Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

El primer trimestre de 2013, el peor de la historia reciente para el sector inmobiliario

22/03/2013

22 de marzo de 2013

En los primeros meses de 2013 el sector inmobiliario ha sufrido el equivalente a ‘una tormenta perfecta’: fin de la desgravación fiscal por la compra de vivienda, restricciones para acceder al crédito hipotecario, aumento del desempleo y pérdida de poder adquisitivo, la creación del banco malo y la venta masiva de viviendas con descuentos del 50% desde las entidades financieras, y el desplome de los precios y de la confianza de los españoles en la recuperación económica y en la clase política. Todo esto hace, según explica el consultor inmobiliario Eduardo Molet que el primer trimestre de 2013 sea, con diferencia, el peor que está viviendo el sector inmobiliario desde que comenzó la crisis.

Además, el anuncio hecho por el Sareb según el cual contempla vender en los cinco primeros años prácticamente la mitad de su cartera de viviendas, unas 42.500 unidades, acabarían con las esperanzas de recuperación del sector inmobiliario a medio plazo, según el consultor. “Si el banco malo cumple con estas previsiones, será con ventas con una rebaja del 75-80% respecto al precio de 2006. Esto conllevará, sin duda, una bajada aún mayor de los precios de la vivienda”.

foto
Eduardo Molet, consultor inmobiliario.
Por otro lado, el INE publica datos que indican que el número de transacciones de compraventa inician una tendencia al alza, unas cifras que en opinión de Molet no son reales. “Estos informes están contaminados con el número de transacciones que realizan los bancos entre sí, o a fondos inmobiliarios de los propios bancos, o incluso al Sareb. Las cifras reales de todo el sector, las del mercado libre de segunda mano, indican que la actividad está prácticamente detenida. Es casi imposible cerrar una operación en las condiciones actuales”.

A todo esto, ahora hay que sumar la resolución europea sobre la Ley hipotecaria española y la sentencia del Tribunal Supremo sobre las cláusulas abusivas, que harán que el grifo del crédito se cierre aún más. “El problema es que esta Ley debió cambiarse hace décadas, adaptándose a los cambios sociales. La Ley hipotecaria española es la propia de una época de posguerra (1943) y de una sociedad rural que vivía de alquiler en un país donde tan sólo el 7% de la población era propietaria y apenas había pisos en altura. A finales de los 60, con la modernización de la sociedad española, la Ley debió cambiarse. No hacerlo ha supuesto que el boom de la construcción y su burbuja posterior, hayan tenido lugar al amparo de una ley que sólo protegía a una parte: al banquero. Si no se ha cambiado antes ha sido porque las entidades financieras se han resistido y los diferentes gobiernos lo han aceptado”.

“El fallo del tribunal europeo que obliga a cambiar la Ley supondrá una reducción del número de hipotecas concedidas y un encarecimiento de las mismas”, concluye Eduardo Molet. En cuanto a la decisión del Supremo sobre las cláusulas abusivas, es el primer paso hacia una ley hipotecaria que cumpla con lo dictado por Europa: garantizar un mayor equilibrio entre las dos partes que firman los contratos hipotecarios y una mayor transparencia”.

TOP PRODUCTS

Pastas

Pastas con muy buen acabado

Pastas

Pladur

Aislamiento Enairgy Isopop

Pladur

ENLACES DESTACADOS

Smart Doors - IFEMA - Feria de MadridCevisama - Feria de ValenciaR+T Stuttgart

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS