Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“Desde nuestro enfoque, no puede entenderse la arquitectura sino como una respuesta ante las necesidades de la sociedad”

Entrevista a Julio Touza Sacristán, arquitecto de Touza Arquitectos

Santos de Paz06/05/2019

En este número de Arqco entrevistamos a Julio Touza Sacristán, arquitecto y de saga de arquitectos. De hecho, Touza Arquitectos lleva más de 40 años abarcando todos los campos de la arquitectura, el interiorismo y el urbanismo. En esta entrevista repasamos, a través de su experta y reputada visión particular, los conceptos de la arquitectura, la situación actual de la misma y los retos a los que se enfrenta, desde los edificios de energía casi nula a la digitalización. Una ocasión única para, además, conocer de su mano sus proyectos más destacados.

¿Cuál es la especialidad de Touza Arquitectos y cómo ha ido evolucionando su actividad?

Desde 1975 hemos venido abarcando todos los campos de la arquitectura en general (edificios residenciales, sedes corporativas, rehabilitación de edificios históricos, centros sanitarios, hoteles, etc.) así como del interiorismo y del urbanismo.

Si bien es cierto que en los orígenes del estudio está la especialización en arquitectura residencial, sobre todo en vivienda social, a lo largo de estas más de cuatro décadas de trayectoria hemos ido evolucionando y creciendo como estudio multidisciplinar. La versatilidad de trabajar las tres escalas de la arquitectura es hoy una buena parte de la identidad de Touza Arquitectos. Tanto la edificación como el urbanismo y el interiorismo tienen un departamento especializado dentro de nuestro estudio. Eso nos permite ser conscientes en cada etapa de cómo una decisión en una fase puede afectar a otra. Una mala decisión en un proyecto urbanístico difícilmente la arreglará uno de los edificios que en él se inserte por bueno que sea.

foto
Julio Touza Sacristán, arquitecto de Touza Arquitectos.

No obstante, qué duda cabe que el mercado hoy nos reconoce, creo, como un estudio especializado en las distintas vertientes de la arquitectura residencial: rehabilitación, vivienda social, y vivienda de alto standing. También otra tarea muy reconocible del Estudio son las grandes sedes corporativas y edificios de oficinas (Siemens, Glaxo Smith Kline, 3M España, Grupo CPS, Thales, IberEspacio entre otros).

¿Cuál es el objetivo, el concepto que siempre persigue al hacer arquitectura?

El trabajo del estudio está orientado desde la concepción de la Arquitectura como servicio a la sociedad, teniendo como fin último el proporcionar bienestar a las personas, y contribuir al equilibrio de su entorno, sin renunciar a un ideal de belleza que nuestra disciplina es capaz de conseguir a la vez que resuelve necesidades técnicas y funcionales. Todo ello es compatible.

Desde nuestro enfoque, no puede entenderse la arquitectura sino como una respuesta ante las necesidades de la sociedad. El compromiso del arquitecto es doble: con su cliente y con la sociedad. La ciudad es un proyecto colectivo que se forma por la suma de varios proyectos individuales, y por tanto el arquitecto es quien debe mediar en ese conflicto entre lo público y lo privado, siendo sensible al entorno, a la ciudad, y al legado que un edificio hoy supone para el mañana. El arquitecto debe ser garante de que esos intereses particulares tan lícitos, no colisionen con los públicos, y por eso debe velar por la buena construcción, por la bella edificación, por el equilibrio energético, por la implantación en el entorno…

El arquitecto debe ser y sentirse responsable de sus edificios ante sus clientes, a quienes debe dar un servicio profesional con el máximo compromiso, pero al tiempo debe hacerlo con la sociedad, sin renunciar a ser fiel a uno mismo, porque no todos entendemos la arquitectura de la misma manera, y ese mosaico de diferentes arquitecturas proyectadas por diferentes arquitectos es lo que enriquece nuestras ciudades con el paso del tiempo. El compromiso del arquitecto debe ser permanente; y eso exige una cultura, una dedicación y una ética. Es la responsabilidad que nos corresponde ante una sociedad a la que nos debemos y con la que nos sentimos comprometidos.

En último término, más allá de premios o reconocimientos profesionales, pensamos que nada hay más satisfactorio que el reconocimiento y agradecimiento personal de un usuario anónimo de alguno de nuestros edificios que a veces, por azar, se encuentra con nosotros en persona. Este tipo espontáneo de agradecimiento de alguien que vive o usa ese edificio cada día y de forma intensa, probando la validez y eficacia de nuestras ideas y nuestras soluciones, es un premio muy especial.

En el proceso productivo, la relación con el resto de intervinientes en la cadena de valor cada vez gana más fuerza, ¿Cómo es esa relación en su caso y qué papel, entiende, debe jugar el arquitecto?

Evidentemente la arquitectura es un oficio cada vez más ‘coral’ y aún lo es más a medida que aumenta la escala. Pensemos que para un proyecto de urbanismo entran en juego profesionales como sociólogos, paisajistas, medioambientalistas, abogados, ingenieros civiles, y hoy en cualquier proyecto de arquitectura de cierta envergadura participan arquitectos, ingenieros, Project managers, interioristas, paisajistas, etc.

foto
Torre Riverside Homes de Neinor.

El arquitecto actual debe alejarse, a mi modo de ver, de la idea de ser el ‘protagonista’ o el 'solista’ asociado además a cierto exceso de ego, y pensar, aprovechando la analogía, que somos más bien como los “directores de la película, o los directores de la orquesta. Debemos liderar, pero con empatía, respetando el espacio, el conocimiento y la experiencia de cada profesional, integrándola y aprovechándola en favor del proyecto. Un arquitecto del siglo XIX podía acumular los conocimientos de prácticamente todo lo que pasaba en una obra, dado que los materiales, sistemas constructivos e instalaciones eran muy limitados, el abanico era muy reducido. Hoy es impensable que un arquitecto lo sepa “todo de todo”. Por ello para nosotros el camino adecuado es el integrador, y esa es la línea de trabajo que llevamos en las últimas décadas. Estamos muy contentos de colaborar con algunas de las mejores ingenierías de España, con grandes paisajistas, con empresas de Project Management. También las constructoras y los promotores forman parte de esa cadena de valor, y cuanto mejores son todos los agentes, mejor es el resultado

La arquitectura no la hacen solo los arquitectos, de hecho, la figura de un buen promotor es clave: la visión, la apuesta por la calidad, la ambición de hacer algo distinto.

¿Colaboran con otros estudios?

Por supuesto, precisamente es uno de los potenciales a aprovechar para crecer y aprender, y también para llegar a otras latitudes. Si uno tiene esa concepción como decíamos menos apegada al ego, encontrará en la colaboración con otros profesionales como algo enriquecedor y de lo que aprender. Las colaboraciones han sido una de las claves para poder hacer proyectos internacionales o de tipologías nuevas para nosotros. Me dejo muchos estudios en el tintero, pero a lo largo de todos estos años hemos hecho proyectos de distinta índole (concursos, proyectos e incluso obras) con gente como Philippe Starck, Bjarke Ingels, Steelman+Partners, Oualalou+Choi, Enrique Nafarrate, Günter Standke, Ignacio Castiello, HTT Group… O, por citar también a arquitectos españoles, a equipos como OHLAB, Pepe Ferrer, Oriol Tintoré, Rafael de la Hoz, Cano y Escario, Dosmasuno, Joan Francesc Chico, MxC Arquitectos… Con muchos de estos estudios, especialmente a nivel internacional, tenemos acuerdos estables de colaboración para proyectos específicos, lo que nos permite amplificar nuestro campo de acción geográfica y tipológica.

¿Cómo está afectando a su trabajo la digitalización?

La profundización en las nuevas herramientas digitales, en constante progreso, ha sido clave en la evolución del trabajo de todos los estudios de arquitectura. Más que afectar yo diría que lo que hace es facilitar y mejorar. Pensemos que el paso de la tinta al CAD es de tan sólo de hace 30 años, y el salto al BIM se viene dando en la última década, y con mayor fuerza en los últimos 5 años. Obviamente que en los últimos 30 años los arquitectos hayamos vivido (como muchas otras profesiones) un reto de reconversión tecnológica fuerte y constante, también ha tenido sus sacrificios y sus daños colaterales, especialmente en medio de crisis económicas importantes.

foto
Encinar Gardens de Momemtum. Foto: Alfonso Quiroga.

Esto ha obligado tanto a profesionales como a empresas a reconvertirse de manera importante, y quien no ha sabido adaptarse o ver venir los cambios, pues obviamente ha sufrido. Si la vida profesional de un arquitecto es de unos40 a 50 años (es una profesión especialmente longeva) pensemos que cualquier arquitecto titulado en los 70 y 80, hoy en su madurez profesional ha tenido que superar tres o cuatro evoluciones tecnológicas que por un lado han permitido mejorar y crecer, pero por otro lado han supuesto un reto a veces no difícil de conseguir: pasar de la tinta al CAD, luego la revolución de internet, y luego a los sistemas 3D, al BIM, etc. Es un cambio muy potente. Nosotros afortunadamente hemos estado siempre atentos a esos cambios y modestamente creo que hemos estado dando esos saltos y evoluciones con la antelación necesaria para ser parte de los estudios que han liderado dicha transformación.

¿Qué importancia está teniendo en sus proyectos aspectos como los edificios de energía casi nula, el confort, la calidad del aire, la salud de los usuarios o el ahorro y la eficiencia energética?

Sin duda la sostenibilidad ha sido, junto con la accesibilidad, la rehabilitación y las nuevas tecnologías, uno de los grandes retos transformadores de los últimos 20 años en arquitectura. Respecto a la sostenibilidad, hemos tenido claro desde hace mucho que la solución no es sólo aprovechar mejor la energía que consume un edificio. Eso es magnífico, pero si la vivienda está bien aislada e iluminada, el consumo energético será más bajo y, por tanto, la construcción será más respetuosa con el Medio Ambiente. La arquitectura debe tener un sentido del espacio, la racionalidad, la luz y el vacío, ligado a los aislamientos. Las casas antiguas están muy bien aisladas porque tienen lo que llamamos inercia térmica. Están hechas con muros y paredes con el grosor y la capacidad necesaria para proteger de frío y calor, y en consecuencia, el confort interior es magnífico. La arquitectura del siglo XX no ha sabido hacerlo tan bien, utilizando cerramientos de pieles muy finas, y en consecuencia los aislamientos son menores, y confiando el confort a las tecnologías disponibles de acondicionamiento de aire, con el consiguiente gasto energético. Por tanto, la consciencia del problema de la sostenibilidad, activada sobre todo a inicios de este siglo, nos ha hecho ver que tan importantes como las tecnologías sostenibles son las medidas pasivas, más ligadas a la concepción del edificio, y que es donde realmente el arquitecto puede aportar mayor valor.

Este modelo está perfectamente entendido en la arquitectura vernácula, como se puede estudiar en la arquitectura romana o árabe y de muchas otras culturas, de tal modo que la energía térmica de sus muros, la orientación de las edificaciones o el tamaño de sus huecos estaban perfectamente pensados para hacer confortable el edificio con mínimos recursos.

foto
Isla de Izaro de Gestilar. Foto: Alfonso Quiroga.

Por consiguiente, hay dos concepciones: La utilización moderna que nos dan las nuevas tecnologías de energías, la energía solar fotovoltaica, la energía solar de colectores de vacío para agua caliente sanitaria, la energía geotérmica que se extrae del suelo y, por otra parte, la buena orientación, la buena disposición, la buena ventilación y el buen diseño del edificio.

Los dos conceptos, uno y otro, deben ir unidos para crear una buena arquitectura sostenible. Por eso, nuestra arquitectura camina en esta dirección sin olvidar que frente a la respuesta de la arquitectura y de las nuevas tecnologías está el comportamiento y la actitud de las personas. Sin unos hábitos de vida “sostenibles”, poco habremos conseguido, por lo que tan importante como un buen proyecto, es el modelo de vida y la actitud de quien vive y habita el espacio construido.

¿En qué medida se introduce por su parte la innovación y los nuevos materiales/ soluciones?

Los nuevos materiales son fundamentales, la arquitectura necesita de nuevas técnicas para evolucionar. La historia de la arquitectura va siempre detrás de los materiales; por poner un ejemplo, el movimiento moderno fue posible no sólo gracias a una revolución estética (neoplasticismo, cubismo, vanguardias) o intelectual (funcionalismo, higienismo, justicia social), sino sobre todo a unos materiales y técnicas que permitieron hacer realidad estos cambios. Así, el hormigón armado, los perfiles laminados, el ascensor o las grandes superficies de vidrio revolucionaron la arquitectura al inicio del siglo XX. Desde entonces, la evolución de la arquitectura siempre ha ido ligada a la aparición de nuevos materiales y tecnologías, y sobre todo muy recientemente, no tanto a técnicas constructivas como las de modelado de la imagen y del espacio, que han permitido desarrollar formas y espacios complejos que de otra manera no hubiera sido posible.

foto
Edificio Monfragüe de AQ Acentor. Foto: Víctor Sajara.

Necesitamos de la innovación de la industria para crear nuevas formas, por ello el arquitecto no sólo debe estar atento a los nuevos materiales, sino que debe colaborar muy activamente con la industria, con las empresas productoras de materiales y de sistemas constructivos, que son quienes están en vanguardia de la investigación y proponiendo nuevos caminos. El estar cerca de todos estos sectores es muy importante. El estudio organiza jornadas formativas una o dos veces al mes en nuestra propia oficina, a la que invitamos a fabricantes y productores a visitar el estudio y contarnos en detalle cómo funcionan sus materiales, qué nuevos caminos están explorando… Esto permite que todo nuestro equipo conozca estos sistemas, y permite un contacto industria-estudios que creo que es muy necesario y positivo

Dando un paso más allá, pienso que el futuro está en la tecnología, en las aplicaciones tecnológicas asociadas a los edificios, y en cómo van a transformar nuestra manera de interactuar y de vivir lo edificios. El grafeno creo que será el material que más va a contribuir a esto. En vez de una mampara de cristal para dividir espacios tendremos una pantalla inteligente que manejaremos con las manos. También materiales que puedan transformar el uso de la fachada, por ejemplo, que se pueda ir modificando para que a nivel energético tenga diferentes comportamientos. Quizás el siguiente paso sea que nuestras estructuras o infraestructuras en arquitectura se conviertan en soportes 'vivos', interactivos y eso lo va a conseguir la tecnología.

¿Cómo afronta como arquitecto retos como el de la industrialización?

En nuestro caso está en el ADN del estudio, aunque queda ya en tiempos lejanos, mi padre organizó junto a Juan Monjo y a Alfonso del Águila el departamento de prefabricación en la ETSAM a mediados de los 70, siendo pioneros en la docencia, investigación y publicación de sistemas prefabricados en España. Desde entonces no se había avanzado demasiado hasta este último ciclo. Si bien nosotros siempre hemos apostado en muchas de nuestras edificaciones por aplicaciones prefabricadas en fachadas, tabiquerías, células completas de baños, estructuras prefabricadas, etc veíamos que no era una demanda preferencial en el sector. Hoy si detectamos claramente que las nuevas promotoras están apostando por un modelo de construcción decididamente más industrializado, lo que ya se empieza a notar. En algunas de nuestras últimas promociones como Riverside Homes de Neinor, Terrazas de los Fresnos de Aedas, o Isla de Izaro de Gestilar, hay una apuesta clara por elementos prefabricados, especialmente en fachadas, pero también en estructuras y otros elementos. Creemos que es el camino a seguir y en el que profundizar.

En este número de Arqco publicamos el proyecto residencial sostenible de vivienda social 'Barrio de la luna' en Rivas. ¿Qué destacaría del mismo?

Creo que la publicación habla por sí sola, y demuestra como un edificio de Vivienda Protegida, en este caso promovido además desde una institución pública como la EMV de Rivas, no está reñido con un diseño atractivo y una imagen de calidad. El proyecto nos permitió un equilibrio de materiales en fachada que con coste razonable aportan una imagen diferencial. También se potenciaron enormemente las zonas comunitarias, y un modelo de viviendas sostenible con dobles orientaciones e instalaciones eficientes. Un ejercicio que demuestra que con un trabajo equilibrado, la arquitectura promovida desde entidades públicas para vivienda protegida puede alcanzar altos grados de calidad y excelencia. Es uno de los trabajos recientes de los que estamos más satisfechos.

¿En qué otros proyectos están trabajando y qué previsiones tienen a medio plazo?

Actualmente estamos rematando numerosas obras de rehabilitación en Madrid (Tirso de Molina, Barceló, Ferraz, Palafox, Fernando VI, Españoleto) cuya terminación esperamos a lo largo de este año y permitirán visibilizar el gran esfuerzo del estudio en este campo. También la finalización de la Torre Riverside, que está próxima, va a suponer para el estudio un hito de gran visibilidad en la cornisa madrileña desde el Manzanares. Seguimos haciendo crecer “Parque de Ingenieros” con nuestro cuarto edificio en el sector, y tenemos nuevos proyectos en Granada, Valencia e Ibiza. Afrontamos el proyecto de dos nuevas torres residenciales, cuyo anuncio es inminente, y en general, varios proyectos activos de índole residencial con las nuevas promotoras que están protagonizando este ciclo inmobiliario, tenemos proyectos activos con Aedas, Neinor, Stoneweg, Inmoglaciar, AQ Acentor, Gran Roque, Dazia Capital…

Por último, ¿quiere añadir alguna cosa más?

Agradeceros el interés por nuestro estudio y nuestros proyectos, y desear mucha suerte a Arqco en su andadura, dándoos además la enhorabuena por la estupenda labor que hacéis con la que podéis contribuir a la difusión de las múltiples maneras de entender el mundo de la arquitectura y la construcción y de aproximar a arquitectos e industriales.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Nebext - RebuildASEFAVESecartys 27/06/2019Smart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Yago Massó Moreu, secretario técnico de Andimat

“Construir un edificio con nivel óptimo de aislamiento de las cubiertas, suelos y fachadas y las redes de transporte de los sistemas de climatización, es el pilar básico para reducir la demanda energética y así alcanzar edificios de consumo de energía casi nulo”

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS