Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“Hacer más con menos recursos”

El Proceso de Diseño Integrativo en la Arquitectura

Julio Bermejo, arquitecto y socio fundador en Arquitectura Ambiental. LEED AP BD+C / project manager en construcción sostenible17/06/2015
foto

El Proceso de Diseño Integrativo (PDI) es un método fundamental y una de las primeras herramientas que el equipo de diseño utiliza en el comienzo y a lo largo del ciclo de vida de un proyecto de arquitectura sostenible. Se considera a este ciclo como una serie de etapas sucesivas que comienzan con la concepción inicial de ideas en las fases de pre-diseño y continúan con las de diseño, construcción y uso, hasta llegar a la deconstrucción o reutilización del edificio. El PDI no sólo es aplicable al campo de la arquitectura, sino también a cualquier tipo de diseño o proceso de toma de decisiones.

El espíritu del PDI se basa en un trabajo de equipo multidisciplinar y colaborativo, donde todos los miembros toman decisiones basándose en una visión compartida y en una comprensión integral del proyecto en sus aspectos técnicos, medioambientales, sociales y culturales. En otras palabras: El proyecto es concebido como un sistema, donde cada una de sus partes interactúan entre sí creándose relaciones que afectan al conjunto del mismo tal como si fuera un organismo vivo. El PDI es un proceso iterativo, no lineal, flexible y holístico, en contraposición al proceso de diseño tradicional, donde más decisiones son tomadas por menos integrantes de un equipo, muy a menudo de manera aislada.

foto

Fases

El PDI comprende tres fases. La primera (Concepción-Prediseño) es la más importante, en mi opinión, puesto que las decisiones y acciones que se llevan a cabo impactarán en mayor medida a lo largo del ciclo de vida del proyecto. Los cambios implementados en fases avanzadas de diseño y obra son más costosos y conllevan un mayor tiempo de implementación. En esta primera fase se han de establecer de manera objetiva los objetivos de sostenibilidad a alcanzar, investigar y analizar las relaciones del proyecto con su contexto construido y cultural, aprovechar e integrar en el diseño las sinergias relacionadas con el uso de la energía, agua y materiales, calidad de los espacios, salud y confort de los ocupantes. Además será necesario adecuar los objetivos planteados, el alcance y programa de proyecto al presupuesto y al planning establecidos (tiempo es dinero, y recursos…).

foto

Por ejemplo, analicemos el caso de una temprana toma de decisión proyectual en lo referente al diseño de un espacio donde se aprecian las distintas sinergias e interacciones entre sistemas: El utilizar estrategias de diseño pasivas de aprovechamiento de luz natural, optimizando el porcentaje de aberturas en fachada, eligiendo una carpintería y cristales de altas prestaciones, y utilizando colores claros en los espacios, repercutirá en una disminución de la potencia instalada de iluminación interior artificial, lo que reducirá las cargas internas del edificio. Esta disminución conseguida logrará que la potencia a instalar del equipo de climatización sea menor, lo que garantizará que el consumo energético y las emisiones de CO2 generadas se reduzcan.

La segunda fase (Diseño y construcción), incorporará y materializará todas las ideas, decisiones y oportunidades descubiertas, investigadas y analizadas en lo referente a la implementación de objetivos de sostenibilidad en el proyecto. La temprana identificación de sinergias entre los distintos sistemas supondrá un ahorro y optimización de recursos humanos, materiales y tiempo, lo que conllevará una mejora sustancial en las prestaciones medioambientales del proyecto.

La fase final (Ocupación-Uso) comprende la gestión del edificio y control de los sistemas instalados. Ha llegado el momento de ‘medir’ y controlar de manera adecuada y continua la performance de nuestro proyecto. Además, nuestro plan de acción debe contemplar el implementar medidas correctoras en caso de no lograr los objetivos propuestos por medio de inspecciones técnicas, auditorías energéticas y monitorización. El hecho de implementar el PDI en las fases tempranas de diseño repercutirá favorablemente en esta fase del ciclo de vida del proyecto y permitirá minimizar el coste de medidas de mejora. Si no son tenidos en cuenta los hábitos y patrones de uso de los ocupantes y la operatividad de los sistemas instalados, la diferencia entre la performance prevista y la operativa puede ser alta.

Conclusión

Cada proyecto es una oportunidad única, y en un entorno como el actual, con una creciente escasez de recursos y materias primas, calentamiento global, contaminación medioambiental en aumento, destrucción de ecosistemas naturales y un crecimiento desmedido del coste de la energía, nuestros criterios a la hora encarar un proyecto sostenible siguiendo la estrategia del Proceso de Diseño Integrativo apuntan a un objetivo claro y capital: Hacer más con menos recursos. Otros caminos a utilizar, dada la actual coyuntura, pueden resultar estériles e innecesarios.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Salón Internacional de la Piscina - Fira de BarcelonaASEFAVESmart Doors - IFEMA - Feria de MadridCevisama - Feria de Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS