Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Arquitectura y Construcción
El diseño urbano puede ayudar a resolver nuestros desafíos ambientales más urgentes

La lucha contra el cambio climático comienza en las ciudades

Dan Ringelstein, SOM

26/12/2019
Los desafíos globales a los que nos enfrentamos hoy en día (el cambio climático, el crecimiento de la población y la degradación del medio ambiente) amenazan no solo nuestra forma de vida, sino la supervivencia de nuestro planeta. Para abordar estos problemas interconectados, debemos comenzar mirando las ciudades.

Hoy en día, el entorno urbano construido representa aproximadamente el 70 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Las ciudades también consumen la gran mayoría de nuestros recursos naturales. Además, las áreas urbanas están creciendo rápidamente. Se construirán más de 230 mil millones de metros cuadrados de nuevos desarrollos urbanos en todo el mundo durante los próximos 40 años, el equivalente a agregar una ciudad del tamaño de París al planeta cada semana.

foto

El plan maestro para el distrito de la estación 30th Street de Filadelfia representa el tipo de desarrollo estratégico que puede conducir a un futuro más resisliente: crear una mayor densidad alrededor de un importante centro de tránsito, al tiempo que fomenta la investigación y la colaboración entre las universidades y el sector privado. Imagen: Amtrak.

En lugar de considerar el rápido crecimiento urbano como una amenaza, deberíamos considerarlo como nuestra mejor oportunidad para salvar el planeta. Es una oportunidad de reimaginar la naturaleza misma de nuestras ciudades desde cero y construir un futuro que esté más equilibrado con los recursos y ecosistemas de la Tierra.

Esto supone una enorme responsabilidad para aquellos que dan forma al entorno construido: urbanistas, diseñadores urbanos, arquitectos, arquitectos paisajistas, ingenieros de infraestructura y más. ¿Qué se necesitará para lograr el cambio que necesitamos?

Mirando las ciudades holísticamente

Para abordar completamente el desafío, debemos mirar más allá de los edificios individuales: no sólo se necesitan estructuras sostenibles para hacer una ciudad resiliente. También se requiere repensar aspectos como la infraestructura de tránsito, la producción de energía, la industria y más. Además de esto, tendremos que abordar los nuevos desafíos que están surgiendo debido a la crisis climática, incluido el aumento del nivel del mar y los episodios climáticos extremos.

Las ciudades son organismos muy complejos. Tenemos que considerar no solo las estructuras construidas (carreteras, infraestructuras, edificios) sino también el entorno natural, la capacidad de recuperación económica, la igualdad social y la historia cultural. Los urbanistas y arquitectos no tienen todas las respuestas. Necesitamos iniciar un diálogo amplio con expertos de muchos campos y trabajar juntos para inventar soluciones.

Aquellos que dan forma al entorno construido deben aprender a hacer las preguntas correctas si queremos involucrarnos productivamente con estas fuerzas del cambio.

¿Cómo transformará la energía limpia las ciudades?

Al pasar de los combustibles fósiles a las fuentes de energía limpia, las ciudades pueden reducir drásticamente sus emisiones de carbono. Podemos buscar ejemplos alentadores de ciudades que están liderando el cambio. Varias áreas urbanas ya están operando con energía 100% renovable. Estas son en su mayoría ciudades más pequeñas, lugares como Basilea, Reykjavik, Burlington o Vermont son un ejemplo para que otras lo sigan. Mientras tanto, docenas de ciudades en todo el mundo, incluidas muchas de las más grandes del Reino Unido, se han comprometido a funcionar con energía limpia para 2050.

Pero la energía limpia no es la ´bala de plata´ para reducir la huella de carbono de las ciudades, es solo una parte de la solución. Tenemos que repensar fundamentalmente cómo usamos la energía y las fuentes de las que proviene. Estrategias como el diseño de edificios neto cero sugieren un camino a seguir. Este tipo de pensamiento se puede aplicar a una amplia variedad de proyectos, desde escuelas públicas a densos distritos urbanos y de uso mixto.

foto

En París, el plan maestro para la reurbanización de Charenton-Bercy aplica una estrategia energética integral a escala de un distrito de la ciudad, combinando una variedad de sistemas y nuevas tecnologías para sentar las bases para un futuro ´neto cero´. Imagen: SOM.

Los nuevos proyectos de desarrollo urbano a gran escala podrían implementar medidas aún más progresivas más allá de la red cero. Si la mayoría de los nuevos desarrollos pueden aspirar a ser ´netos positivos´ y producir más energía de la que consumen, esto podría ayudar a superar las deficiencias en otros lugares y permitir que las ciudades y las naciones alcancen los objetivos clave más rápidamente.

¿Cómo debemos reinventar el tránsito urbano?

El transporte representa la mayor parte del uso de energía de combustibles fósiles en las ciudades, a nivel mundial. Pero no tiene por qué ser así. La ciudad china de Shenzhen estableció un punto de referencia en 2017 al convertirse en la primera ciudad del mundo en renovar todos sus autobuses, una flota de 16.000 vehículos, en eléctricos. El impacto ha sido dramático: la ciudad redujo las emisiones generales, mejoró la calidad del aire y cumplió su objetivo 2020 tres años antes. Londres, Nueva York y otras ciudades importantes están introduciendo programas piloto de autobuses eléctricos, con promesas de volverse todo eléctrico en las próximas décadas.

foto

Representación conceptual de la visión de SOM para transformar la Autopista Brooklyn-Queens en la ciudad de Nueva York en un corredor dedicado a vehículos autónomos, lo que permite reclamar el dominio de la calle para los peatones, un tránsito sostenible y un paisaje urbano más verde. Imagen: SOM.

Los vehículos eléctricos autónomos (A-EV) parecen prometer cambios radicales en la naturaleza misma de la ciudad. Debido a que estos vehículos podrían usarse de manera más eficiente, abren la oportunidad de recuperar el espacio urbano para otros usos, una idea que exploramos en un estudio de diseño para reutilizar la Autopista Brooklyn-Queens en la ciudad de Nueva York como un corredor verde para las personas y naturaleza.

foto

La propuesta de SOM de repensar la movilidad en la ciudad de Londres prioriza el caminar y el ´microtransporte´ autónomo dentro del núcleo de la ciudad. Imagen: SOM.

Emplear formas eficientes de ´microtránsito´ es otra estrategia que merece atención. Los vehículos compartidos pequeños y energéticamente eficientes pueden llenar los vacíos de movilidad de ´último kilómetro´ entre los sistemas de transporte público, brindando más opciones de movilidad y reduciendo la huella de carbono general de una ciudad. Al crear redes de grano más fino en regiones extensas, los suburbios pueden conectarse de manera más sostenible al núcleo urbano, mientras que los centros tradicionales de las ciudades pueden reinventarse. Nuestro estudio recientemente exploró el potencial de estas ideas y más en un estudio para la ciudad de Londres. Al fomentar el caminar, el ciclismo y el microtransporte compartido, podríamos reducir las emisiones, mejorar la calidad del aire, aliviar la congestión y recuperar el espacio de la calle para las personas.

¿Cómo definiremos la “ciudad inteligente”?

Este término ha sido reclamado y definido por las compañías tecnológicas, pero sus posibilidades son mucho mayores que simplemente aplicar una capa de Tecnologías de Ia Información sobre el entorno construido y extraer los datos que produce. Deberíamos ayudar a definir los parámetros de cómo se utilizan dichos datos. ¿Cómo podrían las infraestructuras en red, desde sensores ambientales sofisticados hasta teléfonos móviles, ayudar a los ciudadanos de las ciudades a comprender mejor sus patrones de consumo individuales? ¿Cómo puede la ´inteligencia´ obtenida de las tecnologías de ciudades inteligentes ayudar a los diseñadores a comprender mejor los impactos ambientales de una envolvente del edificio o un plan del lugar? Más allá de hacer que las ciudades funcionen de manera más eficiente, todo esto debe estar dirigido a mejorar los sistemas naturales y la calidad de vida.

foto

Extracto de un folleto ilustrado para el Plan Estratégico Smart City de la Ciudad de West Hollywood. SOM desarrolló esta ´novela gráfica´ para ayudar a educar a los residentes locales, las empresas y los visitantes sobre la incorporación innovadora del plan de tecnologías inteligentes, herramientas digitales y análisis de datos. Imagen: SOM.

La responsabilidad de aprovechar esta información recae en los hombros de los ciudadanos y los líderes de la ciudad. Los datos pueden ayudarnos a medir y comprender los impactos individuales y colectivos del uso de energía y este tipo de conciencia puede influir en las decisiones y capacitar a las personas para que adopten su papel en la creación de un futuro más sostenible.

Todos estamos juntos en esto

Se están desdibujando los límites entre las profesiones del diseño. Debemos trabajar para comprender mejor las fuerzas globales en juego para que podamos encontrar nuevas formas de colaboración. La construcción de las ciudades del futuro requerirá un esfuerzo coordinado en muchos campos: ciencia y tecnología, gobierno e industria privada. En particular, los diseñadores deberán ser más receptivos a las prioridades establecidas por los políticos así como más activos para ayudar a dar forma y abogar por políticas que permitan los cambios radicales que necesitamos.

El diseño urbano holístico puede unir todos estos hilos en una visión completa y coherente. Tenemos que recordar qué hace que una ciudad sea realmente grandiosa y por qué elegimos vivir en ciudades en primer lugar. Las ciudades son lugares diversos que brindan un escenario para encuentros casuales, lugares donde las personas se 'codean' para aprender unas de otras, impulsar la innovación y unirse como comunidad. Como diseñadores, nuestro papel es crear entornos donde todos podamos prosperar, mientras aseguramos el futuro del planeta que nos aloja.

Dan Ringelstein, es arquitecto y diseñador urbano y lidera el SOM’s City Design Practice en Londres. SOM es una de las empresas de arquitectura, diseño de interiores, ingeniería y planificación urbana más grandes e influyentes del mundo.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

R+TAsociación Empresarial de Puertas Manuales y Automáticas -AEPA-Smart Doors - IFEMA - Feria de MadridASEFAVESMOPYC - Feria de ZaragozaFundación para el Reciclaje de Aparatos de IluminaciónAsociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -ASEFAVE-

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS