Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Arquitectura y Construcción

Duchas y habitaciones húmedas o cocinas donde se prepara y manipula diariamente comida, son zonas de alto riesgo en donde puede aumentar significativamente el riesgo de lesiones debidas a caídas

Cuando la probabilidad de caídas se reduce a 1 entre 1 millón

Redacción Interempresas18/09/2019
Los accidentes por caídas entre personas mayores causan cada año cientos de fallecimientos y miles de hospitalizaciones. Las pruebas realizadas por Altro demuestran que usar un suelo adecuado puede reducir la probabilidad de que se produzca una caída de 1 entre 20 a 1 entre 1 millón en zonas como, por ejemplo, el suelo húmedo de un baño. La siniestralidad laboral en España supone alrededor del 3% del PIB, equivalente a unos 12.000 millones de euros, cifras que prácticamente triplican las de otros países de la Unión Europea con una mayor tradición en la protección de la salud de sus trabajadores. Por eso es lógico pensar en términos de prevención en el sector asistencial, especialmente en zonas interiores en las que existe un riesgo alto de que se produzcan resbalones, tropiezos o caídas.

En este grupo se encuentran zonas como duchas y habitaciones húmedas, en las que el suelo con restos de agua y champú puede aumentar significativamente el riesgo de lesiones debidas a caídas. Lo mismo ocurre con las cocinas donde se prepara y manipula diariamente comida; son zonas de alto riesgo debido a derrames de aceite y otros ingredientes.

De una posibilidad entre veinte, a una entre un millón

Altro, empresa dedicada a la fabricación de suelos antideslizantes, lleva décadas analizando la capacidad de un suelo para evitar caídas, con una conclusión clara: Si no se elige un suelo con una resistencia al deslizamiento adecuada a la zona, es cuestión de tiempo que ocurra un accidente.

Sus pruebas demuestran que la probabilidad de que se produzcan caídas en un suelo con algún tipo de contaminante por ejemplo, restos de leche o champú, puede llegar a una entre veinte.

Según explica Carlos Sánchez, responsable de Altro para el Sur de Europa, hay que ser previsor desde el inicio para reducir el suelo de caídas hay que escoger el suelo antideslizantes adecuado: “En Altro hemos recibido pedidos de clientes cuando ya era tarde; cuando ya se habían producido accidentes y resbalones que han derivado en denuncias a diferentes centros. En base a nuestras pruebas podemos asegurar que si se usa el tipo de suelo adecuado, se puede reducir significativamente el riesgo de que se produzcan caídas: de una probabilidad entre veinte, a una entre un millón. Por eso recomendamos que, a la hora de instalar un nuevo pavimento o realizar una reforma en el sector asistencial como en el hospitalario, se comprueben las propiedades y la documentación del suelo y se escoja el tipo de suelo adecuado a la zona y a sus usuarios desde el primer momento. De esta forma residentes, pacientes y trabajadores podrán moverse de forma segura y confortable”.

 

foto
Las pruebas realizadas por Altro a sus suelos incluyen la prueba de la rampa, y la conocida como prueba del péndulo.

Documentación de resistencia al deslizamiento prolongada

Las pruebas realizadas por Altro a sus suelos incluyen la prueba de la rampa, y la conocida como prueba del péndulo. La prueba de la rampa, solo sirve para obtener una medida de las propiedades antideslizantes de un suelo cuando el pavimento es totalmente nuevo.

Por otra parte, la prueba del péndulo puede usarse en suelos ya instalados y lleva empleándose varios años.

“La prueba del péndulo es un complemento fundamental de la prueba de la rampa y permite confirmar si el suelo sigue ofreciendo la protección que tenía en el momento de su compra”, subraya Sánchez. “Con la prueba del péndulo hemos comprobado ciertos tipos de suelo de vinilo con una capa superficial de partículas de grano duro pierden sus propiedades antideslizantes en tan solo unos meses. Esto muy grave porque significa que, con el uso, el suelo pierde sus propiedades antideslizantes. Por eso siempre se debe comprobar que el suelo elegido cuenta realmente durante toda su vida útil con la resistencia al deslizamiento necesaria”, concluye.
 

El suelo perfecto para zonas de alto riesgo

Para zonas con riesgo alto de que se produzcan resbalones o caídas debido a contaminantes concretos como aceite o champú, Altro recomienda suelos antideslizantes con una alta resistencia al deslizamiento durante toda la vida útil del producto ya que contienen partículas minerales en todo el espesor del pavimento. Cumplen este requisito aquellos suelos que tengan un PTV = 36 en la conocida como prueba del péndulo.

En Altro, estos suelos se marcan como “una probabilidad entre un millón”: Altro Stronghold™ 30 / K30 es adecuado para cocinas, mientras que Altro Aquarius™ es el pavimento idóneo para habitaciones húmedas como baños, duchas y vestuarios.

Además de ofrecer resistencia al deslizamiento prolongada durante toda su vida útil, estos suelos están hechos con hasta un 20 % de material reciclado y han logrado la calificación A+ en el sistema de clasificación ecológica BRE para suelos antideslizantes.

Empresas o entidades relacionadas

Altro Scandess, S.A.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AEICE - Agrupación Empresarial Innovadora Construcción EficienteASEFAVEAsociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -ASEFAVE-SMOPYC - Feria de ZaragozaSmart Doors - IFEMA - Feria de MadridCevisama - Feria de Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS