Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Arquitectura y Construcción
Visita al Casal de Barrio de Trinitat Nova, Barcelona

Un equipamiento público ‘enterrado’ como estrategia de integración en la urbanización

Mònica Escolà y Oriol Muntané30/08/2022

El Casal de Barrio de Trinitat Nova, en Barcelona, es un claro ejemplo de cómo un equipamiento cultural puede integrarse en el espacio urbano. A partir de adoptar el material de pavimento, el clínker, para formalizar el conjunto del edificio, éste se 'entierra' en el terreno, para convertirse en la prolongación del espacio público que ocupa. Un desafío arquitectónico que le valió el reconocimiento en los Premios Hispalyt de 2019.

foto
Este particular edificio de dos plantas se ha diseñado para formar parte del espacio urbanizado, gracias al uso de elementos cerámicos, tanto en pavimento como en las fachadas de este equipamiento municipal.

Obra de Cantallops Vicente Arquitectes y Bayona-Valero, el Casal de Barrio de Trinitat Nova se encuentra en un enclave único y, para muchos barceloneses, totalmente desconocido. Situado junto al principal vial de acceso a la ciudad desde la autopista, este particular edificio emerge de la urbanización del entorno y aprovecha la topografía, para convertirse en la prolongación del espacio público que ocupa. Es decir, está diseñado para estar sin ser visto, aprovechando un desnivel propio del terreno, para integrarse en una zona de estrategia arquitectónica, junto a la Casa de las Aguas.

Pero, además, las nobles casas que se encuentran junto a este centro cívico son herencia directa de los ciudadanos que contemplaron, en el siglo pasado, este barrio periférico de la ciudad, como una zona de veraneo. A los pies de la montaña de Collserola, consigue materializarse como un oasis de bienestar, donde el ruido de la autopista apenas se percibe, tanto en el interior como en el exterior de esta construcción.

El clínker como elemento vertebrador

“El resultado es un edificio que diluye la línea entre el interior y el exterior. El respeto hacia el entorno se traduce en el uso del propio material cerámico fusionando el espacio de urbanización con el propio edificio. Los bancos y barandillas cerámicas configuran el perímetro y actúan como lucernarios de entrada de luz hacia los espacios interiores. Además, cuenta con la calificación energética A, reduce al máximo la demanda energética mediante herramientas de diseño pasivo y el uso de fuentes de energías eficientes y renovables”, comenta al respecto el arquitecto Lluís Cantallops.

foto

Alumnos de la Universidad Politécnica de Catalunya participaron en la visita guiada, con el arquitecto Lluís Cantallops en este espacio integrado en la urbanización.

A partir de la idea que el Casal se convirtiera en una propia plaza de la urbanización se ha empleado el clínker como elemento vertebrador de todo el conjunto, no sólo para el pavimento, gracias a sus grandes prestaciones en términos de resistencia y abrasión, sino para elevar el concepto de fusión con el propio entorno urbano.

Literalmente, el edificio se ‘entierra’ en el terreno, aprovechando un desnivel original, y gracias a ello, se consiguen unas grandes prestaciones en términos de control térmico. Pero también, gracias a la imagen que quede diluido en el entorno, se convierte en un espacio de conexión con el barrio, que gana un equipamiento municipal lúdico-cultural y una plaza donde disfrutar del propio entorno.

“Trinitat Nova es un barrio con una marcada personalidad. Se trata de un gran proyecto de urbanización, cuyo papel es bastante paradigmático, ya que los trabajos de urbanización cohesionan todo el conjunto y se hace extensible a los edificios del entorno. Éste es uno de los puntos fuertes que, a su vez, dota al barrio de un carácter propio y una marcada identidad”, añade Cantallops. “El objetivo era, no sólo urbanizar la zona sino hacerlo desaparecer lo máximo posible. Esta idea abstracta nos impulsó a elegir el pavimento, para convertir la construcción, literalmente, en una manta, poniendo énfasis en la urbanización del entorno y enterrando el Casal, para hacer emerger, únicamente, los espacios que sean estrictamente necesarios”.

foto

En el interior, las piezas cerámicas en la pared en forma vertical contribuyen a reducir la reverberación interior y a mejorar su acústica.

Desafío constructivo

El proyecto cuenta con 1.000 metros cuadrados y se diseña a partir de un programa tipo de equipamiento municipal de Barcelona. Un importante desafío constructivo, no sólo por diluir el edificio en el entorno, sino por el uso del pavimento, para convertirlo también en la propia fachada y “para complicarlo todavía más lo colocamos en vertical, para enfatizar esa sensación de continuidad de todo el proyecto, aunque sea contra natura”.

Además, el clínker es completamente opaco y, al concepto de consumo energético casi nulo, que explicitaba en las bases de este concurso público, había que sumar la resolución del acceso de la luz natural al interior, ya que el edificio estaba semi enterrado en el terreno. Para ello, el estudio de arquitectura proyectó una celosía cerámica en el exterior que actúa, a su vez, de lucernario.

foto

Imagen de las distintas aulas del centro, del vestíbulo interior y del espacio destinado al auditorio.

En el interior, una amplia recepción permite visualizar cómo se han resuelto varios retos constructivos. Por un lado, el material del pavimento de la urbanización se mantiene como una proyección de fuera hacia dentro en las paredes, mientras que en los pavimentos suelo se apuesta por diferentes materiales según los usos de cada estancia. La celosía exterior consigue que la entrada de luz natural se diluya por todo el espacio interior que destaca, muy especialmente, porque cada zona del casal es independiente. Una serie de puertas correderas permite utilizar los distintos espacios, sin que, por ello, deba estar abierto todo el conjunto.

Por su parte, el auditorio actúa como un ente independiente, pero integrado con el resto del conjunto. Pese a que en el proyecto inicial, este espacio estaba concebido para abrirse, literalmente, hacia la ciudadanía, finalmente debieron incorporar elementos que dieran respuesta a requerimientos normativos, como los vidrios acústicos. Sin embargo, esta sensación de apertura se consigue a través de las puertas de emergencia, consiguiendo conectar este espacio de ocio al exterior.

“Indudablemente, la fachada fue el gran reto constructivo. El salón de actos estaba pensado para poder abrirse, completamente, como una conexión de dentro a fuera, para abrirse a la plaza frente a la Casa de las Aguas. Sin embargo, BIMSA decidió que para la realización de conciertos debía tener unos requerimientos, así que los vidrios actúan de pantalla acústica, para velar con el protocolo normativo de este tipo de equipamientos".

foto
El edificio converge con la vegetación que le rodea, enfatizando la idea del diseño original de ‘enterrarlo’ en el espacio urbanizado.

Sistema de confort acústico y climatización

Cuatro aulas acogen distintos talleres sociales, pero por ese carácter público, a tratarse de un edificio muy tectónico, en el interior encontramos diversas estrategias, para mejorar el comportamiento acústico, para que cada aula pudiera tener cierta independencia. De ahí que se colocara ladrillo perforado en vertical, junto con un material absorbente, para ofrecer una capacidad de absorción más elevada, a la vez que se reduce la reverberación interior. Además, para reforzar la acústica interior se incluyen pantallas fónicas.

En cuanto al control térmico, el conjunto está hecho de hormigón y, tras distintos ensayos, las paredes cuentan con 15-20 cm de aislamiento, para conseguir, especialmente en verano, un consumo energético casi nulo. De hecho, el Casal de Barrio de Trinitat Nova cuenta con la certificación energética A.

foto
Imagen de la escalera que conecta la planta principal con la superior, donde se aprecia la celosía que actúa de lucernario, para garantizar la luz natural.

“Una de las exigencias en las bases de este concurso público es que el edificio debía ser de consumo casi nulo. Al proyectarlo semi enterrado ya se garantizaba un consumo muy reducido. Además, se consiguió minimizar el impacto de la radiación solar directa en el conjunto, a través de celosías, pero, además, duplicamos y triplicamos los aislamientos térmicos mínimos exigidos”, explica Lluís Cantallops.

El sistema térmico está formado por una bomba geotérmica (sistema tierra-aire), donde 12 pozos actúan de intercambiadores con el terreno. Además, la bomba geotérmica está vinculada a un campo de captadores fotovoltaicos, para reducir el consumo energético. Con esto se consigue el sistema de recirculación de aire para que, tanto en invierno como en verano, la temperatura interior sea constante. Un efecto térmico que se consigue por la disposición el propio edificio. “Para contrarrestar la huella de CO2 de la construcción, a partir de los muros de hormigón, se ha compensado con el confort térmico interior y en el uso de la madera en el interior”.

Por otro lado, el sistema de climatización interior, que contribuye a mejorar la sensación térmica en invierno o verano, cuando las condiciones climáticas son adversas, es a partir de una UTA y un climatizador directo situado en el suelo de las distintas aulas y zonas comunes interiores. La punta de calor o frío lo proporciona un FanCoil. Mientras que el sistema de climatización de la sala de actos es diferentes, porque debe estar preparado para dar respuesta ante un mayor aforo y a un uso independiente de la totalidad del edificio. 

foto
La iluminación juega un papel importante en el proyecto, ya que provoca un efecto linterna en horario nocturno.

La vegetación exterior, entre los cuales se encuentran varias especies de árboles que se han mantenido del espacio original, contribuyen a ‘enterrar’ el edificio y a mitigar la radiación directa contra el propio edificio, creando un microclima único.

La integración del material en el paisaje y la reverberación de la celosía son dos aspectos remarcables de este proyecto, para crear un efecto de diorama con las vistas que ofrece el entorno junto a la Casa de las Aguas de arquitectura Modernista. Pero también por la noche el edificio crea un efecto linterna, proyectando la luz de dentro hacia afuera. Un proyecto que le valió el Premio Hyspalit en 2019.

Créditos

  • Proyecto: Casal de Barrio Trinitat Nova.
  • Situación: calle Palamós, Barcelona.
  • Client: Ayuntamiento de Barcelona-Distrito de Nou Barris.
  • Promotor: BIMSA.
  • Arquitectos: Cantallops Vicente y Bayona Valero.
  • Superficie: 1.095 m2
  • PEM: 2.650.350 euros.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Responsable: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Suscripción a nuestra(s) newsletter(s). Gestión de cuenta de usuario. Envío de emails relacionados con la misma o relativos a intereses similares o asociados.Conservación: mientras dure la relación con Ud., o mientras sea necesario para llevar a cabo las finalidades especificadasCesión: Los datos pueden cederse a otras empresas del grupo por motivos de gestión interna.Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratatamiento y decisiones automatizadas: contacte con nuestro DPD. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar reclamación ante la AEPD. Más información: Política de Protección de Datos

VÍDEOS DESTACADOS

  • Corte panel sándwich con la sierra semiautomática FAT 1250 SA
    Ver vídeo Corte panel sándwich con la sierra semiautomática FAT 1250 SA
  • Construtec - IFEMA - Feria de Madrid
    Ver vídeo Construtec - IFEMA - Feria de Madrid

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Batimat ( 3- 6 Oct. 2022)Smart Doors - IFEMA - Feria de Madrid 15 - 18 noviembre 2022Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y VentanasConstrutec - IFEMA - Feria de MadridAsociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -Asefave-Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -Asefave-

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Daniel Marco, director de Feria Hábitat Valencia

“Más allá del atractivo de la Valencia World Design Capital 2022 y la celebración, junto a Espacio Cocina SICI y Home Textiles Premium by Textilhogar, el visitante encontrará a prácticamente todas las marcas de referencia del sector del hábitat”

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS