Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Cedom fomenta la implantación de la Domóica y la Inmótica en España desde 1992

La Domótica y la Inmótica en la rehabilitación de edificios

Jordi Sabaté, secretario de Cedom (Asociación Española de Domótica)

28/07/2016
Desde la entrada en vigor del Real Decreto 235/2013, en el que se define el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, la mayor parte de los edificios y viviendas certificados energéticamente en España obtienen calificaciones correspondientes a letras muy bajas, lo que indica que los edificios son energéticamente poco eficientes. Una de las razones es la antigüedad de las viviendas de España, por lo que para mejorar estos índices de calificación energética es necesario acometer algunas intervenciones para rehabilitar estos edificios.

Otra de las razones es debida a una casuística muy extendida: frecuentemente el proceso de certificación energética del edificio o la vivienda se realiza ‘a distancia’, es decir, sin visitar el edificio o vivienda que se va a certificar. Por mucha información de la que se disponga, una certificación ‘a distancia’ nunca podrá sustituir a la realizada tras visitar el edificio o vivienda.

Esta práctica está totalmente desaconsejada y debería erradicarse del mercado ya que el resultado final no refleja en muchos casos la realidad, pudiendo ser la calificación real mejor que la obtenida.

La instalación de Domótica y la Inmótica son dos de las posibilidades que tenemos a nuestro alcance, con una mejor relación precio/resultado.

foto

Edificios y viviendas en España

El parque de viviendas español actualmente está cifrado en 25,5 millones de viviendas, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística. Más del 80% de estas viviendas se construyeron antes del año 2002, es decir, con unos criterios de eficiencia energética y de consumo energético entre los que no se contemplaba la necesidad de ahorrar energía y evitar, indirectamente, la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, situación muy distinta de la actual, en la que el aumento del coste de la energía unido a la escasez de la misma obliga a realizar un uso racional y eficiente de la misma.

Conscientes de la necesidad de ahorrar energía, en Europa ya hace tiempo que se han adoptado medidas legislativas para reducir la dependencia energética de los combustibles de origen fósil y reducir las emisiones de gases que contribuyen al calentamiento global.

Todas estas medidas son principalmente de aplicación a los edificios de nueva construcción, pero no debemos olvidarnos de la gran cantidad de edificios ya construidos y es por tanto donde se debe actuar. Así, las administraciones autonómica y local periódicamente ponen en marcha campañas para otorgar ayudas y subvenciones para la rehabilitación de edificios y viviendas.

Rehabilitación de viviendas y edificios

Para rehabilitar un edificio desde el punto de vista energético se debe actuar en cuatro ejes:

  • Soluciones arquitectónicas: por ejemplo, instalación de aislamientos, sustitución de cerramientos, empleo de nuevos materiales de construcción y técnicas constructivas, etc.
  • Uso de energías renovables: hoy en día están disponibles una gran variedad de fuentes de energía alternativas al petróleo, como la solar fotovoltaica, eólica, biomasa o la geotermia por citar algunas.
  • Empleo de equipos eficientes: emplear electrodomésticos, calderas, equipos de aire acondicionado, etc. de clase energética A+ y superiores.
  • Realizar un uso eficiente de la energía: dotar al edificio o vivienda de control inteligente, es decir, de Inmótica o Domótica.

Cualquiera de estas opciones es igualmente válida y sin duda, por pequeña que sea, ya contribuirá a que el edificio o vivienda sea energéticamente más eficiente. No obstante, la instalación de un sistema de control y automatización es una de las opciones más económicas y que proporciona mejores resultados: a modo de ejemplo, en la ciudad de L’ Hospitalet de Llobregat en Barcelona se construyó en el año 2013 un edificio de 42 viviendas en el que se instaló un sistema de control y automatización en las zonas comunes del edificio y en cada una de las viviendas. El coste de este sistema de control y automatización representó tan solo el 1,2% del valor total de la construcción.

foto

Un sistema de control inteligente permite obtener soluciones integrales que interaccionen con el resto de sistemas, en base a cuatro preguntas:

  • ¿Qué condiciones de confort deseamos?
  • ¿Cuáles son los requisitos funcionales del edificio?
  • ¿Qué recursos naturales tenemos a nuestro alcance?
  • ¿Qué uso le daremos al edificio o vivienda?

A partir de las respuestas a estas preguntas se definen las funciones que realizará el sistema de control y automatización, las cuales contribuyen a realizar un uso de la energía más eficiente:

Entre las funciones que puede realizar el sistema de control y automatización destacan las siguientes:

Ahorro en electricidad:

  • Control automático inteligente de la iluminación y la climatización en función de la luz y temperatura exterior, la zona, la hora del día o la presencia.
  • Control automático inteligente de toldos, persianas y cortinas en función de la luz y la energía solar.
  • Control automático del encendido y apagado de todas las luces.
  • Control o secuenciado de la puesta en marcha de electrodomésticos en función de las tarifas horarias.
  • Detección y gestión del consumo “en espera” de los electrodomésticos.
  • Programación de la desconexión de circuitos eléctricos no prioritarios.

Ahorro en el gasto en combustibles:

  • Detección de la apertura y cierre de ventanas cuando está activada la climatización.
  • Implantación de sistemas de control y regulación centralizados para detectar y avisar en caso de averías, como una fuga de gas, provocando un corte del suministro.

Ahorro en el consumo de agua:

  • Sistemas de control y regulación centralizados, detectan si se produce una inundación, dan señal de aviso, y provocan un corte del suministro.
  • Control inteligente de riego que a través de un sensor de humedad o de lluvia, detecta la humedad del suelo y de forma autónoma riega sólo cuando es necesario.
  • Sistemas de medición de la calidad del agua, facilitan la gestión del reciclaje de aguas grises.
  • Grifos inteligentes, gestionan el caudal y la temperatura del agua.

Un sistema de control y automatización permite obtener ahorros del orden de un 20% a un 40% en la energía consumida, recuperándose la inversión en algunos casos en un periodo inferior a los tres años. No obstante, las preguntas que nos pueden surgir tras conocer las ventajas de un sistema domótico o inmótico son: ¿Qué ahorro puedo conseguir? ¿Qué coste tiene la instalación de un sistema de control y automatización?

Cuantificación de ahorros

En Europa, el 40% del consumo energético total es debido a los edificios, por lo que éstos concentran un gran potencial de mejora para ahorrar energía.

La Unión Europea establece requisitos legislativos respecto a la necesidad de ahorrar en el consumo de energía. En el año 2010 publicó la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia energética de los edificios la cual se traspuso al ordenamiento jurídico español mediante el Real Decreto 235/2013, en el que se define el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

foto

Las herramientas informáticas disponibles para realizar la certificación energética de viviendas y edificios no contemplan la aportación de la Domótica ni de la Inmótica en la certificación energética de viviendas y edificios, por lo que Cedom ha desarrollado una metodología para evaluar como varía la calificación energética de un edificio o vivienda gracias a la implantación de un sistema de control y automatización. Esta metodología se basa en la Norma UNE-EN 15232 ‘Eficiencia energética de los edificios. Métodos de cálculo de las mejoras de la eficiencia energética mediante la aplicación de sistemas integrados de gestión técnica de edificios’, y para su aplicación es necesario conocer las características del sistema de control y automatización (en adelante BACS, acrónimo en inglés de ‘Building Automation and Control System’).

La metodología es de aplicación muy sencilla, y consta de cuatro etapas:

Paso 1. Evaluación de la calificación energética del edificio o vivienda mediante CALENER sin contabilizar ningún sistema de control y automatización

Para esta etapa, es necesario disponer de los datos técnicos del edificio, como por ejemplo orientación del edificio, año de construcción, distribución.

Por aplicación del programa CALENER se obtiene la calificación energética del edificio considerando que no se ha instalado ni Domótica ni Inmótica.

La aplicación de estos programas proporciona las emisiones de CO2 debidas al consumo energético. Al referirlas a un edificio de referencia según la misma aplicación, se obtiene la calificación energética del edificio, a la cual se le otorga una letra (‘A’ para los edificios más energéticamente más eficientes hasta la ‘G’ para los edificios energéticamente menos eficientes).

Paso 2. Determinación de la clase energética del BACS mediante la Norma UNE-EN 15232

En esta etapa es necesario conocer las características y funcionalidades del sistema de control y automatización. Para obtener la clase del sistema de control y automatización es necesario rellenar la tabla 1 ‘Lista de funciones y asignación a las clases de eficiencia del BACS’ de la Norma UNE-EN 15232.

En la citada tabla 1 se listan las diferentes funcionalidades que puede tener un sistema de control y automatización, y en qué grado están implementadas en el edificio.

Para cada una de las opciones se debe rellenar uno de los cuadros sombreados, debiéndose marcar el que otorgue mayor clase a esa característica.

Si en el sistema de control y automatización de la vivienda o el edificio no se ha implementado alguna de las funcionalidades de la tabla 1 se puede indicar que ‘No Aplica’, siempre y cuando se justifique el porqué no se ha considerado.

La clase energética del sistema de control y automatización será la menor de todas las clases obtenidas por cada una de las funcionalidades evaluadas. Por ejemplo, la clase de un sistema de control y automatización, en el que todas las funcionalidades hayan obtenido una clase ‘A’ excepto una que sea de clase ‘C’, es ‘C’.

La clase energética del sistema de control se obtiene tras haber rellenado todos los cuadros sombreados relativos a las funcionalidades que sean de aplicación, y se indica con una letra de la ‘A’ (Elevada eficiencia energética) a la ‘D’ (no eficiente energéticamente).

Estas letras de la clase energética del sistema de control no se deben confundir con las de la calificación energética del edificio o vivienda.

Paso 3. Determinación de los factores de eficiencia energética (fBAC) de acuerdo a la Norma UNE-EN 15232:2008

A partir de la clase energética del sistema de control, por aplicación de las tablas 5 a 13 de la Norma UNE-EN 15232 se obtienen los factores de eficiencia energética del BACS, fBAC. Estos factores miden el impacto de las funciones del BACS en el consumo anual energético del edificio. Indican el consumo energético del edificio objeto respecto a un edificio de referencia.

El factor de eficiencia energética térmica (fBAC, HC) evalúa el consumo de energía debido a la calefacción y la refrigeración y el factor de eficiencia energética eléctrica (fBAC, el) mide el consumo de energía debido a la iluminación.

Si los factores de eficiencia energética fBAC son menores de la unidad, significa que el edificio objeto consume menos energía que el edificio de referencia.

En la Norma UNE-EN 15232 se toma como referencia un edificio con un sistema de control y automatización de clase ‘C’.

Paso 4. Obtención de la calificación energética corregida a partir de los factores de eficiencia energética según la Norma UNE-EN 15232

La calificación energética del edificio obtenida mediante el programa CALENER se basa en que en el edificio de referencia no hay ningún sistema de automatización y control.

Para poder comparar esta calificación con la obtenida empleando la Norma UNE-EN 15232 se debe cambiar de referencia: se debe tomar como referencia un edificio en el que el sistema de control y automatización instalado no contribuye al ahorro energético. Por lo tanto, deben tomarse los factores de eficiencia energética fBAC, correspondientes a la clase energética ‘D’.

Para el cálculo del factor de corrección que permite obtener la calificación energética por aplicación de la Norma UNE-EN 15232, es decir, teniendo en cuenta la Domótica y la Inmótica, se divide el factor de eficiencia del edificio objeto (el cual tiene en cuenta el sistema de control y automatización) por el factor de eficiencia del edificio de referencia (edificio con un sistema de control y automatización de clase D).

Las emisiones del edificio con sistema de control y automatización son las obtenidas por aplicación del programa CALENER multiplicadas por el factor de corrección, como se indica en la siguiente tabla:

foto

La calificación energética del edificio teniendo en cuenta la contribución de la Domótica y la Inmótica se obtiene dividiendo Tc por T’.

A partir de la calificación obtenida en el paso 1 (letra que va desde la ‘A’ para los edificios más energéticamente eficientes hasta la ‘G’ para los edificios energéticamente menos eficientes) se obtiene una nueva calificación gracias a la aportación de la Domótica y la Inmótica.

Coste de un sistema de control y automatización

El coste de un sistema de control y automatización se puede recuperar en un periodo de tiempo, en los mejores casos, inferior a los 3 años. Dependerá del grado de domotización que nos permita obtener y de las funciones que queramos que realice.

Un sistema de control y automatización está compuesto por una serie de sensores que captan información (temperatura, humedad del aire, radiación solar, etc.), la cual transmiten a los actuadores, que son los dispositivos que realizan las acciones (encender el aire acondicionado o la calefacción, subir o bajar las persianas, encender/apagar la luz de una estancia o una zona, etc…). Cuantas más funciones deseemos que realice el sistema de control y automatización, mayor será el número de sensores y de actuadores y, por consiguiente, mayor el coste.

Para conocer el coste de un sistema de control y automatización, Cedom dispone en su página web de una herramienta para solicitar el presupuesto del sistema domótico o inmótico.

Para ello, se deben facilitar los datos del edificio o vivienda y responder a las preguntas relativas a las funciones que ha de realizar el sistema y recibiremos el presupuesto personalizado.

De esta manera, podremos saber qué nos están ofreciendo, a qué coste y qué grado de domotización obtenemos.

Para conocer el grado de domotización de las instalaciones domóticas, Cedom ofrece en su página web una tabla de niveles creada a partir de la experiencia y conocimientos de expertos en automatización de viviendas y edificios. Un sistema se considera domótico si alcanza el Nivel 1 de la tabla de niveles.

La tabla se divide en dos bloques: en la primera columna muestra las diferentes soluciones que pertenecen a cada una de las distintas aplicaciones domóticas. Cada solución tiene una importancia relativa distinta que se calcula de forma automática en la segunda columna de valoración,   siguiendo las puntuaciones establecidas para cada solución en el Informe Técnico UNE CLC/TR50491-6-3 ‘Requisitos generales para sistemas electrónicos para viviendas y edificios (HBES) y sistemas de automatización y control de edificios (BACS): niveles de domotización’.

En la segunda columna deben reflejarse todas las características de la instalación que se evalúan. Una vez cumplimentada, se suman los puntos obtenidos y en función del resultado y el número de de aplicaciones domóticas cubiertas se obtiene el nivel de domotización.

Se entiende por nivel de domotización o nivel domótico, el nivel asignado a una instalación domótica como resultado de la ponderación de los dispositivos existentes y las aplicaciones domóticas cubiertas. Se han definido tres niveles:

foto

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

Pladur

Aislamiento Enairgy Isopop

Pladur

Pastas

Pastas con muy buen acabado

Pastas

ENLACES DESTACADOS

Cevisama - Feria de ValenciaR+T StuttgartSmart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS