Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Arquitectura y Construcción

Foro Técnico intriduce sus naves de almacenaje desmontables para venta o alquiler

14/01/2008

14 de enero de 2008

Foro Técnico está introduciendo en España las naves desmontables y trasladables para almacenaje. Se trata de un método constructivo alemán, basado en el empleo de estructuras de aluminio, acero y arquitectura textil, aplicado a la construcción de naves de almacenaje desmontables y trasladables, disponibles en venta o en alquiler.

Frente a la opción de construir en obra civil o con estructura tradicional de acero, la razón para utilizar un sistema desmontable y trasladable está ligada a las necesidades de los procesos logísticos, fabriles y comerciales, así como a limitaciones legales.

Las naves desmontables y trasladables no son apropiadas para estructuras que requieran pórticos grúa, dimensiones irregulares en planta, alturas laterales superiores a los 5 metros o con luces sin pilares interiores superiores a los 50 metros.

foto
Compañías como Mercadona, Enresa, Vossloh, Alstom Power, Pirelli, etc., confían en las naves de Foro Técnico.

Los requerimientos a los que responde este sistema son los siguientes:

  • Provisionalidad o indeterminación de la necesidad de almacenaje que requiere resolverse. Procesos productivos y de distribución que están ligados a la ‘vida útil’ de un producto o servicio, a actividades y sobrecargas limitadas en el tiempo, o la indeterminación en cuanto al futuro de la actividad que requiere el almacenaje. Permite trasladar el almacén a otras plantas de producción o de distribución si fuese necesario.
  • Utilización de terrenos y solares sobre los que no se puede obtener licencia de obras. Al tratarse de una construcción desmontable y trasladable, puede obtenerse una licencia de uso a precario. Muy interesantes cuando se dan limitaciones en razón de re-parcelaciones dilatadas en el tiempo o cuando se han superado los volúmenes constructivos legalmente establecidos.
  • Urgencia. Frente a necesidades de almacenaje imprevistas, el plazo de entrega e instalación para su uso, incluso para almacenes de gran dimensión, no supera los 45 días.
  • Puntas de almacenaje provocadas por hechos anómalos o extraordinarios. Acopio de componentes o suministros frente a hechos externos.
  • Actividades dinámicas y cambiantes en cuanto a emplazamiento por su propia esencia. Desde el reciclaje de tierras ácidas hasta la construcción de gasoductos, hay un sin fin de actividades que requieren de movilidad para realizarse.
  • Simplicidad y flexibilidad en posteriores ampliaciones. Su carácter prefabricado y estándar, simplifica la ampliación de su longitud, mediante módulos adicionales y en tiempos cortos.
  • Intervención mínima en lugar de montaje: se entrega totalmente terminado de fábrica y el tiempo de intervención en el lugar de montaje, es mínimo. Es decir, el conflicto entre un proceso productivo en funcionamiento y la instalación de una nave se reduce a su mínima expresión.
  • Instalación en solares sobre los que no se tiene la propiedad. Permite recuperar el bien invertido aunque, en un futuro, deba cederse el uso de los terrenos. Evita la inversión a fondo perdido a favor de terceros.
  • Valor de recuperación de la inversión. Las naves, por su estandarización y su posible reinstalación, tienen un valor económico en el mercado que permite recuperar parte de la inversión realizada tras su utilización.

Características del sistema de naves desmontables

El sistema se basa en el empleo del aluminio como elemento estructural y de un compuesto textil de alta resistencia y durabilidad para la realización de la cubierta. La estructura por su parte es una sucesión de pórticos paralelos de aluminio, unidos entre sí mediante correas, y estabilizados por cables o barras de acero a modo de cruz de San Andrés. Con diversos tipos de perfil de aluminio, de diversa forma y dimensión, provistos de gargantas para recibir el compuesto textil de forma estanca, se emplean según la luz del pórtico y la resistencia mecánica (a viento y nieve) que pueda requerirse. Asimismo, los nudos, piezas de ensamblaje, cables, tensores y demás complementos, se ajustan al tipo de pórtico y a su resistencia mecánica.

En cuanto a ‘línea de cielo’ son posibles dos formas: con cubierta a dos pendientes con inclinación de la cubierta de 15, 18 ó 20º, dependiendo del modelo; o poligonal. Con ella se obtienen mayores alturas interiores y volumetrías útiles y son apropiadas para cierto tipo de almacenes. En cuanto a la planta, la figura es, en todos los casos, rectangular.

Respecto a las dimensiones y volumetrías, las naves desmontables tienen tres dimensiones determinantes:

ancho (luz sin pilares) del pórtico que va desde 5 hasta 50 metros; longitud indefinida, mediante la adición de pórticos paralelos sucesivos; y altura (volumetría interior) desde 3 en lateral hasta 5 metros.

Desde el acto de contratación en firme, el plazo de entrega es de entre 30 y 45 días naturales

Por su parte, la cubierta es de compuesto textil. Su confección se realiza en tramos entre pórticos, deslizándose por el interior de las gargantas del aluminio de cada uno de ellos de forma estanca. Dicha fragmentación permite el reparto de cargas sobre la estructura de aluminio, asegura la estabilidad mecánica y facilita el mantenimiento, montaje, desmontaje, almacenaje, etc. del compuesto textil.

Pueden instalarse diferentes tipos de cubierta: lona traslúcida - aprovecha la insolación y transmite la luz.

Lona opaca - aísla la insolación y no transmite la luz; combinación de lona traslúcida y opaca - regula la insolación y la luz interior; doble techo - crea una cámara aislante y hay pérdidas mínimas de la temperatura interior; y color - las lonas opacas siempre son blancas y las traslúcidas tienen un amplio abanico de colores.

Los cerramientos posibles son compuesto textil idéntico al de la cubierta. Todos los pabellones y naves desmontables han sido concebidos y calculados para disponer de un cerramiento no solo de cubierta, sino perimetral, de lona. Este tipo de material ofrece las prestaciones que requiere el cálculo de resistencia de las naves. Sin embargo, y por motivos de uso, puede acudirse a otro tipo como cerramientos rígidos en chapa de acero grecada y lacada o cerramientos rígidos mediante ‘panel sandwich’ (doble chapa de acero con cámara de material aislante).

Todas las naves se entregan con una resistencia al fuego con clasificación M2
foto
Este sistema se basa en un método constructivo alemán que usa estructuras de aluminio, acero y arquitectura textil.

Para este sistema están previstos aquellos complementos que se requieren para completar la nave a su función. Desde puertas para vehículos, puertas de acceso para personas con aperturas de seguridad, salidas de emergencia, etc. Asimismo, la nave como tal no requiere de obra civil y tampoco de la intervención de otros industriales para su fabricación y montaje. Se trata de un sistema prefabricado que se termina completamente en fábrica. Se requiere de un terreno llano y compacto o de una fundamentación en hormigón armado (para grandes luces) para resistir los esfuerzos (fundamentalmente al arranque) de cada modelo de estructura.

El sistema y suministro comprende los elementos que, embebidos en el hormigón, harán la función de esperas para atornillar las placas de base de los pilares de la cubierta, de modo que pueda ser montada y desmontada con facilidad.

Además, para las grandes luces (más de 30 metros) y los modelos poligonales, Foro Técnico facilita los datos que se requieren para el cálculo de la cimentación.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fundación para el Reciclaje de Aparatos de IluminaciónAsociación Empresarial de Puertas Manuales y Automáticas TecnologiaHelske Energy Save SpainASEFAVER+TCevisama - Feria de ValenciaAsociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -ASEFAVE-Clúster de Hábitat Eficiente BimtecniaAsociación Madrid Capital Mundial de la Ingeniería, Construcción y Arquitectura (MWCC)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS