El proyecto Everest identifica las principales barreras a la hora de renovar una vivienda

10/04/2014

10 de abril de 2014

PlasticsEurope, asociación que representa a los fabricantes europeos de materias primas plásticas, ha puesto recientemente en marcha el proyecto Everest, a través del cual pretende fomentar la rehabilitación del sector residencial en España. El objetivo principal de este ambicioso proyecto es identificar las principales barreras objetivas y subjetivas que dificultan actualmente la rehabilitación de viviendas y diseñar las estrategias para derribarlas. Como primer paso de este proyecto, PlasticsEurope ha llevado a cabo una encuesta en la que han participado más de 500 personas con el fin de entender mejor las razones por las cuales decidimos o no renovar nuestras viviendas.

En base a los resultados de esta encuesta, un 47% de los encuestados se plantea llevar a cabo una renovación en su vivienda, siendo los baños y la cocina las áreas prioritarias. De ellos, el 80% han mostrado su disposición a realizar obras para mejorar la eficiencia energética y confort de sus hogares. En este último grupo, un 44% cambiaría sus ventanas por otras más aislantes; un 31% cambiaría sus electrodomésticos por otros de mejor clasificación energética; un 28% cambiaría el sistema de iluminación por otro de menor consumo energético y un 25% mejoraría el aislamiento de fachadas y cubiertas para que su vivienda estuviera mejor aislada.

Para todo el conjunto de los encuestados, ya planeen o no hacer una renovación de su vivienda, las principales razones que les llevarían a tomar esta decisión serían, según este orden, la reducción de la factura de la luz o del gas; una mayor eficiencia energética de la vivienda y la mejora de su estado de conservación. En cuanto a las barreras, un 52,7% han contestado que no se plantean llevar a cabo una renovación en su vivienda. Las razones esgrimidas por los encuestados son: económicas (74%), impacto en la rutina diaria (36%) y por incomodidad, molestias, ruido y suciedad (34%).

Así, aunque la primera barrera a la renovación es la económica, es importante destacar que existen otras barreras que impiden que se realicen obras de renovación en las viviendas. El proyecto Everest quiere enfocarse en estas otras barreras tratando de ofrecer soluciones prácticas para solventarlas. Para ello, llevará a cabo una prueba piloto en una zona de actuación específica del área metropolitana de Madrid con un potencial de unas 1.400 viviendas. Para realizar esta prueba piloto, PlasticsEurope creará un consorcio multidisciplinar formado por fabricantes de materiales de construcción, técnicos y constructores que se regirán por un estricto código de calidad y que promocionaran activamente el I+D+i, tanto en procesos como en soluciones constructivas con el fin de satisfacer las necesidades y requerimientos de los usuarios finales.

En paralelo a la creación del consorcio multidisciplinar, PlasticsEurope desarrollará dos guías prácticas. Una guía destinada al usuario final en la que se explicarán tanto los beneficios de la renovación como los pasos a seguir para llevarla a cabo y otra guía destinada al prescriptor/constructor que recogerá las soluciones constructivas y los procesos de ejecución adaptados a los requerimientos del usuario final. En palabras de Manuel Fernández, director general de PlasticsEurope en la región ibérica, “los resultados de la encuesta que hemos llevado a cabo muestran que aunque la primera barrera para la renovación de viviendas es la económica, existen otras barreras sobre las cuales podemos actuar para ofrecer al usuario final más información y sobre todo más seguridad y confianza a la hora de iniciar un proyecto de renovación de su casa”.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cevisama - Feria de ValenciaSMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS