, S.L.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de ZaragozaCevisama - Feria de Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS