Más de un 30% del personal presenta lesiones cutáneas en las manos

Las manos, el útil más polivalente de la construcción

Tomás Bodero Sáiz, Responsable de Marketing de Tomás Bodero, S. A.17/03/2008

17 de marzo de 2008

Los trabajos efectuados en la construcción varían enormemente, desde la realización de pequeñas obras a proyectos enormes de ingeniería civil. Sin embargo, un rasgo común a todos los obreros es las malas condiciones de las manos: más de un 30 por ciento del personal presenta lesiones cutáneas en las manos. De éstos, una tercera parte sufre afecciones invalidantes de las manos, que son causa de baja.
Los operarios de la construcción menosprecian las lesiones que acarrea la manipulación de ladrillos, bloques y materiales en general, que provocan el envejecimiento prematuro de la piel. Las lesiones dérmicas son la puerta de entrada en el organismo de los diversos contaminantes, lo que aumenta las posibilidades de padecer dermatitis. El polvo de los materiales reduce la humedad natural de la piel, debilitando su potencial protector.
foto
Tomás Bodero ofrece guantes especiales para proteger las manos de los trabajadores de la construcción.
Algunos riesgos

• Cemento

Material cáustico. Entraña riesgo químico debido a los materiales que intervienen en su composición (sílice, cal y anhídrido sulfúrico, entre otros). Uno de sus efectos nocivos es la quemadura, aunque el efecto más frecuente es la reacción alérgica. Para manifestarse, la reacción alérgica puede necesitar años de contacto entre el cemento y la epidermis, pero una vez producida, no existe ningún remedio.

• Resinas y aceites de desmoldeado

El contacto de la piel con el endurecedor puede provocar las ya comentadas reacciones alérgicas. Dichos aceites pueden bloquear los folículos de los pelos de la mano, ocasionando una foliculitis, afección cutánea que supone una infección de la epidermis y la aparición de granos. Los aceites de desmoldeado de encofrados también irritan la piel.

• Alquitrán y productos bituminosos

Contienen fenoles que, en contacto con las manos, pueden provocar inflamación, ampollas y el acné imputable a los aceites. Son productos químicos corrosivos.

• Trabajo de la madera

Implica lesiones por el empleo de herramientas como el formón, el cepillo, el martillo, o diferentes tipos de sierras. El pinchazo con una astilla puede provocar una infección. El polvo del serrín puede desencadenar reacciones alérgicas asmáticas y dermatitis de la piel.

Otros peligros provienen de colas de unión y productos para la protección de la madera.

Otros riesgos en el sector de la construcción derivan del empleo de:

-Vidrio y metales con aristas cortantes. Peligro de corte grave o micro-cortes que se infectan.

-Fibra de vidrio. Provoca micro-incisiones que rompen la barrera protectora de la piel (posibilidad de infecciones).

-Pintura, solventes y desengrasantes. Las pinturas contienen isocianatos (alérgenos que pueden provocar dermatitis). Los solventes y desengrasantes hacen vulnerables las manos. A través de las mismas penetran en el organismo, pudiendo llegar al caudal sanguíneo y ejercer su efecto grave efecto tóxico.

-Ácidos. Empleados para limpiar las manchas de mortero, provocan quemaduras y dermatitis.

-Maquinaria. Las máquinas-herramienta vibrátiles (taladros, amoladoras, martillos) provocan lesiones del sistema circulatorio.

-Inclemencias atmosféricas afectan negativamente a las manos, la primera herramienta del obrero de la construcción.

Estricta higiene personal

La profilaxis pasa por una estricta higiene personal. Conviene emplear jabones adecuados, con formulación especial para suciedades severas, pero que no sean agresivos. Las manos se lavarán antes y después de usar los guantes. Se recomienda el uso de cremas humectantes e hidratantes que regeneran la piel después de un uso prolongado de los guantes, que reblandecen la piel.
Conviene insistir claramente en que los guantes no deben ser compartidos con otros trabajadores, o dejados en cualquier sitio de la obra. Los guantes deben reponerse antes de que sean inservibles. Existe evidencia documentada con estudios de que el empleo de guantes adecuados, y en buen estado, consigue una sustancial mejora de las condiciones de las manos más descuidadas.
foto
Los guantes no deben ser compartidos con otros trabajadores o dejados en cualquier sitio de la obra.

Empresas o entidades relacionadas

Tomás Bodero, S.A.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cevisama - Feria de ValenciaSMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS