En marcha la 21ª edición del Máster avanzado en arquitectura sostenible y bioclimática

29/04/2013
En los últimos años la sociedad está experimentando un conjunto vertiginoso de cambios e influencias que deberían cambiar de forma definitiva ciertos aspectos de la promoción y la construcción de edificios. Por un lado nuevos y grandes problemas económicos y medioambientales (crisis financiera y económica internacional, crisis energética, calentamiento global, escasez de agua, problema de los residuos, contaminación, agotamiento de recursos, reducción de zonas verdes, …), y por otro lado rápidos y conflictivos problemas sociales (crisis de valores humanos, pérdida de poder adquisitivo, problemas de acceso al empleo, multitud de tipologías familiares, edificios vacíos, enorme rentabilidad inmobiliaria, corrupción administrativa inmobiliaria, escasez de suelo, disminución del espacio vital, globalización, pérdida de identidad, movimientos migratorios, desigualdades sociales, inseguridad ciudadana, rapidez de los cambios, materialismo exacerbado, etc….).

Pues bien, a pesar de los cambios vertiginosos de nuestra sociedad, de los enormes problemas medioambientales existentes, y de la actual crisis económica, financiera y de valores sociales, un gran porcentaje de la arquitectura actual sigue ciegamente paradigmas racionalistas creados hace más de 80 años, en una época en la que ni siquiera se podían adivinar los problemas actuales.

foto
Estos postulados racionalistas fomentan la realización de un tipo de arquitectura que, tanto conceptualmente, como por su propia sintaxis formal, deja de lado una enorme cantidad de requerimientos arquitectónicos, atentando necesaria e ineludiblemente contra el medio ambiente. El racionalismo ha logrado resultados formales simples y puros, tan impactantes visualmente como impactantes resultan en contra del medio ambiente (enorme cantidad de residuos para adaptarse a módulos y particiones arbitrariamente establecidos, estructuras portantes no reutilizables, imposibilidad de reutilización de la mayoría de componentes arquitectónicos, separación de los problemas arquitectónicos de los problemas de ingeniería, escasez de inercia térmica, tiranía de la forma, olvido del entorno y de la orientación solar, entendimiento parcial del edifico por cada profesional, escasez de aislamiento, puentes térmicos, preferencia por materiales contaminantes, etc….).

En el mejor de los casos, estos obsoletos paradigmas arquitectónicos se maquillan actualmente con fachadas ventiladas, cubiertas vegetales, jardines verticales y un enorme grupo de aditivos tecnológicos muy caros y muy poco eficaces, que persiguen tan solo un objetivo mediático y oportunista, y sobre todo, la obtención de certificaciones supuestamente sostenibles, que tan solo persiguen un interés económico, basado en la ignorancia de la sociedad. Estas certificaciones falsamente sostenibles no garantizan nada, adulteran el verdadero significado de la sostenibilidad, e inutilizan, todavía más, la labor del arquitecto, y su verdadero papel en la sociedad. Por si fuera poco, la totalidad de métodos de evaluación se centran en los aditivos tecnológicos incorporados, y en alguna solución constructiva, menospreciando por completo el diseño arquitectónico y la actividad profesional del arquitecto. Un diseño arquitectónico que, de hacerse correctamente, resolvería por sí mismo la mayoría de los problemas medioambientales que genera la arquitectura, evitando la necesidad de aditivos tecnológicos, y evitando sobrecostes económicos. De hecho, un correcto diseño es el único factor que puede resolver los problemas medioambientales del sector de la construcción (optimizando recursos, evitando emisiones y disminuyendo al máximo el consumo energético), garantizando un verdadero desarrollo sostenible de nuestra sociedad y de la arquitectura.

Por todo lo expuesto, el objetivo del Máster M.A.S. se centra en la definición de un nuevo paradigma en arquitectura. Una arquitectura perfectamente integrada en el ecosistema natural y capaz de satisfacer las necesidades físicas, económicas y espirituales de nuestra sociedad actual. Una arquitectura verdaderamente autosuficiente que resuelva los problemas medioambientales tan solo con correctas decisiones arquitectónicas, reduciendo al máximo su dependencia tecnológica, y su dependencia al sistema económico capitalista.

De este modo, en el Máster M.A.S. se analizan con detalle nuevas estrategias creativas, nuevas estrategias compositivas, nuevas metodologías de diseño, nuevos sistemas de calificación, nuevas tipologías arquitectónicas, nuevas soluciones constructivas, nuevos materiales, nuevas tecnologías, nuevas estrategias constructivas…… que, de forma conjunta, dan lugar a un nuevo lenguaje arquitectónico. Una nueva sintaxis que regule la actividad arquitectónica de los próximos años.

Puede encontrar más información sobre el Máster a través de este link.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de ZaragozaCevisama - Feria de Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS